Leches de Continuación

Leches de Continuación

La leche de continuación está pensada para bebés mayores a los cuatro o seis meses, y se utiliza hasta que el bebé puede consumir de forma normal leche animal sin tratamiento especial.