Archivo de la etiqueta: verano

Dieta depurativa para después del verano

Se acaba el verano y es frecuente que hayamos cogido unos kilos de más al haber cambiado nuestras costumbres: bebemos más refrescos y cervezas, picoteamos, nos damos más caprichos… en fin, es hora de poner las cosas en su sitio y volver a los buenos hábitos.

Si solo hemos cogido un par de kilos, con muy pocos ajustes volveremos a nuestro peso.

Para ayudarnos en nuestro objetivo son recomendables las dietas depurativas que nos ayudarán a:

  • Eliminar toxinas
  • reducir la hinchazón por el líquido acumulado
  • devolver a nuestra piel luminosidad

¿Que pasos debemos seguir?

  1. Beber agua: 1 vaso antes de las comidas y otro durante. Además de ayudarnos a eliminar líquidos por la diuresis también tiene efecto saciante.
  2. Toma té verde, te ayudará a liminar líquidos
  3. Disminuye la cantidad de grasa y aumenta la de fibra
  4. Reduce la cantidad de sal en las comidas
  5. Fija y mantén los horarios de cominas
  6. Elimina el picote y toma un tentempié (preferiblemente fruta, como la piña) a media mañana y a media tarde.
  7. Haz un desayuno fuerte
  8. La cena debe ser la comida más ligera del día
  9. Procura que los métodos de cocción sean siempre a la plancha, hervidos o al horno
  10. Reduce la cantidad de aceite en la cocción y en las ensaladas, lo ideal serían dos cucharadas al día.

Pero si eres de los que te gustan seguir dietas guiadas, te dejamos la dieta depurativa que nos recomienda la doctora la Dra. Teresa Valero, del Centro de Medicina Estética que lleva su nombre en Alcalá de Henares. Pero recuerda que esta dieta es solo para seguirla unos dias, no la debes prolongar en el tiempo, máximo siguela durante 5 días.

DIETA DEPURATIVA ( máximo cinco días)

DESAYUNO:

Café o té con leche desnatada

Tres rodajas de piña

COMIDA:

Caldo de verduras o ensalada natural aliñada con ½ cucharada de aceite de oliva.: (Lechuga, tomate, cebolla.)

Carne 150 g o Pescado 200 g

Postre: Infusión depurativa (Té verde, tila y menta-poleo)

MERIENDA:

1 yogur desnatado

Infusión depurativa ( Té verde, tila y menta poleo)

CENA:

Seis rodajas de piña

Postre: Infusión depurativa ( Té verde, tila y menta poleo)

 

Si tienes que perder más de 2 kg será mejor que consultes con un especialista para que te aconseje y recomiende una dieta que puedas mantener en el tiempo.

¿Te animas? Cuéntanos que tal te ha ido

Buenos hábitos para después del verano

Septiembre es el mes de las segundas oportunidades y aún estamos a tiempo de conseguir tanto los propósitos que nos fijamos a principios de año como de recuperarnos de los excesos del verano: terrazas, chiringuitos, vacaciones…

Seguramente nuestro cuerpo ya nos pedía volver a las rutinas saludables y dejar atrás los excesos.

Estas son nuestras propuestas para que lo consigas:

  1. Vuelve a las 5 comidas al día: en vacaciones solemos pasar muchas horas fuera de casa y nos saltamos los tentempiés, recuperalos y llegarás con menos hambre a las comidas principales.
  2. Come más sano incorporando más fruta, verduras y hortalizas. Controla los hidratos de carbono.
  3. Reduce al máximo la grasa en tu dieta: atrás quedaron fritos, empanados, salsas, helados cremosos, etc. Solo el 30% de nuestra dieta pueden ser grasas.
  4. Que no falte la fibra en tu dieta, en verano se nos suele quedar olvidada. Vuelve a los alimentos integrales.
  5. Reduce los caprichos: no se trata de que los quites todos, pero al ve reduciéndolos, incluso así los disfrutarás más.
  6. Bebe más agua: recuerda el objetivo de 2 l. al día.
  7. Mantén una buena higiene del sueño: dormir 7 u 8 horas es fundamental para rendir en el trabajo, en los estudios y en la vida ordinaria, incluso mejorará tu estado de animo al encontrarte menos con menos cansancio.
  8. Repara los excesos de sol en la piel y el cabello: los extras de hidratación son fundamentales en esta época.
  9. Incorpórate progresivamente al ejercicio diario. No pretendas empezar con el mismo nivel ni exigencia que cuando lo dejaste antes de las vacaciones, aunque el cuerpo sano se recupera rápidamente debes incorporarte a la rutina poco a poco.
  10. Hazte de un buen planificador, tu eliges en papel u online, pero anota tus tareas, programa la semana y luego disfruta marcando todo lo que has conseguido. Te servirá tanto para que no se quede nada en el tintero como para subirte la moral.
  11. Sé consciente de tu disponibilidad y fíjate objetivos alcanzables, si no te gusta el gimnasio o no hay ningún deporte que te entusiasme puedes andar todos los días una hora, bájate una parada antes del autobús, sube y baja por las escaleras… son muchas las opciones pero haz al menos una de ellas al día.
  12. Fijar tus objetivos con familia y amigos te puede ayudar a hacerlo mas divertido y alcanzable, os apoyareis los unos a los otros.

Recuerda fijarte un plazo para cada objetivo y haz el seguimiento de como lo consigues ¡te sentirás fenomenal!

15 trucos para evitar el síndrome postvacacional

Aunque todavía queda mucho tiempo de verano las vacaciones las vamos terminando escalonadamente, e incluso cada vez son más las personas que disfrutan sus vacaciones en septiembre y otoño.

Pero para todos llega el momento de incorporarnos a la rutina y a veces se nos hace muy cuesta arriba y padecemos lo que se viene llamando el síndrome postvacacional.

En realidad el problema viene de considerar el entorno del trabajo y la rutina como una esclavitud o si no queremos exagerar, si que lo vemos con connotaciones negativas. De hecho en las sociedades en las que se considera el trabajo como algo creativo y con sentido por si mismo no existe este síndrome postvacacional.

Pues bien, queremos recomendarte estos 15 trucos para que te resulte más fácil la vuelta de las vacaciones.

Si quieres profundizar un poco más en este tema te recomendamos nuestro artículo “¿Vuelta al trabajo?” en el que profundizamos con detalle en los síntomas y la forma de afrontar la vuelta a nuestro día a día.

Sangría: la bebida del verano

Si hay una bebida que se conoce en toda España y que a todos apetece en verano es la sangría. Es momento de conocer un poco de su historia y como podemos prepararla con y sin alcohol.

Según nos cuenta Tomás Enrique, experto en productos tradicionales de España:

“Existen dos historias que rondan los orígenes de la sangría, en la primera nos ubicamos en 1800 y encontramos la primera sangría nacida de la necesidad de los campesinos españoles y portugueses por refrescarse durante sus largas jornadas de trabajo aprovechando lo que tenían a mano, vino, melocotones, manzanas y cítricos. Por otro lado, nos vamos más atrás, al 1700 y nos encontramos una historia con creatividad y contrabando, donde los protagonistas, los marineros británicos, idearon una forma de pasar licor de forma inadvertida (simulando zumo de frutas) mezclándolo ron con miel, especias y trozos de frutas locales.”

¿Sabias que la sangría ocupa el puesto 11 en el ranking de las mejores bebidas del mundo según la CNN?

Como ocurre con numerosas recetas tradicionales no hay una unica receta, si no que depende de los ingredientes locales. Pero lo que no debe faltar nunca es vino, azucar y fruta.

Ingredientes para la receta tradicional de sangría española:

1 botella de vino tinto
2 naranjas
½ limón
1 manzana
2 melocotones
1 cucharada de azúcar
1 copa de brandy o licor de naranja
1 litro de refresco de naranja
1 rama de canela (opcional)

Preparación:

  • Mezclar el vino en una jarra lo suficientemente grande con el zumo de una de las naranjas, la copa de licor y medio limón
  • Añade seguidamente la rama de canela y el azúcar, remueve bien hasta que el azúcar se haya disuelto por completo
  • Lava y pela la fruta, córtala en trozos medianos, más pequeños que grandes, y añádelos a la jarra
  • Deja reposar de un día para otro si tienes tiempo. Así la fruta macerará en el alcohol junto con el zumo, consiguiendo que la sangría tenga un sabor fantástico.
  • Al día siguiente, presenta la jarra y añade el refresco de naranja justo antes de servir en copas con mucho hielo

¡Chin-chin!

A partir de aquí puedes hacer la variaciones que quieras, por ejemplo con el licor, si lo prefieres puedes utilizar ginebra y vermut.

También puedes preparar una deliciosa sangría sin alcohol. Estos son los ingredientes:

 

 

2 tazas de agua caliente

2 bolsas de te negro o dos cucharadas de te negro en polvo

2 ramas de canela

1/2 taza de azucar

3 tazas de zumo de granada

1 taza de zumo de naranja

naranja, limon, lima, manzana, melocoton y la fruta que quieras cortadas en trozos

agua mineral

Preparación:

  • Coloca en el agua caliente las bolsas de té y las ramas de canela durante 5 minutos, después saca las bolsas de té y endúlzalo.
  • En una jarra grande mezcla el té, las ramas de canela, los zumos y las frutas; después refrigéralos por una hora.
  • Por último, antes de servir, coloca en un vaso hielo y agua mineral, después llena el vaso con la mezcla que ya preparaste.

¡A disfrutar!

 

¿Cómo preparar tu botiquín de verano?

En verano nos toca disfrutar de más tiempo libre, viajar, y vivir aventuras para las que durante el año no tenemos tiempo.

Sea cual sea la actividad que vayamos a hacer es imprescindible que tengamos con nosotros un completo y a la vez ligero botiquín que nos evite incomodidades y sustos, aunque claro habrá que adaptarlo a cada actividad o zona geográfica concreta en la que vayamos a estar.

Te dejamos estos consejos para que prepares tu botiquín fácilmente:

  1. En primer lugar debemos pensar que actividad vamos a realizar y que riesgos y posibles lesiones pueda implicar, en función de esta información tendremos que añadir todo lo necesario.
  2. Hora del día en la que vamos a practicar principalmente las actividades: de ello dependerá incluir más o menos protección solar.
  3. Destino: cada zona geográfica tiene una serie de enfermedades asociadas, infórmate en la agencia o en los servicios de salud para que no te falte ninguna vacuna antes de ir e incorpora toda la medicación que te recomienden. Aunque sea en un pais sin riesgos de enfermedades contagiosas a veces el estar cerca del mar o lagos o estar en montaña hará que necesitemos más una medicación u otra.
  4. Medicación habitual: tanto si tomas de forma crónica algún medicamento o si utilizas algún analgésico concreto de forma habitual debes incorporar a tu botiquín más cantidad de la que vayas a necesitar. Piensa que lo puedes perder y que dependiendo de donde vayas a estar no siempre es fácil encontrarlos.
  5. Viajar con niños: cuando viaje¡amos con niños o personas mayores tenemos que prestar especial atención a sus necesidades, ya que son distintas a las de la edad adulta.

De forma general debes incluir siempre en el botiquín de viaje:

  1. Material de curasapósitos, apositos para rozaduras, tijeras, esparadrapo, antiséptico, vendas elásticas, y sobre todo asegúrate antes de salir que sabes cómo utilizarlos.
  2. Antimosquitos y calmantes de picaduras: los mosquitos dan tanta lata y a veces son portadores de numerosas enfermedades. No olvides clamantes para el picor, te lo harán más llevadero.
  3. Antidiarreicos y laxantes: los extremos nunca son buenos. Los cambios de horarios, el tipo de comida la higiene y la conservación de los alimentos en verano nos pueden provocar transtornos intestinales con frecuencia.
  4. Antiácidos: es frecuente que en vacaciones comamos más de la cuenta y que nos siempre los alimentos sean los que mejor nos sientan. Es tiempo de darse caprichos, así un antiácido te evitará padecer ardores y malestar de estómago.
  5. Termómetro: no ocupa lugar y es fundamental ante cualquier malestar conocer con certeza la temperatura corporal.
  6.  Debemos incorporar la medicación que habitualmente tomemos contra el dolor y la fiebre.
  7. Polvos de talco: además de ser muy eficaces contra las manchas te evitaran rozaduras en pliegues y si vas a andar mucho también te pueden echar una mano.
  8. Si eres alérgico no te olvides de los antiestamínicos, porque aunque no sea época de polen ya sabemos que en verano pueden producirse situaciones que nos empeoren a causa de ácaros y polvo.
  9. Protección solar e hidratantes para la piel: fundamentales.
  10.  Si eres de los que te mareas viajando no olvides medicación contra el mareo, te alegrarás.

Y si viajas con mascotas, consulta con tu veterinario ya que ellos también pueden necesitar alguna medicación o cuidados concretos.

El asma en verano: consejos

Aunque es en invierno cuando mayor numero de casos críticos se presentan a causa del asma o EPOC, las personas que lo padecen pueden pasarlo muy mal en verano, debido principalmente a la combinación de calor y humedad, que se coloca en las vías respiratorias y dificulta la inhalación de aire en los asmáticos.

Esta situación se presenta especialmente en:

  • Climas mediterráneos donde impera el bochorno y la quietud del aire.
  • En ambientes pirenaicos donde la humedad inherente a las elevadas precipitaciones se combina con las emanaciones de la vegetación, el calor y la abundancia de polen de flores de los prados de siega.

Por un lado, el clima cálido provoca que el cuerpo tenga que trabajar más para mantener una temperatura corporal normal, con lo que se requiere más oxígeno. Esto puede hacer que la respiración en pacientes con asma o EPOC sea aún más difícil de lo que ya es. Por otro lado, las altas concentraciones de ozono debido al mayor número de horas de sol y el aumento de la temperatura provocarían síntomas como dificultad para respirar, sibilancias y tos o infecciones de las vías respiratorias inferiores.

El Programa Respirar es Vida, nos recomienda estos consejos para evitar tener crisis respiratorias en verano:

  1. No confiarse y abandonar la medicación durante el verano: llevar el tratamiento suficiente para cubrir todas las vacaciones e incorporar la toma de medicación en la rutina diaria
  2. Mantenerse hidratado, manteniendo así una adecuada temperatura corporal. Se recomienda beber una media de ocho vasos de agua diarios, independientemente del nivel de actividad o de la sed. Si el nivel de actividad es alto hay que aumentar la cantidad de agua que bebemos.
  3. Usar ropa ligera, mejor holgada y transpirable. Nos ayudará también a regular la temperatura corporal.
  4. En los días más calurosos, evitar salir al exterior en las horas de más calor. Buscar interiores con aire acondicionado o darse una ducha fría para bajar la temperatura del cuerpo.
  5. Salir temprano o una vez el sol se haya puesto. Si se va en coche, aparcar en zonas de sombra y colocar protectores solares en el vehículo.
  6. Tener en cuenta la humedad: muchas zonas son excesivamente calurosas y húmedas, lo que puede dificultar la respiración.
  7. No realizar ejercicio físico en condiciones climatológicas adversas o en áreas altamente contaminadas. Se recomienda beber muchos líquidos y hablar con el médico antes de empezar cualquier ejercicio riguroso.
  8. Mantenerse activo, pues es crucial para llevar una vida sana y positiva y además ayuda a reducir la dificultad para respirar.
  9. Cuando los meses de verano requieren que se permanezca en el interior en aquellos días demasiado calurosos o húmedos, buscar alternativas para mantenerse activo.
  10. Cuando vayas de vacaciones localiza siempre el centro médico más cercano, por si se presenta alguna urgencia.

El agua: tu mejor aliado en verano

Sabemos que mantenernos correctamente hidratados es fundamental tanto para la salud como para mantener nuestra piel bella, pero en verano cuando suben las temperaturas la hidratación adquiere una imporatancia vital sobre todo en personas mayores, niños y personas que por su estado de salud o trabajo sean especialmente sensibles a sufrir episodios de deshidratación. De hecho, no debemos olvidar que

“el agua es el alimento más importante en la dieta”

Si quieres ampliar información sobre todos los beneficios que te aporta el agua lee nuestro articulo

El agua es la base de una vida saludable

Dada la importancia de hidratarnos adecuadamente, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, ha presentado una guía para la correcta hidratación en verano que te invitamos a seguir:

2019-guia-hidratacion

 

Debiendo prestar una especial atención a los grupos de riesgo como son:

 

Cuida tu cabello en verano

Si ya de por sí, para tener el cabello sano y bonito durante todo el año hacen falta una serie de cuidados, en verano estos cuidados se hacen más necesarios y la protección y la hidratación del mismo, deben aumentar ya que el agua, el sol, el cloro, la brisa, el salitre, la arena, etc son elementos que dañan tu cabello.

Así que, al igual que protegemos nuestra piel al estar expuesta al sol, también debemos hacerlo con el pelo para que luzca sano y bonito.

Estas son las rutinas que te recomendamos para conseguirlo:

Protector solar

De la misma forma que existen productos protectores como cremas hidratantes o ‘after sun’ que generan una película sobre la piel para protegerla de la radiación de los rayos solares, los hay para proteger e hidratar el cabello antes y después de tomar el sol.

También es importante cubrirse la cabeza con un pañuelo o un sombrero de paja que permitirá la transpiración y reducirá la incidencia directa de los rayos del sol previniendo otro tipo de problemáticas como la insolación.

Peinados

El cabello recogido es muy práctico para quienes llevan media melena o pelo largo: previene enredones y permite llevar el rostro despejado para nadar o tomar el sol y, además, no da tanto calor.

Puedes recogerlo en una cola de caballo o un moño, aunque lo más práctico es hacerse una trenza: el pelo se mueve con menos libertad y podrás peinarlo mejor al regresar a casa.

Independientemente del peinado elijas, ten cuidado con la raya del pelo, es preferible recoger todo el cabello sin dejar el cuero cabelludo al aire: es una zona sobre la que no suele aplicarse protector solar y el resto del cabello puede cubrirlo para evitar que los rayos de sol incidan sobre él y puedan quemarlo.

Lavado

Si bien el verano es una época en la que el cabello está a remojo en más ocasiones, no significa que se pueda reducir el número de lavados: el cloro en la piscina y la sal en el mar son dos agentes que son perjudiciales para el pelo, en especial si este lleva algún tipo de tratamiento como las mechas, que pueden incluso decolorarse.

Por ello es importante mantener o incluso aumentar la rutina de lavados y también aclarar la melena con frecuencia después de los baños aplicando productos hidratantes.

Acondicionador

Para ayudar a peinar y desenredar el cabello tras estar en contacto con el cloro, la arena o la sal, es recomendable que la sesión de lavado y peinado se lleve a cabo poco tiempo después del baño. Además, para ayudarte a devolver cada pelo a su lugar un acondicionador será, sin duda, un gran aliado.

Secado natural

Las planchas y los secadores vienen muy bien para conseguir determinados acabados o para eliminar la humedad en invierno o antes de dormir, pero también pueden quemar y estropear el pelo.

El verano es la época perfecta del año para olvidarse de estas herramientas y dejar que el cabello respire y siga un proceso de secado natural.

Hidratación

Para combatir la sequedad producida por el sol y reducir la posibilidad de que se abran las puntas y se quiebre el cabello es recomendable mantener la melena hidratada y para ello puedes aplicar una mascarilla después del lavado.

Además de aportar beneficios a tu pelo, la variedad que existe hoy en día de estos productos en el mercado te permitirá escoger entre múltiples ingredientes y aromas.

En El Boticario en casa te ofrecemos una amplia gama de productos especialmente elegidos para cuidar tu cabello:

Preparados, listos, ya: ¡operación bikini!

Con la recien estrenada primavera y la subida de temperaturas nuestros armarios se van llenando de ropas más ligeras y queremos estar a punto para ese temido momento de volver a ponernos el traje de baño.

Si no nos hemos vuelto locos y solo son unos poco kilos los que tenemos que perder, la operación bikini será llevadera, el problema viene si los abrigos, jerseys gordos y bufandas han estado escondiendo un aumento considerable de peso… ¿cuál es tu caso?

Lo ideal es poder contar con un año de antelación para poder alcanzar nuestro objetivo cuando queremos perder mucho peso y/o cambiar considerablemente nuestra forma física, ya que los cambios bruscos perjudican a nuestro organismo además de favorecer el temido efecto yo-yo en el que recuperamos rápido el peso que hemos perdido rápido. Además forzar un cambio fisico en poco tiempo física y psicológicamente nos va a pasar una factura elevada.

Hoy nos centraremos en una puesta a punto media, de forma que nos plantearemos elaborar un plan de acción, seguir un plan es la clave. Si to tienes una hoja de ruta elaborada lo más frecuente es que te aburras y desistas.

¿Cómo comenzar la operación bikini?

Lo primero que debemos hacer es mentalizarnos, tenemos que ser conscientes de que va a resltar duro cambiar nuestros hábitos pero tenemos que recordar en todo momento que eso es lo que queremos y el conseguirlo nos va a aportar (además de una mejora de la salud y de una figura bonita) una gran satisfacción, ya que el mérito será nuestro, lo habremos conseguido nosotros.

No se trata de adelgazar. Se trata de llevar una vida sana, con hábitos saludables. Y la consecuencia será la pérdida de peso y una mejoría considerable de nuestra salud y de nuestra forma física.

TRES PRIMEROS MESES

Al principio estableceremos las bases de nuestra planificación procurando que sea lo más equilibrado posible. E iremos interiorizando y fijando en nuestra rutina los hábitos saludables que nos hayamos fijado, tanto alimenticios como de ejercicio y salud en general.

CUARTO Y QUINTO MES

Seguro que ya hemos comenzado a notar unos cambios maravillosos en nuestro cuerpo.

Nuestros hábitos ya estarán más que asumidos y podemos ser un poco más exigentes aumentando la intensidad de los ejercicios físicos y eliminando más hábitos no deseables tanto en la dieta como en nuestra vida ordinaria: tabaco, horas de sueño, cosmética, etc.

SEXTO Y ULTIMO MES

Ahora ya te miras al espejo y ves unos cambios considerables, esa persona que comenzó la operación bikini y que está consiguiendo todos los objetivos intermedios estará muy motivada y se siente seguro mucho mejor consigo misma. Nuestra autoestima va en aumento.

Nuestro cuerpo no sólo es más bonito si no que también es más sano.

Y como último paso, el más importante: la constancia. Ya has comprobado que haciendo las cosas bien te sientes mucho mejor, por dentro y por fuera, así que hay que mantener estos nuevos buenos hábitos en el tiempo y mantenerse en los objetivos alcanzados.

Para hacer una buena operación bikini necesitas:

  • Actividad física acorde con un estado físico de partida así como con tus condiciones y circunstancias personales.
  • Actividad social, no lo hagas sólo el sentirte acompañado sobre todo en los primeros meses de reforzará en tu esfuerzo.
  • Alimentación: es uno de los grandes pilares de la operación bikini, pero no el único.
  • Descanso: dormir bien es fundamental para la salud y para nuestra línea, el dormir menos horas de las recomendadas en un adulto (8 horas) nos conlleva a engordar, además de no recuperar nuestro organismo con los consiguientes problemas de salud que acarrea.
  • Higiene personal y aspecto cuidado. Si el arreglarnos y vernos bien nos ayudará a mantenernos en nuestros objetivos.
  • Eliminar sustancias toxicas: eliminar el tabaco y el alcohol es fundamental para conseguir esa vida saludable que deseamos.

Tres consejos para la operación bikini:

  1. Constancia: no te saltes el plan que has elaborado ni un solo día.
  2. No tengas prisa, te hará perder la fe.
  3. Disfruta de todo lo que consigas, por pequeño que sea, es un paso que te acerca al objetivo final y lo has conseguido tú, solo tú.

¿Te gusta la cerveza? Descubre sus beneficios

Llega la primavera y con el calor la bebida que más solemos consumir es la cerveza. Pues veremos que con un consumo moderado además de refrescarnos tiene beneficios para nuestro sistema cardiovascular. Vamos a ver cuales son estas ventajas.

Un estudio presentado en 2015 en el XXVVIII Congreso de la Sociedad Canaria de Cardiología, que se celebró en Las Palmas y dirigido por el doctor Ramón Estrunch (Consultor Senior en Medicina Interna del Hospital Clinic de Barcelona) demostraba que:

El consumo moderado y regular de cerveza en las comidas principales, podría ejercer un efecto protector en la aparición y progresión de la arteriosclerosis, así como sobre distintos factores de riesgo cadiovascular, especialmente en la población con riesgo cardiovascular moderado-alto.

Para comenzar diremos qué se entiende por consumo moderado de cerveza:

  • En hombres no deben sobrepasarse 3 cañas al día (unos 600ml.)
  • En mujeres no deben sobrepasarse 2 cañas al día (unos 400 ml.)

En la investigación se estudió un grupo de pacientes con elevado riesgo cardiovascular de entre 55 y 80 años, a los que durante 28 días se les suministró una bebida destilada sin polifenoles, cerveza tradicional y cerveza sin alcohol sin sobrepasar el consumo moderado. Y estos fueron los resultados:

  • los marcadores inflamatorios y la estabilidad de la placa de ateroma (cúmulo de grasa en la arteria) relacionados con la enfermedad cardiovascular se vieron reducidos tras la ingesta moderada de cerveza.
  • la composición corporal no se vio afectada tras el consumo moderado de cerveza. Así, el peso, el índice de masa corporal o la relación cintura-cadera no se vieron alterados tras la ingesta moderada de cerveza. La cerveza contiene un 90% de agua por lo que no es la culpable de la obesidad ya que supone un porcentaje muy bajo en la ingesta total de calorías diarias que en hombres está en 2500 kcal y 2000 kcal para las mujeres.
  • Reduce la presión arterial, especialmente en el caso de la cerveza sin alcohol.
  • Aumentó el HDL (colesterol bueno) y la concentración de células progenitores endoteliales lo que representa un aumento de la capacidad de regeneración del endotelio (tejido formado por una sola capa de células que tapiza interiormente el corazón y otras cavidades internas)
  • Además la cerveza al ser una bebida fermentada elaborada a partir de ingredientes naturales contiene vitaminas y minerales además de ser fuente de compuestos biactivos como los polifenoles.

La clave de esta diferencia se encuentra en los polifenoles que contiene. Además se le atribuyen a los componentes no alcohólicos de la cerveza beneficios en la salud por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Así el estudio concluye diciendo que el consumo de alimentos ricos en polifenoles podría ayudar a disminuir las enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas o diabetes.

Por todo lo visto el consumo de cerveza tradicional con o sin alcohol puede ser una opción saludable para acompañar las comidas, siempre con un consumo moderado.