Archivo de la etiqueta: ojos

Problemas oculares comunes por el uso de lentillas

El uso de lentillas nos hacen que tener una visión adecuada nos resulte más practico, cómodo y para algunas personas más estético. Sin embargo pueden causar pequeñas molestias que debemos evitar.

Los problemas que se presentan más frecuentemente al usar lentillas son:

  • Rechazo en forma de irritaciones leves o infecciones oculares como la conjuntivitis. En algunos casos los pacientes sufren una inflamación corneal llamada queratitis que si no recibe tratamiento rápido puede tener consecuencia graves.
  • Rechazos debidos a un mal uso o por un mantenimiento deficiente. Algunas personas por más que lo intentan sienten aprensión o no tienen la pericia suficiente y se acaban haciendo daño. Otros simplemente son negligentes con las medidas higiénica necesarias para este tipo de producto sanitario.
  • Problemas debido a la sequedad ocular, es decir, cuando tenemos los ojos secos por falta de lágrima. Acoplar una lente de contacto impide o dificulta la oxigenación del ojo, lo que produce rechazo o bien nos obliga a usar lágrimas artificiales. Algunos de estos rechazos se pueden producir por defectos en la lentilla o por un mal ajuste al ojo.
  • Molestias relacionadas con la contaminación ambiental (humo, polvo, etc) y el polen. Estas pequeñas partículas en suspensión pueden acabar acumuladas en la lentilla dando lugar a irritaciones y molestias.
  • Además cuanto más dioptrías, más gruesa es la lente de contacto y mayores son las probabilidades de sufrir problemas.

Recomendamos que visitéis a vuestro óptico primero, ya que éste será capaz de evaluar el problema y asegurarse de que no hay un problema mayor. También pueden evitar que pequeñas irritaciones se conviertan en dolorosas y peligrosas.

Ahora, repasamos los problemas que se presentan más frecuentemente cuando usamos lentillas, y como podemos solucionarlos:

● Incomodidad al final del día: muchos usuarios de lentillas sienten incomodidad al final del día. Las lentillas de hidrogel de silicona han sido diseñadas para contrarrestar estos problemas permitiendo que más cantidades de oxígeno lleguen al ojo. Es común para las personas que sufren de sequedad en los ojos cambiar a unas lentillas con menos contenido en agua. Aunque esto suena paradójico, para algunos usuarios, las lentillas con más contenido en agua pueden secarse más fácilmente, lo que puede agravar los síntomas del ojo seco. Consulta a tu oftalmólogo antes de cambiar de lentillas. Para algunos usuarios el malestar puede ser resuelto reduciendo el número de horas al día que se usan las lentillas, por ejemplo, usando las gafas por la tarde después del trabajo en vez de llevarlas hasta que se va a acostar.

Sequedad ocasional con el uso de lentillas: la sequedad ocasional puede ser aliviada temporalmente con el uso de gotas para los ojos. Sin embargo, tienes que asegurarte de que esas gotas son las adecuadas para usar con lentillas. No todas las gotas son compatibles con todas las lentillas, así que es importante que tu óptico te indique cuáles usar. Si los síntomas se dan por un largo periodo de tiempo, tu óptico puede que te sugiera cambiar de marca de lentillas a unas que combatan la sequedad de los ojos.

Notar las lentillas en el ojo: el hecho de que puedas notar las lentillas cuando las usas puede deberse a un mal ajuste. Como todos los ojos son diferentes  las lentillas deben ser adaptadas a unos requerimientos específicos. Notarás las lentillas en el ojo cuando el diámetro o base curva no hayan sido medidos adecuadamente. De igual manera, si las lentillas no están lo suficientemente curvadas, puede que se desplacen al parpadear. No es raro que las lentillas del tamaño inadecuado dañen la córnea. Por eso es importante que nunca deberías usar otras lentillas que las suyas. Incluso cuando cuidas adecuadamente las lentillas, con el tiempo pueden desarrollar residuos, que no se pueden quitar. Esto puede hacer que notes cada vez más las lentillas. En estos casos se aconseja que te quites las lentillas y uses las gafas hasta que puedas acudir a ver al óptico. A veces cambiar de productos para el mantenimiento es todo lo que necesitas, o quizá necesites cambiar a lentillas diarias.

Quemazón al ponerse las lentillas: sentir quemazón puede ser una señal de que las lentillas están contaminadas. Como las lentillas absorben fluidos, también pueden absorber cualquier crema, aceites, suciedad o cualquier sustancia que contacten con ellas, que provocarán quemazón cuando toquen tus ojos. Lávate las manos siempre antes de tocar las lentillas y los ojos para prevenir la contaminación de las mismas. Usa jabones libres de perfumes o agentes humectantes, así como toallas limpias.Otra opción es usar lentillas diarias, ya que evitan la contaminación al tirarlas al final del día en vez de reusarlas. Si no eres capaz de ponerte las lentillas sin experimentar incomodidad te recomendamos que no las uses y que consultes con el óptico. Mientras tanto, es buena idea que tengas un par de gafas para usarlas.

Ojos rojos, dolor, hinchazón de los ojos que pueden producir secreciones: en este casoi deja de usar inmediatamente las lentillas y consulta con el óptico. Te recomendamos que tengas siempre un par de gafas en casa y en la oficina para usarlas en caso de que necesites quitarte las lentillas de repente.

No cumplir con los cuidados necesarios de las lentillas: el malestar usando las lentillas está a menudo asociado con unas lentillas sucias o con usarlas más tiempo del recomendado. Si quieres evitar que se te irriten los ojos, las lentillas nunca deben ser usadas más tiempo del que te ha indicado el óptico. Si crees que los procesos de limpieza de las lentillas son un problema para tu día a día siempre puedes cambiar a lentillas diarias, que no requieren cuidados. Trabajar en lugares secos y/o con polvo: usar lentillas en lugares secos o con polvo puede provocar que se sequen o que agentes irritantes se peguen a las lentillas.

Alergias: cuando las alergias afectan a los ojos, las lentillas pueden convertirse en una causa constante de irritación. Para evitarlo, limpia las lentillas regularmente. Habla con el óptico para saber si debes cambiar de productos de limpieza y mantenimiento o cambiar a lentillas diarias.

Usuarios de lentillas con otros problemas médicos: los problemas oculares como la sequedad y la irritación pueden ser provocados por condiciones médicas o cambios biológicos, como cambios hormonales, alergias, acné rosácea, trastornos de la tiroides y síndrome de Sjogren.

Tomar medicamentos: muchos medicamentos causan sequedad de los ojos, especialmente aquellos para tratar las alergias y los problemas de presión arterial. Puede que sólo te mediques por un periodo corto de tiempo, en ese caso las gotas para los ojos pueden ayudarte a rehidratar los ojos (verifica que son válidas para usar con lentillas: en algunos casos las gotas pueden decolorar las lentillas) o puedes considerar usar gafas temporalmente. Para la sequedad propia de tratamientos médicos continuos en el tiempo, habla con tu médico u óptico.

Usuarios de lentillas que beben alcohol, café o fuman: muchas cantidades de alcohol o cafeína en tu dieta pueden motivar que necesites beber más agua. Si no lo haces, los ojos se secarán y se irritarán más fácilmente. La sequedad trae consigo otros problemas, como tics en los ojos.

Esperamos que con estas recomendaciones puedas evitar estas molestias comunes que sulen provocar las lentillas, y como venimos diciendo, consulta con tu optico cuales pueden ser las soluciones que mejor se adaptan a tu caso en concreto, no actues por tu cuenta.

Colirios | El Boticario en casa

¿Sientes sequedad en los ojos con la calefacción?

El ojo seco es la patología más común en oftalmología, ya que se estima que el 30% de las personas padece sequedad ocular al menos una vez en la vida.

El Síndrome de Sequedad Ocular (SSO), ocurre cuando se produce una deficiencia en la cantidad o calidad de la lágrima.

La sequedad ocular puede tener su origen en múltiples factores:

  • en época invernales, la calefacción en abientes cerrados, sobre todo con aparatos de chorro de aire caliente
  • como la exposición a una luz solar muy intensa,
  • la combustión de gases,
  • el polen en el aire y el polvo,
  • el trabajo frente a una pantalla de ordenador.
  • Los conductores de vehículos descapotables y los ciclistas también suelen verse afectados por esta molestia ya que el viento suele irritar la conjuntiva,
  • durante las vacaciones, ya que la mayoría de las piscinas de las zonas turísticas presentan un alto contenido en cloro, que provoca la irritación de la sensible conjuntiva del ojo,
  • la sequedad ocular también puede estar provocada por medicamentos como antidepresivos o betabloqueantes,
  • también afecta de manera muy frecuente a las mujeres menopáusicas, ya que los cambios hormonales pueden provocar la resecación del flujo lagrimal,
  • los problemas de visión tratados de manera incorrecta pueden ser también una causa de la sequedad ocular, ya que los ojos se fatigan con más facilidad al tener que hacer esfuerzo extra en enfocar.

Los síntomas más habituales son los siguientes:

-Sensación de picor y quemazón

-Sensación de tener arena en los ojos

-Párpados pesados, ojos cansados

-Enrojecimiento de ojos

-Visión borrosa

-Ojos llorosos

-Aumento de la sensibilidad a la luz, a las lentes de contacto y/o a los cosméticos

-Párpados inflamados

La película de lágrima natural es esencial para una buena visión y para la comodidad y salud ocular. Se compone de 3 capas:

  • capa lipídica que ayuda a que la lágrima no se evapore,
  • la capa acuosa que nutre y protege la córnea y
  • la capa de mucina que hace que la lagrima se pegue al ojo.

La existencia de deficiencias en cualquiera de estas capas revierte en que las lágrimas no se extiendan uniformemente por la córnea, y ello provoca la sequedad.

Existen dos posibles razones por las cuales la película lagrimal no cubre completamente los ojos: que los conductos lagrimales no estén produciendo un adecuado flujo de lágrimas, o que la composición de las mismas presente problemas.

Cada uno de nosotros podemos llevar a cabo ciertas acciones con el fin de proteger nuestros ojos. Estas son:

Ventilar las habitaciones con calefacción y no exponerse directamente al chorro de aire caliente

Utilizar humificadores en las habitaciones que permanecen cerradas con calefacción.

Es importante asegurarse de que haya suficiente luz mientras se lee, pero es igual de importante evitar la luz brillante o el deslumbramiento.

Configure la pantalla de su ordenador de manera que el brillo no esté demasiado alto y relaje la vista por unos instantes cada 45 minutos.

Durante una posible exposición al viento o a una luz deslumbrante, asegúrese de llevar gafas o gafas de sol de alta calidad para proteger sus ojos.

Para que las medidas preventivas sean realmente eficaces, es importante realizar un diagnóstico preciso entre ojo seco y alergia, dos patologías que presentan síntomas muy parecidos, aunque no idénticos:

  • El ojo seco provoca más sensación de quemazón y escozor, mientras que la alergia provoca un picor que puede ir acompañado o no de estornudos.
  • La persona que padece ojo seco nota cierto alivio al cerrar los ojos, y además su dolencia empeora durante el día, cosa que no sucede en la alergia.
  • Quienes sufren ojo seco deben evitar los lugares secos o con aire acondicionado, ya que agravan los síntomas. En cambio, en la alergia es preferible aislarse del ambiente exterior manteniendo las ventanas cerradas y con el aire acondicionado en funcionamiento para tratar de evitar el contacto del alérgeno con la superficie ocular.
  • La alergia no conoce edad; puede presentarse en cualquier etapa de la vida. En cambio, el ojo seco se relaciona con el paso de los años y, debido a factores hormonales que influyen en la calidad de la lágrima, suele afectar más a las mujeres posmenopáusicas.

La sequedad ocular es una dolencia que puede ser crónica y no curarse por completo (depende de la causa). No obstante, se pueden tomar varias medidas para tratar la sequedad ocular o al menos sus síntomas.

Para ambos problemas, las llamadas «lágrimas artificiales»,son la mejor solución aunque debe ser el oftalmólogo quien establezca el tratamiento más adecuado para cada caso concreto.

Las lágrimas artificiales se presentan en forma de gotas o gel y funcionan como un sustituto de las lágrimas. Estas deben aplicarse en el saco conjuntival inferior y en el caso de geles, frotarse de manera cuidadosa.

Después, hay que cerrar los ojos y realizar ligeros movimientos circulares para que así se distribuyan las sustancias activas.

Hay que tener siempre presente que utilizar las lágrimas artificiales durante un largo período de tiempo o de manera muy frecuente puede provocar la disminución de la producción del flujo lagrimal provocando un círculo vicioso. Ademas, la mayoría de las lágrimas artificiales no se pueden utilizar mientras se llevan lentes de contacto: hay que quitárselas antes de aplicar las gotas y volver a colocárselas unos 10-15 minutos más tarde.

Por otra parte, si es necesario aplicar las lagrimas artificiales con más frecuencia que cada 3 horas, se debe utilizar un producto sin conservantes. En casos más graves debería utilizarse un lubricante más denso como las pomadas oftálmicas que permiten crear una capa que reduce la evaporación de la película lagrimal.

Si el tratamiento local no ayuda, se podrá recurrir a una pequeña operación como última opción.

Finalmente, no dudes en acudir al oftalmológo que será quien te indique qué pautas seguir. Recuerda que un diagnóstico y tratamiento a tiempo son fundamentales para descartar posibles complicaciones.

 

 

 

 

 

 

 

Técnica para eliminar las ojeras y bolsas en los ojos

En verno y sobre todo en vacaciones es frecuente que trasnochemos y cambiemos nuestros horarios de sueño, lo cual nos puede provocar ojeras, irritación y bolsas en los ojos.

Vichy en su artículo “¿Cómo eliminar las bolsas, ojeras y otros signos de la fatiga con digitopuntura?nos recomienda la digitopuntura para devolver la luz a nuestra mirada, y nos hace las siguientes recomendaciones:

Elimina la tensión de la zona de los ojos
¡No hay nada más fácil que una sesión de digitopuntura personal en casa! Todo lo que necesitas son tus dedos y un contorno de ojos para nutrir e hidratar la piel, dejándola calmada y fresca. Si es la primera vez, practica delante de un espejo para localizar los puntos de presión recomendados. Sólo necesitas unos minutos por la mañana y por la noche para llevar a cabo esta técnica relajante. Este masaje puede llegar a convertirse en una parte agradable y esencial de tu rutina de belleza.

digitopuntura

Masaje Tui Na al alcance de tus dedos
Los puntos situados alrededor de los ojos se estimulan con la yema del dedo corazón o el pulgar. Dependiendo del objetivo que tengamos con este masaje, algunos tienen efecto calmante (deslizando o tocando ligeramente), mientras que otros son tonificantes (ejerciendo presión):
– Presionar ligeramente: colocar la yema del dedo corazón en el punto clave y hacer pequeños movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj. No levantes el dedo, mantenlo en contacto con la piel. Realiza dos o tres movimientos circulares por segundo.
– Deslizar: pon juntas las yema de los dedos pulgar e índice, sepáralos deslizándolos por la piel y vuelve a aproximarlos, haciendo estiramientos en la piel.
– Ejercer presión: con la yema de uno o más dedos (índice y/o corazón) da golpecitos ejerciendo presión de forma suave y delicada, unas tres veces por segundo. Abre bien los ojos, pon la yema de cada dedo índice en la esquina interna de los ojos, ve desde este punto hacia las cejas y gira alrededor del ojo hacia la esquina exterior y continua hasta terminar en el punto de partida. Esta técnica de fricción de la piel se llama Tui Fa. Para reducir las bolsas y ojeras mediante la estimulación de la circulación de la piel, coloca el dedo índice y el corazón uno a cada lado de las cejas, y comienza a presionar de menos a más. Repítelo de la misma forma en la parte inferior de la ceja, en las esquinas interiores y exteriores de los ojos y termina haciéndolo en el punto central del párpado inferior. Esta otra técnica se llama Un Fa.vichy-aqualia-thermal-ojos-ojeras

Aplica el bálsamo en el contorno de ojos para acelerar los resultados
La piel del contorno de los ojos es diez veces más delgada que la del resto de la cara. Por ello, merece una atención especial, como un bálsamo hidratante diseñado especialmente para este área sensible. Elige una fórmula con ingredientes activos como el ácido hialurónico (que suaviza la piel al instante) y cafeína para activar la microcirculación y reducir las bolsas y ojeras. Aplica el bálsamo al realizar las técnicas de masaje de digitopuntura. Una vez hidratada y estimulada la zona, la piel se calma y conseguirás una mirada despierta y descansada.

Siguiendo esta rutina recuperarás la frescura de tu mirada. ¿Lo has probado ya? Cuéntanos como te has sentido con este agradable masaje.