Archivo de la etiqueta: navidades

¿Resaca después de una fiesta?

Cuando uno está en la en la cama después de una noche de juerga y nota que la cabeza está golpeando como un martillo y el estómago se siente como si se hubiese subido en una montaña rusa 20 veces en la primera fila, la pregunta que viene a la mente es “¿por qué bebí tanto?” ¡Qué pronto nos olvidamos de lo mal que sienta una resaca!…

No importa cuántas veces te dices a ti mismo que nunca más beberás. Una velada con demasiado alcohol suele provocar que al día siguiente nos encontremos mal. Conviene saber que:

“la resaca no se cura en dos minutos con la ingesta de un remedio milagroso”


El alcohol es una sustancia que cuando se toma en cantidades excesivas puede producirnos intoxicación ya que nuestro cuerpo tiene capacidad para metabolizar una cantidad de alcohol determinada. Si bebemos más de lo que podemos metabolizar es cuando empiezan los problemas y los efectos no deseados.

En cualquier caso, existen algunos trucos que pueden ayudar a superar esos momentos de crisis:

  • Dormir: Lo más importante es guardar reposo. Un buen sueño reparador ayuda eficazmente a recuperarse
  • Beber abundante agua: se puede prevenir la resaca bebiendo un buen vaso de agua antes de comenzar a ingerir alcohol. Por supuesto, no se trata de la panacea, pero ayuda bastante. En efecto, la eliminación de las toxinas del alcohol requiere bastante agua en el organismo y el vaso de ayuda mucho en esta tarea de purificación.
  • Beber infusiones: infusiones de hierbas como el hinojo, la menta o la manzanilla que suaviza, calma y relaja el estómago, haciendo maravillas para combatir el dolor de cabeza y la indigestión, especialmente si se endulza con miel. Además la miel satisface el gusto por el dulce, porque puede haber una disminución de los niveles de azúcar en la sangre
  • Nunca te excedas con la cafeína. En cambio puedes tomar bebidas isotónicas que ayudan a reponer los electrolitos que el cuerpo necesita para rehidratarse.
  • Comer algo ligero: al estómago, normalmente castigado en estas circunstancias, se le puede ayudar eficazmente tomando una comida ligera. Pero sobre todo se debe evitar volver a beber alcohol, puesto que el alcohol del día siguiente sólo consigue agravar las cosas.
  • Ingerir huevos: si la resaca es muy fuerte y no se puede soportar estar de pie más de cinco minutos, lo que se necesita es un desayuno rápido a base de huevos. Tienen gran cantidad de cisteína, un aminoácido que actúa como una depuradora.
  • Beber zumo de tomate: cuando se bebe alcohol, se eliminan electrolitos, que mantienen el equilibrio de fluidos. Cuando los niveles bajan, aparece el dolor de cabeza, la fatiga y las náuseas. El zumo de tomate contiene estos minerales en abundancia, así que lo que se receta es un “Virgin Mary” (o lo que es lo mismo, un Bloody Mary sin alcohol).
  • Menta: popular para tratar los mareos y las náuseas, la menta actúa como un ligero anestésico para las paredes estomacales. También se pueden tomar las cápsulas de aceite de menta, el té o los caramelos, que también se ocupan del aliento alcohólico.
  • Plátano: parece haberse demostrado que altas dosis de vitamina B6 reducen los síntomas de la resaca. Un plátano tiene la mitad de la dosis diaria recomendada (DDR) de B6. También es una gran fuente de potasio.
  • El ejercicio hará que el cuerpo se deshaga de las toxinas aumentando la circulación, recibiendo sangre y enviando oxígeno al cerebro, en donde más se necesita.
  • Para concluir, conviene dejar de lado definitivamente las mezclas caseras a base de café y sal (que hacen más daño que otra cosa).

Ciertamente, el único remedio eficaz para evitar las consecuencias de haber bebido demasiado alcohol es la moderación, así que no lo olvides: disfruta las fiestas sin pasarte.

 

 

¿A dieta en Navidad? No, gracias

Las fiestas de Navidad se acostumbran a celebrar alrededor de la mesa. Es el momento en que toda la familia reunida comparte alimentos más lujosos de lo habitual y preparaciones más elaboradas para proporcionar un ambiente más festivo.

Esto nos lleva a que si hay una cosa que nos preocupa cuando se acercan las fechas navideñas es el hecho de pasarnos con las calorías: cenas en familia, comidas de empresa, dulces típicos… y a poco que nos descuidemos la báscula nos dará algún susto en Año Nuevo.

Además, los excesos pueden ocasionar un problema de salud si no se controlan. El exceso producido en una sola comida puede ser el detonante para desencadenar un problema grave de salud, especialmente en aquellas personas que tienen el colesterol, la tensión o el ácido úrico elevados.

Es normal que ganar peso te preocupe, pero tampoco debe obsesionarte.

Lo más importante: disfruta de estos días, de la comida y de la compañía. Que saltarte la dieta no sea el causante de un mal ambiente o de que estés mohíno durante las celebraciones. Si estás en tu peso y tienes unos buenos hábitos alimenticios, es cuestión de volver a la rutina para volverlos a bajar.

Si te sobra peso, debes intentar coger lo mínimo posible y en enero plantearte cambiar tu alimentación haciéndola variada, equilibrada y sana.

Te dejamos algunos consejos alimentarios para que goces de las fiestas:

  • No te hagas líos, los días especiales en Navidad no son más que cinco: cena de Nochebuena y Nochevieja, comida de Navidad y Año Nuevo, y el día de Reyes. Limita tus comidas “especiales” (incluidos turrones y mazapanes) a esas fechas. Fuera de estas fechas, sigue con tu alimentación normal.
  • Los días importantes colabora en la cocina con recetas sanas y saludables: quedarás bien, comeréis sano y vuestros comensales acabarán encantados.
  • Ojo con las porciones: si en vuestra casa la cena o comida es tipo buffet (los alimentos al centro y cada uno va cogiendo), es buena idea poner lo que vayas a comer en tu plato y limitarte a eso. De esta forma, evitarás comer de más o de menos. Intenta que todos los grupos de macronutrientes estén presentes en tu plato: elige alimentos variados y saludables.
  • Deja de comer cuando sientas que ya no te apetece más. No te sientas obligado a comer más (o peor) de lo que deberías por la presión de la familia: cuando sientas que estás satisfecho, para.
  • Evita el alcohol en la medida de lo posible: si ya vamos hasta arriba de calorías con la cena o comida, las calorías vacías del alcohol no nos harán ningún bien.
  • Bebe agua y mantente correctamente hidratado: no debemos descuidar nuestra ingesta de agua los días de fiesta. Además, nos ayudará a distinguir entre el “falso hambre” que a veces se debe a que estamos deshidratados, y la sed. Bebe durante las comidas y entre ellas, como harías en un día normal.
  • Hay que cocinar sólo la cantidad que se va a comer el día de la celebración, evitando que estas preparaciones sigan presentes en tu mesa durante los días o semanas siguientes.
  • Lo mismo sucede con los turrones, barquillos y polvorones. Es necesario planificar bien la compra. Hay que comerlos “cuando toca” y con moderación evitando tener restos en casa durante todo enero.
  • Prepara unos entrantes ligeros antes de servir los platos fuertes a base de ensaladas, marisco hervido y carnes magras como el jamón.
  • Puedes comer de todo lo que se ofrece intentando no llenar los platos más de lo que lo haces habitualmente en tu alimentación diaria.
  • Come despacio, con tranquilidad y masticando bien los alimentos.
  • Aunque hayas realizado una comida copiosa no te saltes otras comidas. Es preferible que hagas las tres comidas principales aunque sean más suaves.
  • Sigue haciendo ejercicio. De esta forma podrás quemar las calorías de más que has consumido. Por falta de tiempo y exceso de compromisos, no encontramos momento para movernos. No lo dejes de lado.
  • ¿Y si hemos abusado un poco de la bebida?En este caso el objetivo principal es hidratar y ayudar al organismo a acabar de metabolizar y eliminar el alcohol ingerido. Nuestro organismo necesitará algunos elementos clave: sobre todo agua, pero también vitamina C y vitaminas del grupo B, por tanto las frutas y las verduras serán imprescindibles, sobre todo en crudo. Es importante evitar lo que contribuya a deshidratarnos, como tomar alimentos salados, bebidas azucaradas, café y, obviamente, más alcohol.
  • Aunque seamos moderados en la cantidad que comemos, la mezcla será un importante hándicap para nuestro estómago. Es posible que las digestiones sean más lentas e incluso que aumente la sensación de pesadez o flatulencia. Para minimizar estos efectos colaterales lo mejor, además de no ingerir demasiados azúcares, es tener a mano infusiones, sobre todo combinaciones que incluyan algunas de estas plantas: menta-poleo, hierbaluisa, anís, hinojo, comino o anís estrellado. El té puede ser mejor opción que el café cuando sabemos que nuestras digestiones son algo delicadas.
  • Recuerda que hay que abrigarse bien y procurar que también lo hagan los más mayores de la familia, ya que el frío puede producir cortes de digestión cuando se ha comido demasiado.

Con estos consejos podrás disfrutar de las reuniones y celebraciones navideñas sin llevarte un sofocón.

Desde aquí todo el equipo de El Boticario en casa os desea una Feliz Navidad y próspero Año Nuevo.

 

 

No te compliques: 5 pasos para cumplir tus objetivos

Ya han pasado las Navidades y todos tenemos en la cabeza y en la cintura cuanto nos hemos excedido en las celebraciones, así que casi todos hemos incluido en los propósitos de Año Nuevo el perder esos kilos que hemos cogido en el último mes.

Dietas detox, dietas expres, ayunos, planes de entrenamientos intensivos… y un sin fin de ideas para perder rápidamente el sobrepeso y volver a nuestra rutina.

Nuestro consejo es tener claro, que no se trata de acciones aisladas, si no de cambiar nuestra actitud y nuestra forma de ver la comida. Cambiando nuestra actitud conseguiremos que no se repitan estos excesos y que nuestra rutina no tenga tantos altibajos.

Así encontramos cinco pasos para cumplir y mantener nuestros objetivos:

  1. Agua: bebe mucha agua, más que contar calorías, cuenta los vasos de agua que te bebes al día, y recuerda que lo ideal está entre un 1,5- 2l/día. glass_water1
  2. Aire libre: sal al menos una vez a la semana al aire libre: un parque, la playa, la montaña… lo que tengas a la mano y no necesariamente para practicar algún deporte, basta con leer un libro, una revista, charlar con amigos, o pasear pero te sentará bien y mejorará tu estado de animo. hora ejercicio
  3. Alimentación: solo hace falta que sea una alimentación saludable en cantidad y en ingredientes. No te machaques con dietas y sacrificios. Come sano y se constante verás como los resultados se mantienen. Aunque sea más lenta tu perdida de peso, será más estable. desayuno
  4. Actividad física. No hace falta justificarla: sea cual sea tu edad y siempre en función de tu estado de salud, debes practicar alguna actividad física: te ayudará a quemar calorías, a mantener el cuerpo en una buena forma, tendrás más energía y te sentirás mejor. comba
  5. Dedícate 10 minutos al día: revisa que cosas te hacen feliz, cuales te sientan bien, como has pasado el día, o como lo quieres pasar. Escúchate durante 10 minutos al día y aprenderás a tratarte bien. 

Como veis solo son cinco pasos para conseguir algo tan importante como tener un estado físico y mental saludable y lo que es más importante: mantenerlo en el tiempo.

Estos hábitos nos los recomienda Miriam Albero, deportista y coach.

Qué hacer para no deprimirte en Navidad

¿En cuantas ocasiones nos hemos querido acostar el 22 de diciembre y despertarnos el 7 de enero?

No podemos negar que detrás de todos los maravillosos anuncios navideños y de toda la decoración urbana y doméstica que nos rodea en Navidad hay un considerable aumento de estados de tristeza y depresión en Navidad.
¿Te ocurre a ti lo mismo? ¿En vez de alegrarte y predisponerte a disfrutar de buenos momentos con familia y amigos te inunda una terrible tristeza que te quita las ganas de hacer cualquier cosa?tristeza en navidad

Pues bien, si queremos evitar sufrir las Navidades como una condena, será mejor que identifiquemos las posibles causas de esta sensación de angustia, tristeza y desanimo y le pongamos remedio.

 

 

 

 

 

Entre las causas más frecuentes podemos encontrar:

  1. Un concepto idealizado de la realidad que nos produce frustración: la Navidad de las películas no tiene nada que ver con la realidad cotidiana. La publicidad, las películas y los reportajes que solemos ver nos crean unas falsas expectativas que en el día a día no se corresponden con la realidad.
  2. La obligación de tener que aparecer radiantes en reuniones familiares y laborales nos asfixia ya que puede que en este momento no estemos pasando por el mejor momento y el tener que aparentar esa felicidad nos hace que las diferencias sean aun más palpables.
  3. No hay por qué negarlo: estos días están acompañados en muchas ocasiones de algo de hipocresía ya que son muchas las personas que se preguntan que por qué solo es en esta época cuando se fomentan las “buenas acciones y el derrochar amor”.
  4. También ha razones físicas, ya que al haber menos horas de luz se causan en el organismo una ligera sensación de tristeza.
  5. Pero en la mayoría de las ocasiones esta depresión viene causada por la tristeza y la nostalgia ante lo perdido, tanto en el terreno económico (provocado por crisis económicas), como emocional por la perdida de nuestros seres queridos, que parece que en estos días se hace más palpable.

La buena noticia es que salvo en las ocasiones en las que estos síntomas se crucen con estados depresivos en toda regla, suelen ser estados de animo pasajeros que además podemos combatirlos.

¿Cómo podemos evitar estar tristes en Navidad? Pues probablemente siendo realistas con nuestro momento vital y no obligándonos a vivir vidas que no son la nuestra.

Conviene reflexionar sobre cuales son realmente los motivos y las situaciones de estas fiestas que nos entristecen para así poder identificar que problema puede haber detras de ellos.

Por supuesto, debemos recordar que el exceso de consumismo no nos va a hacer más felices, con “algo especial” suele ser suficiente para distinguir unos días de otros del año.

Lo importante no es agradar a los demás a costa de nuestra estabilidad, si no estar en paz con nosotros mismos para así poder ser felices durante todo el año y poder trasmitir amor y cariño de forma espontanea y natural.

 

10 trucos para estar guapa durante un mes y medio de fiestas

Son muchas las celebraciones y preparativos que durante un mes y medio nos tienen estresadas: no es suficiente con ir a las celebraciones, ni con tener a punto las que tu organices ¡además tienes que estar radiante!

Listas, compras, regalos, trabajar, familia, entrenar ¡¡¡una locura!!! ¿Con éste ritmo como podemos estar relajadas y sentirnos guapas en las fiestas?

Os dejamos unos trucos para sobrevivir a las fiestas apareciendo siempre guapa y radiante:

belleza

  1. Ten siempre a mano un bálsamo labial. Con el frío y las bebidas los labios se agrietan fácilmente y estropean el maquillaje. También te puede servir para hidratar las cutículas.
  2. Es fácil que después del trabajo surja el ir a tomar algo, así que procura utilizar maquillaje claro de día para poder adaptarlo a ultima hora de la tarde.
  3. Por supuesto, que no falte en el bolso o maletín, un neceser de maquillaje con tus colores más favorecedores. Y si quieres en estos días sube un poco el tono de los colores que utilizas. Pero ya sabes, no improvises pruebalos antes en casa.
  4. Para que tus labios luzcan jugosos termina aplicando brillo en la parte central de los mismos y pon un poco de iluminador en el hueco del corazón de Cupido, parecerán más gruesos.
  5. Imprescindible en estos días tener las uñas pintadas. Y para no tener excusas, utiliza en estas fechas los esmaltes permanentes, así no tendrás que renovarlo con tanta frecuencia.
  6. Ten a mano un champú para lavado en seco. Así tendrás el pelo siempre a punto y evita lavarlo a diario, ya que se vuelve menos manejable, por no decir que ¡¡¡no hay tiempo!!!
  7. Comer, beber en exceso y quedarte la ultima puede ser divertido, pero agotador. Son muchos los compromisos así que hay que distribuirse y no querer cerrar los bares todos los días.
  8. Procura beber mucha agua durante el día para mantenerte hidratada, tu piel lo agradecerá.
  9. Aprovecha cualquier momento para descansar y dormir un poco. Esos momentos te descansarán y repondrás fuerzas.
  10. Ilumina la mirada con corrector en la base del parpado inferior, en la esquina interna del ojo cerca del lagrimal y aplica lápiz blanco o muy claro en la línea de agua de las pestañas inferiores. Ampliará tu mirada y parecerás despierta al instante.

Y no te olvides de disfrutar y regalar buenos momentos a tus seres queridos.

10 trucos para no engordar estas Navidades

Por si fueran pocos los excesos y las tentaciones que tenemos los días festivos de las Navidades, hay que añadir las comidas de Navidad de empresa, amigos y clubes que ya han empezado.

Son muchos los compromisos a los que no podemos faltar, pero tenemos que mantener nuestro objetivo claro y no perder todo lo que hemos conseguido con tanto esfuerzo durante todo el año en unas cuantas semanas. Para conseguirlo os dejamos 10 trucos que nos ayudarán a no engordar en Navidad:

10 trucos navidad

  1. Empieza el día con ejercicio: así aumentarás la motivación y dicen los expertos que con solo 45 minutos de ejercicio matutino conseguimos reducir nuestro interés en la comida.
  2. No piques entre horas: si es algo que siempre debemos evitar ahora mucho más. Ya se sabe sólo adelgaza lo que no se come.
  3. No te confíes y pésate con más frecuencia. Dos veces a la semana estará bien para no llevarte grandes sustos y poder poner freno.
  4. Elige tanto si eres el anfitrión como si comes fuera platos elaborados al horno, suelen ser menos calóricos.
  5. Siéntate a la mesa sin hambre. No vayas en ayunas porque esa ansiedad te hará comer más cantidad de la que necesitas.
  6. Vigila las bebidas, y no sólo el alcohol, los refrescos y zumos contienen muchísima azúcar.
  7. Elige y no pretendas comer de todo, selecciona aquello que sea menos perjudicial a tu dieta.
  8. Compensa: si vas a cenar abundantemente, procura que el resto de las comidas del día sean bajas en calorías, pero no por ello dejes de comer, recuerda que no debes sentarte con hambre a la mesa. Si por el contrario la celebración la tienes al medio día, toma en la cena alguna pieza de fruta y poco más.
  9. Como despacio, habla con el resto de comensales y no tengas prisa. Evitarás comer sin ni siquiera darte cuenta de lo que estás ingiriendo.
  10. No te lleves a casa la comida que ha sobrado. Es frecuente, sobre todo en ambientes familiares de confianza, repartir entre los asistentes la comida que no se ha gastado. No lo hagas, de lo contrario estarás siempre cayendo en la tentación.

Y recueda que lo importante no es lo que comes si no con quién te reúnes a comer y el ánimo con el que lo hacéis.

Maquillaje, peinados, moda y decoración en Fin de Año

Este día tan especial en el que despedimos el año y damos la bienvenida al venidero es un momento muy especial en el que todos queremos poner la mejor de nuestra cara para despedir el Fin de Año y empezar el Año Nuevo con buen pie, claro está no sólo la cara, sino también nuestro mejor ánimo para poder disfrutar de los buenos momentos y mejorar los que no son tan buenos.

Para conseguir esta buena predisposición nos apetece vernos, sentirnos bien y rodearnos de unos cuantos detalles especiales que creen en ambiente positivo, alegre y por qué no, con un poquito de glamour…

Así que manos a la obra: necesitamos arreglarnos un poco nosotros nosotros y nuestras casas. Para ello esta selección de buenos consejos de maquillaje, peinados, moda y decoración para Fin de Año:

Maquillaje

Peinados

peinados ellos

Moda Ella

moda ella

Moda El 

moda ellos

Decoración de la mesa y la casa en Noche Vieja

mesa

 

¿Te han gustado estas propuestas? Espero que si, pero no olvides que el éxito en esta Noche Vieja como en el resto del Año Nuevo va a depender de tí. Así que ya sabes ve preparando tu lista de objetivos y buenos própositos…y

¡¡Feliz 2015!!!

Recetas sanas para Navidad

¿Sabías que si no tenemos cuidado podemos llegar a consumir 5.000 kcal en  un sólo día de las fiestas de Navidad? Parece bastante excesivo y por ello y porque obligamos al corazón a trabajar a un ritmo muy alto durante las 6 horas siguientes a una gran comida para poder hacer la digestión, es recomendable que evitemos esta ingesta desmedida de alimentos perjudiciales.

No se trata de hacer menús a base de alimentos hervidos, simplemente con organizarnos y planificar las comidas de estas tres semanas de celebraciones conseguiremos grandes resultados.

Cocinar en papillot, o al horno (en estos días la plancha no porque resulta demasiado inmediato), compensar con comidas ligeras los días anteriores y siguientes, sustituir dosis de dulces por chocolate puro, etc pueden ser de mucha ayuda. Hace unos días también os dejamos algunos consejos útiles para no excedernos en estas fiestas.

Y para ayudaros a preparar vuestros menús os dejamos una selección de fantásticas recetas especiales y sanas para Navidad:

Menú sano para Navidad Recetas navideñas originales y ...muy sanas Cinco recetas saludables para Navidad Recetas de Navidad con pocas calorías

Y si quieres, cuéntanos cual es tu plan para celebrar unas Navidades saludables y divertidas.

Todos guapos en Navidad: tratamiento y ampollas de belleza flash

En estas fiestas navideñas se nos acumulan las celebraciones familiares, de amigos y profesionales. Además a estos compromisos debemos añadir nuestras obligaciones rutinarias y por si fuera poco nos apetece estar relajados y disfrutar de estos momentos festivos luciendo en cada celebración nuestra mejor cara … pero con tanto ajetreo ¿es posible?

Pues sí, y para conseguirlo nuestros mejores aliados, tanto para mujer como para hombre, son una serie de tratamientos de bellez flash. Son técnicas rápidas y muy poco invasivas que en muy pocas aplicaciones nos aportan elasticidad, luminosidad, hidratación extra y tersura a la piel.

Entre ellas podemos destacar:

  1. Peeling químico: indicado para corregir el envejecimiento facial debido a la exposición solar, manchas, acné, queratosis, flacidez cutánea, pequeñas arrugas, estrías, cicatrices o los antiestéticos poros abierto. Le recomendamos el artículo Peeling Químico de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética.
  2. Dietas depuradoras: no son recomendables para mantenerlas en el tiempo ni para perder peso de forma prolongada, pero nos sierven para eliminar toxinas y amortiguar los excesos.
  3. Cosmetología: existen numerosos productos que nos pueden ayudan a encontrarnos radiantes en muy poco tiempo como son:
    1. Mascarillas: hidratantes, despigmentantes, exfoliantes, purificante, etc. Algunos productos contrastados son:
    2. Ampollas efecto inmediato: verdaderamente aportan un efecto sorprendente en muy pocas aplicaciones. 
    3. Contorno de ojos: esta zona tan delicada es la que se encarga de trasmitir lumnosidad al resto del rostro y por ello hay que prestarle una especial atención y cuidados.

      Regálate unos pocos gestos de bienestar y belleza y disfruta de estas fiestas. Y si te gustan los resultados ¿por qué no disfrutarlos todos los días?

¿Vas a engordar estas Navidades?

Ya se acerca la Navidad, y como en nuestra cultura todo se celebra alrededor de una buena mesa no nos conformamos con reunirnos los días 24, 25, 31 de diciembre, 1 y 6 de enero sino que desde hace ya varios años las comidas de empresa previas son imprescindibles en nuestra agenda. Y con el termino de “comida de empresa” nos referimos a esas tres cuatro comidas que compartimos con los amigos del gimnasio, nuestro grupo mas íntimos de amistad, la gente de la clase de baile, los de la clase de pintura, o los padres del colegio…. Y ante esta perspectiva te pregunto ¿has decidido ya si vas a engordar estas Navidades?

comida navidad

Parece imposible, pero verdaderamente solo depende de nosotros, de que decidamos con antelación qué es lo que queremos y dirigir nuestros actos y decisiones a ese objetivo que nos marquemos.

Y como estamos convencidos de que no es obligatorio engordar en estas fiestas te proponemos estos 10 hábitos para que llegues a las rebajas en tu talla habitual:

  1. Haz 45 minutos de ejercicio diario: y no te lo saltes. Te ayudará a quemar calorías y además te dará vitalidad, energía y un ánimo positivo.
  2. Pésate dos veces en semana para controlar que las desviaciones en la dieta no te pasen factura. De nada sirve pesarte el 7 de enero cuando ya te has pasado…
  3. Practica la ley de la compensación: si un día aumentas la cantidad de calorías, al día siguiente recórtalas.
  4. No llegues a la mesa de celebración con hambre eso te hará comer sin medida.
  5. Aprovéchate de las sopas, sacian y apenas suponen calorías.
  6. Parece que si no sobra mucha comida no ha sido una buena celebración y como consecuencia, se procede al reparto en tupper entre primos y familiares: no participes en ese reparto.
  7. Si eres tu el anfitrión elige plazos al horno, suelen ser menos pesados y calóricos y los dulces si son caseros serán mucho más sanos.
  8. No intentes comer al día siguiente todo lo que ha sobrado: congélalo en porciones y distribuye su consumo.
  9. Elige bien las bebidas. Tanto el alcohol como los refrescos aportan el mayor porcentaje de calorías y como es muy difícil evitar tomarlos al 100% al menos una buena estrategia es alternar un vaso de agua de vez en cuando.
  10. Recuerda que en estas fiestas la comida no es lo importante, sino disfrutar con las personas con las que estas compartiendo la mesa. Concéntrate en que eso es lo importante y no te obsesiones con la comida.

Decirte también que existen productos de parafarmacia de toda confianza que te ofrecen ayuda extra ya que sacian el apetito y además también te ayudan a quemar esas grasas de más. Infórmate, existe una amplia gama.

Adipo - Bolck: saciante Aspolvit: absorve grasas Obegrass Balance Pack Control Oferta: quemagrasas

Pon en práctica estos sencillos “trucos” y nos cuentas los resultados en enero ¿te apuntas?