Archivo de la etiqueta: higiene dental

Cuidados de los dientes de leche de tus hijos

Los dientes de leche comienzan a salir a partir de los tres o cuatro meses y terminan de salir alrededor de los tres años. Estos dientes de leche comienzan a caerse a los seis años, aunque cada niño sigue su ritmo.

Se les llama dientes de leche porque tienen un color más blanco que los dientes definitivos.

Por tanto aunque no son dientes definitivos hay que cuidarlos como si lo fueran ya que además de tomar buenos hábitos desde pequeños, es importante que gocen de una buena salud bucal para un correcto desarrollo del bebé.

Los dientes de leche son incluso más frágiles que los definitivos y más sensibles a las caries ya que la dentina y el esmalte que tienen son más débiles.

Así los cuidados que debemos adoptar desde que son bebés son:

La limpieza incluso antes de que salgan los dientes 

Es importante limpiar y masajear las encías del bebé al menos una vez al día, así además de limpiar la boca conseguimos que se acostumbre y nos resultará más fácil introducir el cepillo de dientes a partir del año.

Cepillado de dientes a partir del primer año

A partir de un año hay que limpiar los dientes con los cepillos dentales infantiles, pero sin utilizar pasta de dientes ya que aun no saben escupir y suelen tragarse la pasta de dientes lo cual es perjudicial para su salud.

Siempre hay que limpiar los dientes después de la última toma de la noche.

Hilo dental a partir de los dos años

A partir de los dos años incorporamos el uso del hilo dental para limpiar las caras de los dientes. Y se puede comenzar a utilizar pasta dental especial para niños que tienen una menor cantidad de fluor o incluso no lo incluyen. Por supuesto siempre con los padres enseñándoles, supervisando y ayudándoles. Con una pequeña porción de pasta en la punta del cepillo será suficiente. Y es preferible que escupan antes de comenzar con el enjuague, para así evitar que traguen pasta dental.

Primera visita al dentista

Desgraciadamente no se suele acudir al dentista hasta que aparece un problema, pero lo ideal sería acudir a esta primera cita con nuestro hijo al aparecer los primeros dientes de leche y volver a tener una revisión cada seis meses.

Aunque los dientes de leche no son definitivos el descuidarlos puede afectar al los dientes permanentes que vienen de camino.

No olvides que los niños aprenden por imitación, así lo ideal es que se cepillen los dientes con un adulto, además de seguir un hábito necesario y saludable pasarán más tiempo contigo y será más divertido.

Higiene bucal infantil | El Boticario en casa

¿Cepillo de dientes eléctrico o manual?

Existe una gama tan amplia de modelos tanto de los cepillos manuales como de cepillos eléctricos que resulta muy difícil saber cual nos conviene más. Desde luego quien mejor nos podrá responder es nuestro dentista que conoce exactamente cuales son las caracteristicas especiales que necesitamos en la higiene bucal.

Nosotros lo que queremos es facilitaros un poco de información a cerca de cuales son las principales caracteristicas de los cepillos de dientes elécticos para que podais decidir con más claridad.

Los cepillos de dientes eléctricos generan un rápido movimiento rotatorio del cabezal gracias a un pequeño motor que llevan incorporado, el cual puede recargarse enchufandolo a la red elécticra.

La diferencia principal entre un cepillo de dientes eléctrico y uno manual es la facilidad de uso en una correcta higiene bucal.

Con pasar el cepillo sobre cada diente, el cepillo eléctrico se encarga de todo lo demás, no necesitas un alto conocimiento de las tecnicas para la correcta higiene de los dientes ni mucho esfuerzo.

Las principales ventajas que aporta son:

  • Fácil acceso a los dientes que están al fondo de la boca ya que su mango es más alargado llega mejor a cada muela y al espacio que hay entre ellas.
  • Limpia más en profundidad los espacios interdentales, aunque sigue siendo necesario el uso de la seda dental después del cepillado.
  • Aseguran un tiempo mínimo de cepillado ya que los más modernos incluyen un temporizador que indica este tiempo minimo. Normalmente con el cepillo manual los lavados son demasiado breves.
  • Los nuevos módelos incorporan un sensor de presión para proteger las encias.
  • Siempre que se tenga alguna dificultad o movilidad reducida en las manos, facilita en gran medida el que el cepillado dental se realice correctamente.

Los cepillos dentales eléctricos que mejores resultados ofrecen son los que que realizan movimientos de rotación y oscilación y no los de vibración. Dentro de este tipo existe otra clasificación en función de la velocidad del cabezal:

  • cepillo dental ordinario: la velocidad de movimiento es normal.
  • cepillo dental sónico: produce una vibración audible en un rango entre 20 y 20.000 Hz.
  • cepillo dental ultrasónico: es mucho más rápido. Supera los 20.000 Hz. Lo más positivo de estos cepillos es que está probado que los ultrasonidos ayudan a eliminar una mayor cantidad de placa.

En cuanto a la forma, podemos elegir entre redondos o alargados. El de cabezal redondo está diseñado para rodear mejor el diente y limpiar más en profundidad los espacios interdentales. El alargado alcanza una mayor superficie en cada pasada y como las cerdas tienden distintos tamaños también acceden al espacio enterdental.

Hay que tener en cuenta que existen algunas situaciones en las que no está recomendado el uso de cepillo de dientes eléctrico como es el caso después de una cirugía, cuando hay puntos de sutura o alguna zona dolorida.

Por otro lado en el caso de tener una ortodoncia, hay que tener mucho cuidado, aunque existen en el mercado cepillos dentales eléctricos especificos para el uso con ortodoncias.

En El Boticario en casa ofrecemos un amplio surtido de cepillos eléctricos y manuales, no te quedes con ninguna duda y consultanos tu caso, estaremos encantados de atenderte. Consultar modelos.

Cómo utilizar un irrigador dental

¿Qué es un irrigador dental?

Un irrigador dental es un aparato eléctrico que aplica un chorro de agua a presión para limpiar dientes y encías. Permite mejorar la limpieza de la boca llegando a lugares de la boca de difícil acceso, por esta razón está especialmente en las siguientes situaciones:

al utilizar prótesis u ortodoncia personas con encías sensibles y/o enfermedades periodontales personas con diabetes ya que se relaciona con la periodontitis cualquier persona que quiera disfrutar de una higiene dental completa

 

Al utilizarlo conseguimos arrastrar residuos, placa bacteriana y estimular las encías.

irrigadores dentales

¿Cómo se utiliza un irrigador dental?

  1. En primer lugar debes haberte cepillado previamente los dientes
  2. Llena el deposito con agua, y si tienes las encías sensibles mejor que sea con agua tibia.
  3. Puedes añadir colutorio y disolverlo en el agua para una acción mas profunda. En este caso recuerda no beber agua hasta pasados 30 minutos de la limpieza para que no desaparezcan los efectos.
  4. Si tienes las encías sangrantes no utilices demasiada presión en la salida del agua.
  5. Si tienes implantes, prótesis u ortodoncias si es recomendable utilizar una potencia mayor para arrastrar cualquier residuo.
  6. Es recomendable que elija un irrigador que incluya la graduación de la presión en el mango de la boquilla, ya que será más fácil su regulación.
  7. En el primer es mejor comenzar por la presión mínima e ir eligiendo la que mejor se adapte a nuestro caso.
  8. Conecta la boquilla a la manguera. Normalmente se incluyen un par de boquillas para dientes y encías y otra para la lengua (la cual siempre se nos queda atrás).
  9. Coloca el irrigador sobre los dientes y enciendelo, o bien teniendo el irrigador apuntando al lavabo pulsa el botón de pausa y enciendelo, y luego colócalo en la boca y deja salir el agua a presión.
  10. En cualquier caso, una vez introducido en la boca, inclínate sobre el lavabo, cierra los labios alrededor de la boquilla para evitar que el agua salga disparada, y déjalos ligeramente entreabiertos para que pueda salir de forma controlada el agua.
  11. Repasa el irrigador tanto por delante como por detrás de los dientes, en los espacios interdentales y sobre las encías.
  12. Para finalizar retiramos la boquilla y vaciamos el agua que pueda quedar en el deposito, secando ambas piezas antes de guardarlo.

Comprobarás como mejora tu salud dental a la vez que disfrutas de un agradable frescor en la boca.

Sorteo “Neceser higiene dental LACER”

ta semana queremos recordaros que hemos comenzado un sorteo en el que el ganador podrá recibir completamente gratis un neceser de productos Lacer para mantener la higiene dental.

Para participar solo tendrás que ir a nuestra página de Facebook y responder a la pregunta que formulamos sobre higiene dental, así que venga ¿te animas?

Además, para reforzar la importancia de la higiene dental no solo para lucir una bonita sonrisa si no también para cuidar nuestra salud, os dejamos estos breves consejos:

  1. Debemos cepillarnos lentamente y con movimientos circulares.
  2. Es importante utilizar además del cepillo dental los cepillos interdentales y/o hilo dental.
  3. Tras finalizar el lavado de dientes es fundamental utilizar colutorio. Asegurate bien de elegir un colutorio que no manche tus dientes.
  4. Cepillate como mínimo dos veces al día: en la mañana y por la noche.
  5. Renueva el cepillo de dientes cada tres meses.
  6. Si no puedes lavarte los dientes inmediatamente después de las comidas, come chicle ya que ayudará a eliminar bacterias.
  7. Visita el dentista al menos una vez al año y hazte una limpieza en profundidad también una vez al año.

Y como siempre, ante cualquier duda consulta con el especialista.