Archivo de la etiqueta: vacaciones

Cómo evitar el estreñimiento en verano

Con la llegada del verano y de las vacaciones suele llegar también un problema frecuente: el estreñimiento.

Suele estar causado por el cambio de hábitos tanto en la alimentación, como en horarios y en el tipo de dieta en sí, por eso debemos adelantarnos y tomar precauciones para evitar este problema tan molesto.

En vacaciones nos levantamos más tarde, trasnochamos, disminuye la actividad física, perdemos los horarios para las comidas y,nos descontrolamos un poco. Estos irregularidad produce cambios en nuestros ritmos intestinales y como consecuencia aparece el estreñimiento y con él: pesadez y dolor de estómago e incluso si perdura pérdida de apetito, dolor de cabeza y malestar general, además de otras consecuencia mayores si no se soluciona a tiempo.

Para evitarlo os dejamos estos consejos que nos ayudaran a disfrutar de las vacaciones y del buen tiempo:

Tomar abundante fibra. La mayor fuente de fibra está en la fruta y la verdura y más aún si no le quitamos la piel. Lo más recomendable es tomar cinco piezas de fruta y verdura al día, así como legumbres, ya que nos aportan una gran cantidad de fibra, lo que nos será de gran ayuda para mantener en buen estado nuestra flora intestinal.

Beber agua. Para conseguir el efecto deseado, tenemos que acompañar la ingesta de fibra con agua, por lo que se recomienda tomar entre 1,5 y 2 litros al día. La hidratación es fundamental en verano para evitar problemas de salud.

Reducir el consumo de carne y aumentar el del pescado (mejor si es azul). De este modo, reduciremos el nivel de grasas saturadas, lo que beneficiará nuestra salud.

Evitar alimentos astringentes. Debemos tomar alimentos que favorezcan el tránsito intestinal como por ejemplo la ciruela o el kiwi, y evitar el exceso de algunos otros como la zanahoria.

Elegir las versiones integrales de los alimentos. Al mismo tiempo que beneficiamos nuestra salud, también nos aportarán fibra que es esencial para el tránsito y la salud de la flora intestinal. Además, la fibra tiene efecto saciante, por lo que tendremos menos necesidad de picar entre horas.

Actividad física. Aunque estemos de vacaciones, hay que intentar mantener un mínimo de actividad física diaria. Podemos aprovechar que no tenemos problemas de horarios para ir a los sitios caminando u optar por las escaleras en lugar del ascensor. Además, tanto la playa como la montaña son destinos ideales para realizar todo tipo de actividades al aire libre.

Tomar infusiones. Al llevar agua y estar compuestas por ingredientes específicos, favorecen una mejor digestión y el buen funcionamiento de nuestro intestino.

Reducir el consumo de alcohol y tabaco. Ambos afectan a la salud de nuestra flora intestinal, por lo que es recomendable limitar todo lo posible su consumo.

Establecer horarios. Aunque estemos de vacaciones y no tengamos preocupaciones, conviene fijar, en la medida de lo posible, los horarios tanto para comer como para ir al baño, así nuestro cuerpo se acostumbrará a una cierta regularidad.

probiodem-500x500

Ciertos productos a base de prebióticos y probióticos (simbióticos) pueden ayudarnos a conseguir una flora intestinal saludable y a regularizar nuestra función intestinal. Lo ideal es consultar a un especialista el producto que mejor se adapte a nuestras necesidades.

¿Tienes síndorme postvacacional? ¿Y los domingos?

Para la mayoría ya se han terminado las vacaciones y es muy frecuente que esta vuelta a la rutina se nos haga cuesta arriba y no nos sintamos en nuestro mejor momento. En realidad esta sensación es similar a la que sentimos todos los fines de semana el domingo por la tarde – noche cuando tomamos conciencia de que el periodo de descanso se nos termina … ¿Cómo podemos identificar si realmente tenemos este tan frecuente y natural síndrome postvacacional?

fvacaciones

Las principales características que lo definen son:

  1. En primer lugar debemos decir que es un síndrome de adaptación pasajero. No es una depresión ni una enfermedad, sólo un proceso de adaptación.
  2. No suele durar más de dos semanas y se manifiesta tanto con síntomas físicos como psíquicos:
    • Cansancio
    • Dificultad para dormir, insomnio
    • Dolor de cabeza
    • Molestias digestivas
    • Tensiones musculares
    • Ansiedad
    • Irritabilidad
    • Apatía
    • Tristeza, etc.
  3. No te sientas un bicho raro por sentirte mal, ya que afecta a un 40% de la población ¡¡¡casi la mitad!!! Háblalo con tus compañeros y amigos y verás como ellos están igual que tú.

Si quieres sobrellevarlo con más facilidad estos son algunos consejos para hacer esta vuelta a la rutina más llevadera:

  1. Fracciona las vacaciones lo que puedas. Lo ideal serían bloques de 10 días, aunque ya se sabe que no siempre es posible. Pero desde luego no agotes todas las vacaciones en un único período de tiempo. Evitarás el llegar tan cansado.
  2. Evitar poner todas las expectativas de disfrute en las vacaciones. Debemos procurar realizar actividades agradables y que nos sirvan para desconectar durante todo el año, no solo en el período vacacional.
  3. Las vacaciones están para descansar no para vaguear. Pasar gran parte del tiempo durmiendo no nos aporta tantos beneficios como pensamos.
  4. Mantengamos la mente activa y realicemos actividades culturales como leer, asistir al teatro, o aprender algo nuevo.
  5. Aprovecha para mejorar las relaciones familiares y con amigos en los periodos de descanso.
  6. Al final del periodo vacacional procura realizar una actividad intensa que te ayudará a mantener una sensación muy satisfactoria durante un largo periodo de tiempo que te mantendrá animado en esos primeros días de vuelta al trabajo.
  7. No quieras hacerlo todo el primer día: en el trabajo en casa organízate para que sea progresivo el retomar el ritmo de trabajo.
  8. Incorpórate un jueves y tendrás el fin de semana más cerca para volver a cargar las pilas.
  9. Rebaja la ansiedad realizando actividades agradables al finalizar el día: deporte, yoga, salir con amigos, etc. Esto ayudará a rebajar la tensión al final del día.
  10. No te olvides de que los niños también sufren la vuelta al cole, procura no trasmitirles sensaciones negativas.
  11. Los animales no están exentos de sufrir también ya que de pronto pasan menos horas con sus dueños y pueden estar nerviosos e irritables, ladran mas e incluso pueden morder. Devolverles una rutina ordenada les ayudara a retomar la normalidad.
  12. Por último y como en todo: poder al mal tiempo buena cara hará menos pesado el final de las vacaciones.

Y tú ¿tienes algún truco para sentirte mejor a la vuelta de las vacaciones? ¿Cómo sobrellevas los lunes? Cuentanoslo y seguro que muchos te agradeceremos tus consejos.