Archivo de la etiqueta: higiene

La flora íntima alterada produce vagintis

Qué es y por qué cuidar tu flora vaginal

Hemos oído hablar de la flora intestinal, de sus cuidados y del papel protagonista que tiene para nuestra salud y nuestro sistema inmune. Sin embargo, pocas veces mencionamos o no damos el valor que se merece a la flora vaginal. Pero ¿realmente sabes qué es?

La importancia de la flora vaginal

De la mano de Ginecanes, la gama de higiene y salud íntima femenina de Bayer, vamos a repasar los diferentes aspectos de la flora vaginal y la importancia de su equilibrio como parte de tu cuidado íntimo.

En principio, hay que decir que la flora vaginal, al igual que ocurre con la intestinal, la componen diferentes tipos de microorganismos, entre los que preponderan los lactobacillus, unas bacterias que producen ácido láctico e imposibilitan que otros microorganismos proliferen.

Lactobacillus, la gran aliada de la flora genital femenina

Su nombre científico del género, Lactobacillus, y su nombre común, lactobacilos, son consecuencia de la unión de dos palabras en latín: lacto, que significa leche, y bacillum, que significa bastón y es la gran aliada de la flora genital femenina. De tal manera que este nombre define su función principal: convertir la lactosa en ácido láctico, y su forma. Esta función es esencial en el mantenimiento de la flora vaginal, debido a que de ellos depende el pH de la mucosa.

La firma farmacéutica destaca que de los más de 10 billones de bacterias que conforman la flora vaginal, las lactobacillus representan, ni más ni menos que, el 96%. El resto concierne a otras bacterias que también le corresponde la función de protección. Incluso existen algunos hongos, como Candida albicans que, aunque no formen parte de la flora vaginal, pueden estar presentes en la mucosa vaginal sin ocasionar síntomas.

Desequilibrios en la flora vaginal

Sin embargo, este equilibrio de la flora vaginal es muy frágil y es fácil que se rompa cuando hay determinados cambios, como los hormonales. Por ejemplo, durante la menstruación, el embarazo y la menopausia. Pero también otros como el ejercicio, el sexo, el estrés y determinados medicamentos y enfermedades pueden alterar este equilibrio.

El picor es uno de los síntomas de la flora íntima alterada

Importante apuntar que la edad es otro factor que afecta a la composición de la flora de la zona íntima, asociado a la actividad hormonal. La microbiota vaginal no es la misma en la infancia que en la pubertad, y también varía en el embarazo y la menopausia.

Ginecanes señala dos tipos de desequilibrio de la flora bacteriana vaginal más frecuentes.

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una situación que se produce cuando se altera la proporción de los distintos tipos de bacterias que pueblan la vagina.

Candidiasis

La candidiasis tiene su origen en las levaduras, que es un tipo de hongo, en este caso la Cándida.

¿Cómo podemos prevenir desequilibrios en la flora vaginal?

Fundamental: poner en marcha una serie de buenos hábitos nos pueden ayudar a cuidar nuestra flora bacteriana vaginal. En este sentido, la marca de salud íntima apunta, entre otras, usar ropa interior de algodón y no usar prendas ajustadas ni suavizante para las braguitas. Asimismo, recomienda lavarse las manos con cierta frecuencia, evitar el uso de esponjas o manoplas en la zona y cambiar las toallas regularmente.

Ginecanes aclara que este tipo de infección se debe a una higiene excesiva e incorrecta de la zona. Explicamos: el pH de la vagina suele estar entre 3,8 y 4,5, por lo que es más ácido que el de la piel, que se encuentra en 5,5. De esta manera, incluso los jabones y geles de ducha más respetuosos con la piel son menos ácidos, que lo que la vagina realmente necesita y pueden perturbar el equilibrio entre los microorganismos de la flora vaginal que necesitamos para que ésta goce de buena salud.

De esta manera, para la limpieza diaria y cuidado de toda la zona genital, e incluso alrededor del ano, se recomienda el uso de productos de higiene específicos que no alteren el pH de la zona y secarse después a conciencia y probióticos vaginales para reforzarla y equilibrarla.

En El Boticario en casa, podrás encontrar GineCanesfresh, un gel íntimo que aporta sensación de frescor y limpieza y evita irritaciones y molestias en las zonas perineal y vulvar, y GineCanescalm, en gel y crema, también indicado para el cuidado específico y la higiene de estas zonas. En cuanto a los probióticos, está GineCanesflor, el probiótico natural constituido por Lactobacillus plantarum, cuya finalidad es fomentar el equilibrio de la flora de la mucosa vaginal.

Por otro lado, también de esta línea de Bayer, contamos con el gel vaginal GineCanesbalance, que trata la vaginitis bacteriana.

Síntomas de problemas en la flora vaginal

Entre los síntomas de la flora íntima alterada, se encuentran picor vaginal, escozor, irritación, ardor al orinar, etcétera. Cuando se trata de la vaginosis bacteriana, puede presentarse una secreción de color blanco o grisáceo, que desprende un olor muy característico (como si fuese de pescado), especialmente después del sexo. En el caso de la candidiasis, se caracteriza por la aparición de un flujo viscoso y blanquecino que no huele mal.

 

La candidiasis bacteriana viene acompañada de picorMientras dure la infección, Ginecanes recomienda no utiliza tampones ni espermicidas y aconseja abstenerse de mantener relaciones sexuales.

Para ambos casos, indica que es muy importante tratar estas patologías, pues podrían facilitar el contagio de numerosas enfermedades de transmisión sexual y, en las mujeres embarazadas, podrían causar un parto prematuro.

Esperamos que estos consejos te ayuden a cuidar tu flora genital femenina y evitar así que se altere su equilibrio y repercuta en tu salud. Y siempre, consulta a tu médico o farmacéutico.

Higiene en el gimnasio | El Boticario en casa

Precauciones en el gimnasio y en la piscina

Hemos vuelto de vacaciones y de este torbellino de fiestas y comidas especiales que la gran mayoría de nosotros nos encontramos queriendo perder esos kilos de más que nos sobran y lo más frecuente es que estemos acudiendo a algún centro deportivo para poder aumentar nuestra actividad deportiva.

Pues bien, estos lugares suelen estar muy cuidados y cumpliendo las normativas sanitarias y de salud publica, sin embargo, es importante que por nuestra parte no bajemos la guardia y mantengamos ciertos hábitos saludables para evitar enfermedades contagiosas.

Así y dependiendo del centro y de la actividad debemos seguir estas rutinas:

GIMNASIO

gym

  1. Utiliza siempre una toalla para cubrir tanto los asientos como el respaldo de las máquinas y por supuesto en colchonetas también. Parece obvio, pero a veces por no cargar en la mochila con más peso vemos ridículas toallas que parecen más bien pañuelos y que no sirven para proteger nuestra piel de los gérmenes que de forma natural existen en zonas de mucho uso, con temperaturas medias altas y con una gran humedad.
  2. Despues de utilizar un aparato o máquina debemos preocuparnos de limpiarlo con una toalla humeda o producto de limpieza en spray. Lo normal es que el propio gimnasio se encargue de la limpieza permanente o al menos de facilitar en la sala los materiales necesarios para que los usuarios realicen la tarea.
  3. Lava siempre tus manos. Aunque después vayas a correr en el exterior o te duches en casa, lávate siempre las manos ya que es la zona que más comparte la suciedad. Y si puedes usar mitones o guantes específicos deportivos mejor que mejor.
  4. Utiliza tu propia botella para beber mejor que la fuente común. Pero si la utilizas, por supuesto, nunca pegues los labios al surtidor.
  5. Y en la ducha, siempre, siempre, siempre utiliza chanclas. Por mucha higiénico que sea el centro, nunca debes andar descalzo.

PISCINAS

natacion

  1. Fundamental mantener siempre el equipo de protección en buenas condiciones: gafas, tapones de oídos y gorro.
  2. No andar descalzo ni en el borde de la piscina y siempre utilizar calzado adecuado que evite los resbalones.
  3. Dúchate siempre antes y después, así retirarás de la piel los germenes para no trasmitir los tuyos propios y para desprenderte de los que pudieras haber recibido en el entorno.
  4. Seca muy bien la piel, evitando dejar zonas húmedas como las axilas o las zonas interdigitales en pies y manos.

En general son cuestiones propiamente dichas de higiene personal que nos ayudaran a evitar contagios.


higiene


hidratacion


cabello

Al practicar deporte, la frecuencia en nuestra higiene personal aumenta, por ello es fundamental utilizar productos eficaces y suaves que no alteren el Ph de nuestra piel y que nos ayude a mantener esa higiene necesaria tan necesaria para nuestra salud, y los niveles de hidratación adecuados.