Archivo de la etiqueta: navidad

Propósitos de 2019 realistas para después de Reyes

Prácticamente todos nos proponemos mejorar algunas rutinas y costumbres cada año, pero a veces no sabemos como decidir cuales podremos alcanzar y cuales no. Sabemos lo que queremos pero no siempre sabemos como conseguirlo.

Pues bien, queremos dejarte unas cuantas ideas que te facilitarán el conseguir tus propósitos de Año Nuevo, que por supuesto pueden esperar para después de Reyes, aun la fiesta no ha terminado…

En general, nuestros propósitos deben cumplir con 7 características fundamentales:

  • Independientes. Deben depender solamente de nosotros mismos, no pueden estar condicionado por otras personas. Nosotros conocemos nuestras limitaciones, habilidades y circunstancias y solo nosotros podemos decidir y asumir la responsabilidad de su cumplimiento. No vale echarle la culpa a otros…
  • Tenemos verdaderamente que desearlo, nos tiene que gustar o motivar el conseguirlo.
  • Distintos. Es importante que si tenemos varios propósitos cada uno debe ser de un área distinta de nuestra vida: uno laboral, otro alimenticio, otro del hogar o social, por ejemplo. Pero solo uno de cada área, no podemos, ni debemos, cambiarlo todo a la vez.
  • A corto plazo. No nos fijemos plazos largos ya que es más fácil aburrirnos en el camino y se nos hará más duro. Es mejor objetivos pequeños pero alcanzables en un plazo corto de tiempo, esto nos animará a conseguir nuevos retos.
  • Registrables: es fundamental que puedas ir anotando tus logros y tu evolución. Para ello te puedes ayudar de alguna aplicación móvil ¡hay tantas donde elegir!
  • Familiares y sociales: Nos ayudará mucho el contar a nuestro entorno cuales son nuestros objetivos para que nos puedan apoyar en este camino.
  • Hay que reforzar nuestros propósitos con un plan B. Es bueno tener un plan de acción para tener controlados los imprevistos y desviaciones que puedan surgir en el desarrollo del objetivo.

Con estas premisas podemos definir esos objetivos que nos proponemos en el Año Nuevo para que nos resulte más fácil alcanzarlos y podamos disfrutar de la satisfacción al conseguirlos.

¿Cuáles son tus propósitos para este 2019?

Calendario de belleza 2019

En nuestro día a día siempre tenemos mil asuntos que atender y otros tanto imprevistos y claro casi siempre se nos queda atrás el cuidarnos y mimarnos un poquito porque pensamos que es lo menos importante de todo lo que tenemos que hacer. Pero no es así, para vernos bien y lucir un aspecto saludable debemos tener un mínimo de rutinas que no debemos abandonar en ningún momento.

Por eso, para facilitarte la tarea te presentamos un calendario anual con los gestos de belleza que debes seguir en cada momento, así lo podrás tener siempre a mano. Solo  falta que le añadas a este calendario los productos que más te gustan para que no te falten cuando los necesites.

ENERO

En enero lo más recomendable es que cuidemos nuestra piel después de los excesos de la Navidad en la que no nos hemos desmaquillado ni limpiado la piel adecuadamente.

El consejo es sencillo y te sirve para todo el año: elige un desmaquillador adaptado a tu tipo de piel y limpia el rostro y el cuello todos los días, aunque no te hayas maquillado. Después aplica un tónico para darle luminosidad al rostro.

Utiliza también una exfoliante facial, mínimo, dos veces al mes y después aplica una mascarilla hidratante.

Si quieres una reparación total de la piel utiliza tratamientos de luminosidad que incluyan cócteles de vitaminas.

Cosmética facial

FEBRERO

Febrero es ideal para eliminar manchas en la piel ya que hay pocas horas de sol y en general no son muy intensas. Y como lo normal es que se necesiten varias sesiones, comenzando a principios de año estarás lista para la primavera.

Cremas despigmentantes

MARZO

Después del invierno y los cambios bruscos de temperaturas a las que nos exponemos con las calefacciones, lo normal es que nuestro cabello se haya deshidrado y esté frágil y quebradizo.

Por eso es conveniente regenerar la fibra del cabello con champús específicos ricos en acido linolénico e hialurónico. Después aplica siempre acondicionador y cada diez días aproximadamente utiliza mascarilla.

Para finalizar aplica también aceite de argán que ayuda a cerrar la cutícula y a prevenir las puntas abiertas.

Cuidados cabello primavera

ABRIL

En abril comenzamos con los cuidados corporales para poder prepararnos para la operación bikini. Así que lo más importante es hacer un diagnostico de cuales son nuestros puntos débiles.

Cada una tendrá un punto al que prestar más atención: para unas será la piel de naranja, para otras la celulitis, o la retención de líquidos.

Existen númerosas soluciones, pero lo que no debes olvidar es comenzar a hidratar más intensamente la piel para ayudar a protegerla de los ya más cercanos rayos de sol.

Cosmética corporal

MAYO

Mayo es el mes BBB (bodas, bautizos y comuniones) así que hay que prestar atención a nuestros estilismos y elegir el maquillaje que más te favorezca, así como recurrir a los bronceadores sin sol para conseguir un tono radiante y tostado en el rostro.

Maquillaje

JUNIO

Nuestro consejo es “despídete del secador y de las planchas” Aprovecha que suben las temperaturas y da en estos meses de verano un respiro a tu cabello, te lo agradecerá.

JULIO

No te separes del protector solar, tanto para el rostro como para el cuerpo. Y añade hidratación intensa para combatir la sequedad de la piel propia de las altas temperaturas, aires acondicionados, cloro y salitre.

Protección solar

AGOSTO

En agosto continuamos insistiendo en la protección solar, que aunque debemos utilizarla todo el año, en verano se hace imprescindible.

Te recordamos que para lucir un bonito tono bronceado no tienes que conseguirlo siempre exponiéndote al sol, también lo puedes conseguir con los autobronceadores, así cuidarás tu piel de molestas quemaduras y daños.

Autobronceadores

SEPTIEMBRE

Aunque pongamos todos los medios para evitarlo en verano es fácil que la báscula nos de un susto cuando veamos que hemos cogido unos kilos de más.

Es momento de ponernos firmes y revisar nuestra dieta y perder esos kilos que nos están sobrando y que no nos ayudarán a tener menos frío en invierno.

Ponte en forma

OCTUBRE

En octubre nos toca aplicar una reparación total del cabello para recuperar la vitalidad y el brillo que tenía. Probablemente la parte más dañada sean las puntas, además de un buen corte de pelo, ten a mano el aceite de argán para regenerarlas.

Reparadores del cabello

NOVIEMBRE

Noviembre es un buen mes para comenzar con las sesiones de depilación definitiva ya que van a pasar todavía unos cuantos meses sin exponerte al sol.

Pero si prefieres los métodos tradicionales de depilación, no lo abandones, el invierno no está para que te abandones.

Depilación

DICIEMBRE

Diciembre es el mes de los excesos por excelencia, no te resignes, comienza un plan detox para limpiar tu cuerpo y date algún capricho, pero con control.

Y por supuesto, no te olvides de pedir esta Navidad un regalo de belleza…

Regalos de Navidad

¡Este 2019 estarás radiante!

10 alimentos perfectos para Navidad

Queremos proponerte estos alimentos como tus aliados a la hora de elegir tus menús de Navidad. Son bajos en calorias y te ayudarán a compensar los caprichos que inevitablemente te vas a conceder estos días.

10 alimentos perfectos para tu menú de Navidad:

1. Mariscos
Los langostinos, centollas, langosta, gambas o bogavante son un gran aliado. Aceptan amplias variedades de cocina: al horno, a la plancha o incluso al vapor, eso si no los mezcles con salsas y rebozados. Aportan proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales: hierro, potasio, sodio y magnesio-

2. Mejillones y almejas
Estos alimentos son bajos en grasas y además una gran fuente de hierro, por lo que podemos incluirlos incluso en las cenas de Navidad, sobre todo, entre los entrantes y los platos principales.

3. Setas
Contienen vitaminas del grupo B, potasio, hierro y fósforo entre otros nutrientes. Todo ello hace que puedan tomarse en platos principales o incluso como ingrediente de salsas ligeras o aperitivos. También son ricas en fibra, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal, y por lo tanto, facilitan digerir las comidas que en estos días resultan pesadas.

4. Pescado azul
El pescado azul es rico en proteínas y ácidos grasos omega 3. Es el ingrediente ideal para convertirse en el plato principal.

5. Verduras
A pesar de que muchas veces no están incluidas en nuestra dieta a lo largo del año, su gran variedad de presentaciones puede adaptarse perfectamente al menú navideño: en caldo, frescas, cocidas, como guarnición, pasteles de verduras e incluso como aperitivo.

Proporcionan minerales y vitaminas, fibra, antioxidantes, tienen un amplio contenido acuoso y muy reducido en calorías.

6. Carne de cerdo
Siempre es preferible elegir la parte magra de este animal, como el lomo o el solomillo y puede ser otra buena opción como plato principal si no se mezcla en exceso con salsas demasiado calóricas y se cocina al horno o a la plancha.

Aporta hierro, vitaminas y minerales así como proteínas de alto valor biológico.

Pero, al mismo tiempo, según explica la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “El uso generalizado de antibióticos, especialmente en el sector porcino comercial, crea problemas de residuos en los productos de carne de cerdo y causa preocupación por el consiguiente desarrollo de resistencia a los antibióticos”. Por lo que se recomienda un consumo responsable de esta carne.

7. Pavo
Es una de las carnes con menos niveles de grasas y representa una de las comidas tradicionales en estas fechas. Además, es un alimento rico en proteínas y puede ayudar a mantener los niveles de insulina después de cada comida dentro de un rango deseable. Esta insulina ayuda a su vez a la glucosa a entrar a las células del cuerpo, por lo que en esta época, donde se consume mucho dulce, puede resultar muy beneficioso.

8. Frutas deshidratadas
Uvas pasas o higos son buenos ejemplos. Ricas en fibra, hierro y antioxidantes, fortalecen el sistema inmunológico y previenen el envejecimiento celular. “Se pueden incluir como aperitivo saludable o formando parte de un postre o receta”, afirma la especialista.

9. Frutos secos
Al igual que las frutas deshidratadas, pueden tomarse como aperitivo o incluso formar parte de un dulce.

Tienen un alto contenido en ácidos grasos mono o poliinsaturados, bajo contenido en los saturados, ausencia de colesterol, y presencia de vitamina E, ácido fólico, magnesio, proteínas fitoquímicos y esteroles vegetales. La mejor opción es tomarlos crudos y sin sal para optimizar sus beneficios.

10. Uvas
No es posible pensar en la Navidad sin las tradicionales uvas que copan todas las casas el 31 de diciembre. Pero no sólo representan una tradición, sino que además son ricas en fibra, vitaminas y minerales, que compensan sus niveles de azúcar y calorías, superiores a los de otras muchas frutas. Aun así, en cantidad moderada son perfectas como postre de las cenas navideñas”.

Esta información nos la recomiendo la endocrinóloga Myriam Belmar, de Hospitales Nisa a través de Cuidate plus.

10 trucos para no engordar esta Navidad

En estas fechas ya tan cercanas a la Navidad todo son celebraciones: comidas de empresa, comidas de antiguos compañeros de estudio, comidas de padres a lumnos, comidas de amigos del gimnasio… En nuestra cultura todas las celebraciones pasan por reunirnos alrededor de una buena comida.

Y cuando decimos una buena comida significa abundante en cantidad y calorías. Y esto sólo es el preámbulo, luego llega Nochebuena, Navidad, Noche vieja, Año Nuevo y Reyes con su delicioso Roscón.

Pues bien, podemos seguir 10 fáciles consejos que nos ayudarán a no reventar la báscula cuando nos pesemos el día 7 de enero:

Te recomendamos que leas otro artículo que ya publicamos en el que encontrarás un poco más de ayuda para no saltarte ninguno de estos pasos y que puedas comenzar el 2019 sin esos kilos de más.

Sorpresas en la noche de los Reyes Magos

En una noche tan especial como la noche en que los Reyes Magos visitan nuestros hogares lo más importante es mantener la ilusión y la sorpresa de nuestros seres queridos, ya sean mayores o pequeños.

Por eso queremos darte algunas ideas para que ayudes a SSMM los Reyes Magos en la dificil tarea de mantener la ilusión y conseguir una sonrisa muy especial:

  1. Una carta de respuesta de SSMM los Reyes Magos: escribir una carta que vaya dirigina al niño (de cualquier edad) en la que se elogien los logros y las buenas acciones que ha tenido durante el año no dejará de sorprender, y si cabe un pequeño tironcillo de orejas para lo que aun haya que mejorar. Super importante que la carta lleve bien claro el destinario y la firma de los Magos de Oriente.
  2. Enviar un mensaje por internet completamente personalizado. En la web Navidades sorprendentes podras preparar un vídeo en el que Sus Masjestades se dirigen al niño personalizando nombre, edad, y si eliges la versión premium podrás subir dibujos del niño, una foto, sus logros, mejoras pendientes, etc
  3. Dejar rastros en la casa: huellas, paja de la que han comido los camellos, alguna prenda, no te limites a los envoltorios de los polvorones que ya te has comido tu… ¡echále imaginación!
  4. Incluye una pieza de un rompecabeza en cada regalo, que luego tenga que reunirlas todas y montar la pieza. También puedes esconder los regalos en distintos lugares y dejar instrucciones para que el niño los vaya encontrando.
  5. Como verás, son pasos muy sencillos y que solo requieren imaginación, paciencia e ilusión para hacer vivir un día muy especial. ¿Que se te ocurre que se puede organizar?

Nos encantaría que nos contarás como ayudas a SSMM los Reyes Magos en esta dificil y divertida tarea, animate y envíanos tus fotos más divertidas y entrañables.

Por nuestra parte, solo nos queda deciros que os acosteis pronto y no os levanteis para que los Reyes Magos y sus pajes puedan llevar a cada rincón del mundo la ilusión y alegría que tanta falta nos hace.

¡¡¡ Feliz día de Reyes!!! 

¿Resaca después de una fiesta?

Cuando uno está en la en la cama después de una noche de juerga y nota que la cabeza está golpeando como un martillo y el estómago se siente como si se hubiese subido en una montaña rusa 20 veces en la primera fila, la pregunta que viene a la mente es “¿por qué bebí tanto?” ¡Qué pronto nos olvidamos de lo mal que sienta una resaca!…

No importa cuántas veces te dices a ti mismo que nunca más beberás. Una velada con demasiado alcohol suele provocar que al día siguiente nos encontremos mal. Conviene saber que:

“la resaca no se cura en dos minutos con la ingesta de un remedio milagroso”


El alcohol es una sustancia que cuando se toma en cantidades excesivas puede producirnos intoxicación ya que nuestro cuerpo tiene capacidad para metabolizar una cantidad de alcohol determinada. Si bebemos más de lo que podemos metabolizar es cuando empiezan los problemas y los efectos no deseados.

En cualquier caso, existen algunos trucos que pueden ayudar a superar esos momentos de crisis:

  • Dormir: Lo más importante es guardar reposo. Un buen sueño reparador ayuda eficazmente a recuperarse
  • Beber abundante agua: se puede prevenir la resaca bebiendo un buen vaso de agua antes de comenzar a ingerir alcohol. Por supuesto, no se trata de la panacea, pero ayuda bastante. En efecto, la eliminación de las toxinas del alcohol requiere bastante agua en el organismo y el vaso de ayuda mucho en esta tarea de purificación.
  • Beber infusiones: infusiones de hierbas como el hinojo, la menta o la manzanilla que suaviza, calma y relaja el estómago, haciendo maravillas para combatir el dolor de cabeza y la indigestión, especialmente si se endulza con miel. Además la miel satisface el gusto por el dulce, porque puede haber una disminución de los niveles de azúcar en la sangre
  • Nunca te excedas con la cafeína. En cambio puedes tomar bebidas isotónicas que ayudan a reponer los electrolitos que el cuerpo necesita para rehidratarse.
  • Comer algo ligero: al estómago, normalmente castigado en estas circunstancias, se le puede ayudar eficazmente tomando una comida ligera. Pero sobre todo se debe evitar volver a beber alcohol, puesto que el alcohol del día siguiente sólo consigue agravar las cosas.
  • Ingerir huevos: si la resaca es muy fuerte y no se puede soportar estar de pie más de cinco minutos, lo que se necesita es un desayuno rápido a base de huevos. Tienen gran cantidad de cisteína, un aminoácido que actúa como una depuradora.
  • Beber zumo de tomate: cuando se bebe alcohol, se eliminan electrolitos, que mantienen el equilibrio de fluidos. Cuando los niveles bajan, aparece el dolor de cabeza, la fatiga y las náuseas. El zumo de tomate contiene estos minerales en abundancia, así que lo que se receta es un “Virgin Mary” (o lo que es lo mismo, un Bloody Mary sin alcohol).
  • Menta: popular para tratar los mareos y las náuseas, la menta actúa como un ligero anestésico para las paredes estomacales. También se pueden tomar las cápsulas de aceite de menta, el té o los caramelos, que también se ocupan del aliento alcohólico.
  • Plátano: parece haberse demostrado que altas dosis de vitamina B6 reducen los síntomas de la resaca. Un plátano tiene la mitad de la dosis diaria recomendada (DDR) de B6. También es una gran fuente de potasio.
  • El ejercicio hará que el cuerpo se deshaga de las toxinas aumentando la circulación, recibiendo sangre y enviando oxígeno al cerebro, en donde más se necesita.
  • Para concluir, conviene dejar de lado definitivamente las mezclas caseras a base de café y sal (que hacen más daño que otra cosa).

Ciertamente, el único remedio eficaz para evitar las consecuencias de haber bebido demasiado alcohol es la moderación, así que no lo olvides: disfruta las fiestas sin pasarte.

 

 

¿A dieta en Navidad? No, gracias

Las fiestas de Navidad se acostumbran a celebrar alrededor de la mesa. Es el momento en que toda la familia reunida comparte alimentos más lujosos de lo habitual y preparaciones más elaboradas para proporcionar un ambiente más festivo.

Esto nos lleva a que si hay una cosa que nos preocupa cuando se acercan las fechas navideñas es el hecho de pasarnos con las calorías: cenas en familia, comidas de empresa, dulces típicos… y a poco que nos descuidemos la báscula nos dará algún susto en Año Nuevo.

Además, los excesos pueden ocasionar un problema de salud si no se controlan. El exceso producido en una sola comida puede ser el detonante para desencadenar un problema grave de salud, especialmente en aquellas personas que tienen el colesterol, la tensión o el ácido úrico elevados.

Es normal que ganar peso te preocupe, pero tampoco debe obsesionarte.

Lo más importante: disfruta de estos días, de la comida y de la compañía. Que saltarte la dieta no sea el causante de un mal ambiente o de que estés mohíno durante las celebraciones. Si estás en tu peso y tienes unos buenos hábitos alimenticios, es cuestión de volver a la rutina para volverlos a bajar.

Si te sobra peso, debes intentar coger lo mínimo posible y en enero plantearte cambiar tu alimentación haciéndola variada, equilibrada y sana.

Te dejamos algunos consejos alimentarios para que goces de las fiestas:

  • No te hagas líos, los días especiales en Navidad no son más que cinco: cena de Nochebuena y Nochevieja, comida de Navidad y Año Nuevo, y el día de Reyes. Limita tus comidas “especiales” (incluidos turrones y mazapanes) a esas fechas. Fuera de estas fechas, sigue con tu alimentación normal.
  • Los días importantes colabora en la cocina con recetas sanas y saludables: quedarás bien, comeréis sano y vuestros comensales acabarán encantados.
  • Ojo con las porciones: si en vuestra casa la cena o comida es tipo buffet (los alimentos al centro y cada uno va cogiendo), es buena idea poner lo que vayas a comer en tu plato y limitarte a eso. De esta forma, evitarás comer de más o de menos. Intenta que todos los grupos de macronutrientes estén presentes en tu plato: elige alimentos variados y saludables.
  • Deja de comer cuando sientas que ya no te apetece más. No te sientas obligado a comer más (o peor) de lo que deberías por la presión de la familia: cuando sientas que estás satisfecho, para.
  • Evita el alcohol en la medida de lo posible: si ya vamos hasta arriba de calorías con la cena o comida, las calorías vacías del alcohol no nos harán ningún bien.
  • Bebe agua y mantente correctamente hidratado: no debemos descuidar nuestra ingesta de agua los días de fiesta. Además, nos ayudará a distinguir entre el “falso hambre” que a veces se debe a que estamos deshidratados, y la sed. Bebe durante las comidas y entre ellas, como harías en un día normal.
  • Hay que cocinar sólo la cantidad que se va a comer el día de la celebración, evitando que estas preparaciones sigan presentes en tu mesa durante los días o semanas siguientes.
  • Lo mismo sucede con los turrones, barquillos y polvorones. Es necesario planificar bien la compra. Hay que comerlos “cuando toca” y con moderación evitando tener restos en casa durante todo enero.
  • Prepara unos entrantes ligeros antes de servir los platos fuertes a base de ensaladas, marisco hervido y carnes magras como el jamón.
  • Puedes comer de todo lo que se ofrece intentando no llenar los platos más de lo que lo haces habitualmente en tu alimentación diaria.
  • Come despacio, con tranquilidad y masticando bien los alimentos.
  • Aunque hayas realizado una comida copiosa no te saltes otras comidas. Es preferible que hagas las tres comidas principales aunque sean más suaves.
  • Sigue haciendo ejercicio. De esta forma podrás quemar las calorías de más que has consumido. Por falta de tiempo y exceso de compromisos, no encontramos momento para movernos. No lo dejes de lado.
  • ¿Y si hemos abusado un poco de la bebida?En este caso el objetivo principal es hidratar y ayudar al organismo a acabar de metabolizar y eliminar el alcohol ingerido. Nuestro organismo necesitará algunos elementos clave: sobre todo agua, pero también vitamina C y vitaminas del grupo B, por tanto las frutas y las verduras serán imprescindibles, sobre todo en crudo. Es importante evitar lo que contribuya a deshidratarnos, como tomar alimentos salados, bebidas azucaradas, café y, obviamente, más alcohol.
  • Aunque seamos moderados en la cantidad que comemos, la mezcla será un importante hándicap para nuestro estómago. Es posible que las digestiones sean más lentas e incluso que aumente la sensación de pesadez o flatulencia. Para minimizar estos efectos colaterales lo mejor, además de no ingerir demasiados azúcares, es tener a mano infusiones, sobre todo combinaciones que incluyan algunas de estas plantas: menta-poleo, hierbaluisa, anís, hinojo, comino o anís estrellado. El té puede ser mejor opción que el café cuando sabemos que nuestras digestiones son algo delicadas.
  • Recuerda que hay que abrigarse bien y procurar que también lo hagan los más mayores de la familia, ya que el frío puede producir cortes de digestión cuando se ha comido demasiado.

Con estos consejos podrás disfrutar de las reuniones y celebraciones navideñas sin llevarte un sofocón.

Desde aquí todo el equipo de El Boticario en casa os desea una Feliz Navidad y próspero Año Nuevo.

 

 

Se feliz también en Navidad

En estas fechas Navideñas en las que parece que lo más importante es ser feliz se producen muchos casos en los que la sensación es completamente la contraria, y nos sentimos especialmente tristes y decaidos.

Nuestro estado de ánimo es parte de nuestra salud, e influye directamente en nuestra salud física, pudiendo mejorarla y también complicarla. En este contexto aparece un cocepto muy importante que nos puede ayudar a equilibrar nuestro estado de ánimo y ayudarnos a sentirnos mejor: Salud emocional.

El concepto de salud emocional se define como el bienestar psicológico general. Comprende cómo te sientes acerca de ti mismo, la calidad de tus relaciones y tu capacidad para manejar tus sentimientos y hacer frente a las dificultades.

La vida, a menudo, nos pone en situaciones difíciles de sobrellevar que afectan en gran medida a nuestra salud emocional y por ende a nuestro estado de salud general. Os dejamos una serie de consejos que nos ayudaran a mantener una buena salud emocional:

familia

1. Siempre hay que sacar el lado positivo de todo, incluso de las adversidades, trata de pensar tranquilamente, racionalmente y verás que las cosas no son tan malas como parecen. Si esto no te sale de forma natural, pídele a algún familiar o amigo, que sea optimista, que te ayude a encontrarlo.
2. Con este ejercicio de encontrar el aspecto positivo, rechaza cualquier pensamiento negativo que te pueda llevar a una actitud pesimista.
3. Cuando sientas que algo te está afectando demasiado, tómate unos segundos para relajarte y pensar en lo que ocurre. Intenta dejar a un lado las emociones y pensar en lo que ha ocurrido de forma racional.
4. No dejes que tus emociones controlen tus acciones, utiliza también tu lado racional. Antes de actuar cuenta hasta diez. Normalmente cuando hacemos algo llevado por las emociones después nos arrepentimos.
5. La soledad buscada nos ayuda a vivir con nosotros mismos, a meditar y a querernos.
6. Busca actividades que te hagan sentir bien y practica algo de ejercicio físico.
7. Reserva un rato al día para pasarlo con las personas que quieres y que te hacen feliz. Los pequeños momentos de alegría de la vida son los más importantes.
8. Cuida todo lo que tienes. Muchas personas, intentan conseguir cosas o personas que anhelan y no aprecian y disfrutan de todo lo que la vida les brinda.
9. Aliméntate de forma saludable. Una buena nutrición es importante para sentirse mejor y conservar un buen estado físico.
10. Expresa tus sentimientos. Siempre es bueno poder decir lo que sientes. De lo contrario, sentirás que tus propios sentimientos te sobrepasan.
11. Por último, tómate un tiempo para descansar. Es necesario tomarse unos minutos de relax al día. También es importante tomarse un descanso durante el año, unas vacaciones o un viaje que te haga disfrutar de unos días distintos y te de la energía necesaria para continuar con tus actividades a la vuelta.

Aprecia y disfruta de lo que tienes y se feliz, también, en Navidad

Brilla en Fin de Año

Se acerca Fin de Año y todos queremos deslumbrar en una fecha tan especial, pero cuidado, y no nos pasemos no sea que nos convirtamos nosotros en el árbol de Navidad.

efecto vinilo

Para conseguir estar radiantes, pero sin sobrecargarnos no debemos olvidar estos detalles:

Lo más importante es resaltar solo una zona. No pretendamos llamar la atención sobre todo el rostro, debemos elegir ojos, o labios pero no ambos.

El cutis, debe ser neutro y estar muy matizado. Por tanto utilizaremos fondos de maquillaje claros.

Utiliza productos luminosos, pero sin olvidar la regla de oro: solo en una zona: por ejemplo, ojos y pómulos, o bien tez y boca.

Lo más vanguardista: utilizar el efecto vinilo en labios o parpados. Llamarás la atención, garantizado.

Para las más arriesgadas: el efecto gloss en párpados. Requiere muchos cuidados ya que se cuartea y tienes que estar continuamente retocándolo. Y por supuesto aleja el pelo de la cala, de lo contrario puede quedarse pegado al parpado.

Distribuye polvos traslucidos dorados por la piel: en el escote, piernas brazos y más aún si has utilizado bronceado sin sol o si mantienes cierto bronceado.

Utiliza el dorado también en tu ropa, un toque alegrará y resaltará cualquier conjunto. Esta es su noche.

¿Tienes algún otro truco para deslumbrar e iluminar el rostro? Cuentanoslo, tomamos nota.

Y sobre todo no te olvides de ser feliz y disfrutar esta entrada en el Año Nuevo, es una oportunidad para conseguir todo lo que se nos ha quedado pendiente en el 2015.

Os deseamos un Feliz Año 2016.

El equipo de El Boticario en Casa

Qué hacer para no deprimirte en Navidad

¿En cuantas ocasiones nos hemos querido acostar el 22 de diciembre y despertarnos el 7 de enero?

No podemos negar que detrás de todos los maravillosos anuncios navideños y de toda la decoración urbana y doméstica que nos rodea en Navidad hay un considerable aumento de estados de tristeza y depresión en Navidad.
¿Te ocurre a ti lo mismo? ¿En vez de alegrarte y predisponerte a disfrutar de buenos momentos con familia y amigos te inunda una terrible tristeza que te quita las ganas de hacer cualquier cosa?tristeza en navidad

Pues bien, si queremos evitar sufrir las Navidades como una condena, será mejor que identifiquemos las posibles causas de esta sensación de angustia, tristeza y desanimo y le pongamos remedio.

 

 

 

 

 

Entre las causas más frecuentes podemos encontrar:

  1. Un concepto idealizado de la realidad que nos produce frustración: la Navidad de las películas no tiene nada que ver con la realidad cotidiana. La publicidad, las películas y los reportajes que solemos ver nos crean unas falsas expectativas que en el día a día no se corresponden con la realidad.
  2. La obligación de tener que aparecer radiantes en reuniones familiares y laborales nos asfixia ya que puede que en este momento no estemos pasando por el mejor momento y el tener que aparentar esa felicidad nos hace que las diferencias sean aun más palpables.
  3. No hay por qué negarlo: estos días están acompañados en muchas ocasiones de algo de hipocresía ya que son muchas las personas que se preguntan que por qué solo es en esta época cuando se fomentan las “buenas acciones y el derrochar amor”.
  4. También ha razones físicas, ya que al haber menos horas de luz se causan en el organismo una ligera sensación de tristeza.
  5. Pero en la mayoría de las ocasiones esta depresión viene causada por la tristeza y la nostalgia ante lo perdido, tanto en el terreno económico (provocado por crisis económicas), como emocional por la perdida de nuestros seres queridos, que parece que en estos días se hace más palpable.

La buena noticia es que salvo en las ocasiones en las que estos síntomas se crucen con estados depresivos en toda regla, suelen ser estados de animo pasajeros que además podemos combatirlos.

¿Cómo podemos evitar estar tristes en Navidad? Pues probablemente siendo realistas con nuestro momento vital y no obligándonos a vivir vidas que no son la nuestra.

Conviene reflexionar sobre cuales son realmente los motivos y las situaciones de estas fiestas que nos entristecen para así poder identificar que problema puede haber detras de ellos.

Por supuesto, debemos recordar que el exceso de consumismo no nos va a hacer más felices, con “algo especial” suele ser suficiente para distinguir unos días de otros del año.

Lo importante no es agradar a los demás a costa de nuestra estabilidad, si no estar en paz con nosotros mismos para así poder ser felices durante todo el año y poder trasmitir amor y cariño de forma espontanea y natural.