Archivo de la etiqueta: ejercicio fisico

En Navidades es difícil mantener el peso con las numerosas comidas navideñas

Disfruta de las comidas navideñas sin descuidar tu peso

Aunque un año tras otros por estas fechas nos proponemos no coger kilos y estar atentos con la infinidad de reuniones, comilonas incluidas, a las que estamos convocados, casi todos caemos en la tentación. ¡No es para menos!  Hay que estar hecho de un material muy especial para decir no a esos sabrosos aperitivos, esos platos deliciosos a la vez que calóricos, esas mesas repletas de dulces o esos novedosos cócteles.

Y llegados a este punto nos preguntamos: ¿es posible disfrutar de las comidas navideñas sin descuidar el peso? Esta temporada navideña sí que va a ser posible, gracias a los consejos de la prestigiosa Clínica Mayo.

Consejos de una de las más prestigiosas instituciones médicas del mundo

La Clínica Mayo es una institución médica norteamericana, reconocida recientemente por US News & World Report como el hospital número 1 en general y el mejor clasificado en doce especialidades. Cuenta con una sección dedicada al estilo de vida saludable y sus investigaciones al respecto son muy respetadas en todo el mundo.

Por tanto, ¿qué mejor idea que seguir los consejos de la Clínica Mayo para mantener nuestro peso estas fiestas?

Comidas navideñas | El Boticario en casa

En principio, el famoso centro médico nos dice que las personas aumentan un promedio de 500 gramos a 1 kilo durante las fiestas navideñas, y un poco más aquellos que tienen sobrepeso o son obesos. Sin embargo, añade, “con la fórmula adecuada para tu cuerpo y tu estilo de vida, puedes evitar aumentar de peso, mientras disfrutas de lo mejor de la Navidad, ¡incluidos algunos dulces!”.

Recomendaciones de los expertos de la Clínica Mayo

Saborea la comida de Navidad

Según la institución médica: “Mientras que las estrategias comunes para bajar de peso se enfocan en evitar ciertos alimentos, la restricción de alimentos, especialmente durante los momentos de celebración, puede ser contraproducente y provocar que termines comiendo en exceso”. Y aconseja sobre las comidas navideñas: “Saborear y disfrutar de los alimentos. Cuanto más disfrutes de la comida que comes, mayor será la probabilidad de que te sientas satisfecho con menos cantidad”. ¡Te encanta este consejo! ¿Verdad?

Concéntrate en las porciones

Aquí la Clínica Mayo nos ofrece un sabio y útil consejo: “No necesitas alterar cada receta o plato favorito de la familia. En lugar de sacrificar el sabor de tu clásico estofado o de las famosas galletas de la abuela, tan solo presta atención a cuánta hambre tienes o qué tan lleno estás durante cada comida y sé consciente de las porciones que estás sirviendo”. Estupenda idea para mantener el peso en Navidad.

Disfrutar de las recetas navideñas | El Boticario en casa

No te compliques la vida

Relájate, olvida las largas listas de «lo que debo hacer» y «lo que nunca debo hacer». Esta Navidad opta por una estrategia más sencilla, donde desaparezcan los refrescos azucarados, los desayunos ricos en proteínas o acudir uno o dos días a la semana al gimnasio. “Establecer una meta alcanzable durante la apretada agenda de la temporada navideña aumentará la probabilidad de que la puedas lograr y de que te sientas orgulloso de ello”.

Incorpora el ejercicio

Equilibrar las calorías consumidas en las comidas navideñas con las que quemas es clave para mantener el peso. Así que, “aprovecha los alimentos que consumas, que naturalmente te darán más energía, para moverte (la famosa subida de azúcar)”. Además, practica deportes de invierno, disfruta de la nieve o pasea en familia por senderos. No es solo hacer ejercicio, “sino también crear recuerdos”.

Paseos en familia en Navidad | El Boticario en casa

Reflexiona y repite

“Mantener el peso es cuestión de equilibrio y encontrar el tuyo llevará tiempo. No dejes que los retrocesos te desalienten. En cambio, haz que ser consciente se convierta en un hábito. Dedica tiempo a reflexionar, meditar y escribir en un diario sobre tus progresos y experiencias. Con el tiempo, notarás patrones que te ayudarán a averiguar qué puedes mantener y qué debes cambiar”.

¡Magníficas propuestas para vivir unas Navidades sin agobios y sin mirar la báscula de reojo!

Disfruta de las tradiciones navideñas | El Boticario en casa

El Boticario en Casa te ofrece un último consejo para esta Navidad: disfruta estas fiestas navideñas al máximo con tu familia, recuerda divertirte. Saborea cada momento, cada reunión y cada comida, porque como bien apuntan estos expertos, “las comidas se convierten en tradiciones por una simple razón: pueden crear momentos que recordarás durante años”.

 

La pasta es indispensable en una dieta sana y equilibrada

La pasta, esencial en nuestra mesa

¿Qué mejor día que hoy para organizar una cena con amigos en torno a un buen plato de espaguetis o macarrones? Y es que se celebra el día mundial de la pasta, una efemérides creada en el año 1995 en la ciudad de Roma y escogida por los fabricantes de diversos países en el primer congreso mundial de este exquisito alimento.

¿Sabes que existen más de 300 variedades de pasta? Pues imagínate las infinitas formas de prepararlas: en ensalada, un primer plato con verdura, un plato único con o sin salsa, rellenas, simples… ¡Qué rico! Este delicioso alimento es un indispensable en toda despensa, un plato de lo más recurrente, versátil y fácil de cocinar. Y lo mejor: con él siempre aciertas, ya que gusta a prácticamente todo el mundo.

Con estas características, no es extraño que la pasta se haya convertido en uno de los alimentos más consumidos en el planeta. En muy poco tiempo, pasó de ser un ingrediente principal de la cocina mediterránea, especialmente la italiana, a estar presente en cualquier cocina del mundo.

La pasta es uno de los alimentos más populares del mundo, que no deben faltar en una dieta sana

La pasta es un elemento esencial en una dieta equilibrada

A esto se añade que, consumida con moderación, es perfecta para una dieta equilibrada. Y es que sus grandes valores nutritivos convierten a la pasta en un alimento muy saludable para nuestro organismo.  ¿Repasamos algunos beneficios que se le atribuyen?

Vamos a ello:

  • Ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.
  • Baja los niveles de colesterol.
  • Su consumo es ideal para personas hipertensas.
  • En cantidades razonables, ayuda a mantener el peso corporal.

Sin embargo, si quieres tomarla aún más sana, puedes optar por la pasta integral, que ya se puede adquirir en la gran mayoría de los supermercados. Y para aquellos que están a dieta, pueden prepararla en ensaladas o cocinada sin salsas. Con hierbas aromáticas, especies (albahaca, orégano, pimienta, etcétera) y un poco de aceite está exquisita o bien, con un simple ajo rehogado.

No hay que olvidar que en cualquier dieta equilibrada se aconseja una ración de pasta un día a la semana.  Especialmente recomendable es para deportistas, ya que comer este popular alimento antes y después de entrenar ayuda a reponer rápidamente la energía en nuestro cuerpo.

Y, por último, un par de curiosidades y una buena idea:

  1. Cocinar la pasta al dente no solo se hace para que tenga un mejor sabor, sino también porque ayuda a que se tenga una mejor digestión.
  2. Sus diferentes tamaños tienen su explicación: las de formas llamativas son perfectas para ensaladas, las pequeñas son ideales para las sopas, las grandes para rellenarlas y las alargadas para salsas.

Idea: A la hora de comerla: calienta previamente los platos, ya que la pasta se enfría muy rápidamente.

Feliz Día Mundial de la Pasta ¡A disfrutar!

Buenos hábitos para después del verano

Septiembre es el mes de las segundas oportunidades y aún estamos a tiempo de conseguir tanto los propósitos que nos fijamos a principios de año como de recuperarnos de los excesos del verano: terrazas, chiringuitos, vacaciones…

Seguramente nuestro cuerpo ya nos pedía volver a las rutinas saludables y dejar atrás los excesos.

Estas son nuestras propuestas para que lo consigas:

  1. Vuelve a las 5 comidas al día: en vacaciones solemos pasar muchas horas fuera de casa y nos saltamos los tentempiés, recuperalos y llegarás con menos hambre a las comidas principales.
  2. Come más sano incorporando más fruta, verduras y hortalizas. Controla los hidratos de carbono.
  3. Reduce al máximo la grasa en tu dieta: atrás quedaron fritos, empanados, salsas, helados cremosos, etc. Solo el 30% de nuestra dieta pueden ser grasas.
  4. Que no falte la fibra en tu dieta, en verano se nos suele quedar olvidada. Vuelve a los alimentos integrales.
  5. Reduce los caprichos: no se trata de que los quites todos, pero al ve reduciéndolos, incluso así los disfrutarás más.
  6. Bebe más agua: recuerda el objetivo de 2 l. al día.
  7. Mantén una buena higiene del sueño: dormir 7 u 8 horas es fundamental para rendir en el trabajo, en los estudios y en la vida ordinaria, incluso mejorará tu estado de animo al encontrarte menos con menos cansancio.
  8. Repara los excesos de sol en la piel y el cabello: los extras de hidratación son fundamentales en esta época.
  9. Incorpórate progresivamente al ejercicio diario. No pretendas empezar con el mismo nivel ni exigencia que cuando lo dejaste antes de las vacaciones, aunque el cuerpo sano se recupera rápidamente debes incorporarte a la rutina poco a poco.
  10. Hazte de un buen planificador, tu eliges en papel u online, pero anota tus tareas, programa la semana y luego disfruta marcando todo lo que has conseguido. Te servirá tanto para que no se quede nada en el tintero como para subirte la moral.
  11. Sé consciente de tu disponibilidad y fíjate objetivos alcanzables, si no te gusta el gimnasio o no hay ningún deporte que te entusiasme puedes andar todos los días una hora, bájate una parada antes del autobús, sube y baja por las escaleras… son muchas las opciones pero haz al menos una de ellas al día.
  12. Fijar tus objetivos con familia y amigos te puede ayudar a hacerlo mas divertido y alcanzable, os apoyareis los unos a los otros.

Recuerda fijarte un plazo para cada objetivo y haz el seguimiento de como lo consigues ¡te sentirás fenomenal!

Sorteo «Pedalea este verano»

Los beneficios de pasear en bicicleta son innumerables, no hay duda. Por este motivo, en El Boticario en casa te queremos ayudar a mantenerte en forma, sorteando esta bonita y practica bicicleta.

Solo tienes que:

  1. Hacer una compra en www.elboticarioencasa.com superior a 50,00€ del 16 al 22 de julio
  2. Rellenar el formulario
  3. El sorteo se realizará entre todos los participantes que cumplan estos dos requisitos y que residan en España peninsular.

Para más información consulta las bases legales

Bases Legales sorteo bici

 

Te animamos a que pedalees este verano y descubre las ventajas de pasear en bicicleta:

1. El pedaleo es un ejercicio cardiovascular. Con una hora de bicicleta al día quemarás cerca de 500 calorías. De hecho, es uno de las mejores actividades para quemar grasas y por tanto, luchar contra el colesterol, una de las primeras causas de enfermedad cardiovascular del mundo occidental.

2. Montar en bici tonifica los músculos de las piernas, como los cuádriceps o los isquiotibiales. Si no tienes mucho tiempo para practicar este deporte, puedes ir al trabajo o de compras con una bicicleta de paseo.

3. La posición de la espalda mejora. Y es que debido a la postura, levemente inclinada hacia delante sobre el manillar, fortalecemos los músculos de la zona lumbar de la columna, con lo que mejoramos la resistencia de la base de nuestra espalda y, a la larga, disminuimos la posibilidad de tener hernias. Eso sí, asegúrate de mantener una posición correcta en tu bici en todo momento.

4. Fortalece las rodillas, una de las articulaciones que más sufre a la hora de hacer deporte. Gracias a la bicicleta fortaleces la musculatura que ejerce de sujeción de la rodilla, ya que en este ejercicio las rodillas no soportan el peso de todo nuestro cuerpo y, por lo tanto, no se ven tan castigadas como en otras actividades físicas, se trata de un deporte de bajo impacto.

5. El ejercicio hace que desaparezca el estrés. Es un deporte que no requiere una altísima concentración ni una estrategia, ni pensar en los siguientes pasos, por lo que en la bici puedes dedicarte ese tiempo para ti, para pensar, para escuchar música o sencillamente para desconectar. Sobre la bici eres el dueño de tus pensamientos.

6. Tu sistema inmunológico también notará los beneficios.Como casi todas las actividades físicas, favorece el fortalecimiento de nuestro sistema de defensas. Además, la actividad cardiovascular aumenta la segregación de endorfinas, la hormona de la felicidad, lo que hará que tengas una agradable sensación de satisfacción tras el ejercicio.

7. Mejora tus relaciones. Pasear en bicicleta es un ejercicio que puedes hacer en familia y con amigos, es una forma divertida de pasar tiempo con las personas que quieres a la vez que os cuidáis.

 RELLENA EL FORMULARIO Y A PEDALEAR 

Mujer de 50 años | El Boticario en casa

En forma también a partir de los 50

A partir de los 50 años, nuestro cuerpo experimenta grandes cambios y, evidentemente, ni nos vemos ni nos sentimos como cuando teníamos 20 años. Sin embargo, con regularidad y vida sana también es posible estar en forma y sentirnos a gusto con nuestro cuerpo.

El envejecimiento podemos asociarlo a cambios físicos que incluye la atrofia muscular, disminución del número de fibras musculares y lugares de unión, músculos rígidos y tendones.

Puedes cansarte más rápidamente cuando haces ejercicio y con un metabolismo más lento, incluso el olor del pastel de manzana puede hacer que los números salten en la balanza hacia arriba. Sin embargo, los 50 años son el momento perfecto para tonificarte y ponerte en forma.

50 en forma

El ejercicio regular mejorará tu calidad de vida y la salud en general.

Consejos:

  1. Trata de realizar 3 horas de ejercicio aeróbico con intensidad moderada semanalmente. Si estás sufriendo de inflamación o artritis en las articulaciones, los ejercicios de alto impacto como correr y trotar pueden no ser una buena idea. La gimnasia acuática y la natación son actividades perfectas para las personas mayores de 50 años, debido a que el agua sirve como apoyo de tu cuerpo y quita la tensión de tus articulaciones. Caminar es otra buena opción.
  2. Ejecuta entrenamiento de fuerza de todos los grupos musculares principales dos o tres días no consecutivos semanalmente. Las personas de edad mediana o mayores deben tener como objetivo dos o tres series de 10 a 15 repeticiones de cada ejercicio. El entrenamiento de circuito es una excelente manera de tonificar todo tu cuerpo. Haz una serie de ejercicios destinados a cada grupo muscular y luego repite el circuito dos veces más.
  3. Haz estiramientos después de tus entrenamientos. Los ejercicios de flexibilidad son la mejor manera de protegerte contra las lesiones y prevenir el dolor excesivo. Se recomienda estirar hasta el punto de tensión sin dolor y mantener la posición de 10 a 30 segundos.
  4. Incorpora la actividad física en tu vida diaria. La mayoría de las personas no se retiran hasta que están en sus 60 años, así que probablemente estás ocupado con compromisos de trabajo, familiares y sociales. La constancia es la clave para tonificar, así que dale prioridad al ejercicio regular. Programa citas de entrenamiento en el calendario y alertas recordatorias en tu teléfono.
  5. Acompaña tu dieta diaria con los complementos necesarios que te ayudan a mantener equilibrado el organismo
Correr | El Boticario en casa

¿Quieres empezar a correr?

Uno de los buenos propósitos de Año Nuevo suele ser hacer más ejercicio que el año anterior y una de las actividades que nos resultan más asequibles y accesibles es correr, además si además de por salud queremos bajar de peso, este deporte nos lo pone más fácil.

Pensamos que con ponernos unas zapatillas, unas mallas y una camiseta nos podemos echar a calle y empezar a correr, pero no es aconsejable lanzarnos a la carrera así sin más.

Si tu vida es muy sedentaria o padeces alguna dolencia articular, muscular, sobrepeso o cualquier otra lo primero que debes hacer es consultar con el médico y contarle tus planes, el médico y no un entrenador es quién primero debe aconsejarte las pautas a seguir.

Complementos para el deporte

Complementos para el deporte

Una vez que tienes el visto bueno de tu médico, debes tener muy claras dos cuestiones imprescindibles para conseguir tu objetivo y que no tienen nada que ver con la forma física sino con tu mentalización:

  1. Constancia: los principios siempre son duros tanto por el hecho de romper nuestra rutina, el esfuerzo que debemos hacer para encontrar el hueco y vencer la pereza y por supuesto para sobreponernos a las agujetas que inevitablemente nos aparecerán.
  2. Progresión: es fundamental que vayamos muy poco a poco aumentando el esfuerzo, la distancia y la velocidad de carrera. De lo contrario podemos poner en peligro nuestra salud, además de frustarnos por no ver los resultados tan rápido como quisieramos.

Pues una vez aclarados estos puntos que resultan imprescindibles, pasemos a la acción. Os dejamos este artículo de la revista especializada Runnics, en el que se detalla un plan muy muy asequible para que, desde cero, consigas correr 30 minutos seguidos en tan solo 10 semanas.

Semana 1

  • Día 1: 1′ corriendo (da igual el ritmo), 2′ andando. 5 veces. Preferiblemente el lunes, que además es cuando todos tenemos mejores intenciones.
  • Día 2: 1′ corriendo, 2′ andando. 5 veces. Mismo entrenamiento. Deja que pasen 3 días porque los dos siguientes al día 1 tendrás agujetas.
  • Día 3: 1′ corriendo, 2′ andando. 6 veces.

Semana 2

  • Día 1: 1’30” corriendo, 2′ andando. 5 veces
  • Día 2: 2′ corriendo, 2′ andando. 4 veces
  • Día 3: 2′ corriendo, 2′ andando. 5 veces

Semana 3

  • Día 1: 2’30” corriendo, 2′ andando. 4 veces. Hasta aquí los entrenamientos nunca han durado más de 20 minutos. Quien diga que no tiene tiempo es para matarlo…
  • Día 2: 3′ corriendo, 2′ andando. 5 veces
  • Día 3: 3’30 corriendo, 2′ andando. 4 veces

Semana 4

  • Día 1: 3’30 corriendo, 2′ andando. 5 veces
  • Día 2: 4′ corriendo, 2′ andando. 5 veces
  • Día 3: 4′ corriendo, 1’30” andando. 5 veces

Semana 5

  • Día 1: 4′ corriendo, 1′ andando. 4 veces
  • Día 2: 4′ corriendo, 1′ andando. 5 veces
  • Día 3: 4′ corriendo, 1′ andando. 6 veces

Semana 6

  • Día 1: 10′ corriendo, 3′ andando. 2 veces. Verás que eres capaz de estar 10 minutos corriendo seguidos. Si no, no pasa nada, estarás ahí en pocas semanas.
  • Día 2: 5′ corriendo, 1′ andando. 4 veces
  • Día 3: 5′ corriendo, 1′ andando. 5 veces.

Semana 7

  • Día 1: 8′ corriendo, 2′ andando. 3 veces
  • Día 2: 8′ corriendo, 1’30” andando. 3 veces
  • Día 3: 8′ corriendo, 1′ andando. 3 veces

Semana 8

  • Día 1: 10′ corriendo, 2′ andando. 2 veces
  • Día 2: 10′ corriendo, 1’30” andando. 2 veces
  • Día 3: 10′ corriendo, 1′ andando. 2 veces

Semana 9

  • Día 1: 20′ corriendo, 2′ andando, 10′ corriendo
  • Día 2: 15′ corriendo, 2′ andando, 15′ corriendo
  • Día 3: 10′ corriendo, 1′ andando, 3 veces

Semana 10

  • Día 1: 20′ corriendo, 2′ andando, 15′ corriendo
  • Día 2: 20′ corriendo, 1′ andando, 10′ corriendo
  • Día 3: 30 minutos corriendo

El plan estará más o menos adecuado según para qué personas, pero es una buena guía para ver que tenemos que hacerlo progresivamente, jugando con el tiempo de recuperación, el tiempo seguido corremos cada día y el tiempo total corrido.

Y por supuesto, no olvides que parte del entrenamiento es la recuperación adecuada y los estiramientos.

Programa en tu móvil o con un reloj con cronometro los intervalos de carrera y caminta y ponte las zapatillas ¿Cuando empiezas a correr?

Envejecimiento saludable | El Boticario en casa

La Edad de Oro. Envejecimiento saludable

Tenemos que saber que el ser mayor no está reñido ni mucho menos con la salud. En España, nuestros de ancianos, tradicionalmente, una vez llegados a cierta edad, han dejado que los achaques los limiten y hagan disminuir considerablemente su calidad de vida.

Una causa común a lo que esto es debido, es que nuestros mayores siempre se preocupan más indiscutiblemente por su familia y dejan su salud en un segundo plano.

En este este articulo daremos una serie de claves y consejos para, en la medida de lo posible, recuperar los buenos hábitos y ayudar a mantener una digna calidad de vida.

OMS (Organización Mundial de la Salud), define el envejecimiento saludable como “el proceso real de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de optimizar la calidad de vida a medida que las personas envejecen. El envejecimiento activo se computa tanto a los individuos como a los grupos de población. Permite a las personas ancianas impulsar su potencial de bienestar físico, social y mental a lo largo de todo su ciclo vital, ocupando y participando en la sociedad de acuerdo con sus necesidades, deseos y capacidades”.

otono

Consejos para mantener una ancianidad saludable:

1. La alimentación es uno de los factores principales. Lo situamos en primer lugar porque es de vital importancia, aunque en todas las edades la alimentación lo es, lo que se come en los años dorados es aún más importante porque el organismo ya no tiene la misma fortaleza para defenderse y mantenerse. Comer equilibradamente le dará las vitaminas y nutrientes indispensables. Deben predominar los vegetales, las frutas y verduras. El consumo de proteínas debe ser moderado y preferiblemente provenientes de carnes blancas o huevo; deben ingerir pocos carbohidratos simples como azúcar, harinas y priorizar los complejos como fibras y cereales. Reduzcan al mínimo las grasas excepto, moderadamente, el aceite de oliva y los frutos secos. Los productos lácteos desnatados como fuente de calcio y al menos 2 l de agua / día.

2. 30 minutos diarios de ejercicio moderado por lo menos 3 veces por semana son suficientes para prevenir enfermedades, para mantener un tono muscular adecuado y favorecer a nuestro sistema inmunológico. Caminar, pasear al perro, subir y bajar escaleras son algunas de las opciones que puede poner en práctica sin necesidad de ir al gimnasio.

3. Mantenerse ocupado con algún hobbie ayuda a la mente y mantiene la destreza que en esta edad se va perdiendo.

4. La sexualidad no es patrimonio exclusivo de los jóvenes. Aunque en esta edad el tema sexual es casi tabú, practicar sexo de forma moderada, es saludable y ayuda a nuestro estado de bienestar porque al realizar esta actividad física nuestro cerebro genera endorfinas.

5. El aislamiento es particularmente dañino en las personas mayores porque promueve la depresión y puede conducir a un acelerado deterioro o aparición de enfermedades. Mantener el contacto con amigos, familiares, salir a bailar, a cenar o al teatro. Hay que ver caras distintas, ambientes diferentes, ampliar el círculo social para no acomodarse en la rutina diaria

6. Acuda al médico regularmente. Es importante ser consciente de que cualquier patología que en otras edades no supone mayor problema, en esta si pueda suponerlo y menoscabar la calidad de vida. Por ello es conveniente llevar una vigilancia exhaustiva de cualquier sintoma que se sienta.

Vivir una segunda juventud es posible

Vivir una segunda juventud es posible

Por último, os dejamos un bello poema de Vicente Riva, que refleja muy bien esta etapa de nuestras vidas.

Mienten los que nos dicen que la vida
Es la copa dorada y engañosa
Que si de dulce néctar se rebosa
Ponzoña de dolor guarda escondida.
Que es en la juventud senda florida
Y en la vejez, pendiente que escabrosa
Va recorriendo el alma congojosa,
Sin fe, sin esperanza y desvalida.
¡Mienten! Si a la virtud sus homenajes
el corazón rindió con sus querellas
no contesta del tiempo a los ultrajes;
que tiene la vejez horas tan bellas
como tiene la tarde sus celajes,
como tiene la noche sus estrellas
Vicente Riva Palacio (1832-1896).

Estrés | El Boticario en casa

Cómo afrontar el estrés saludablemente

El estrés se trata de una reacción normal ante un cambio o desafío, pero cuando esa situación dura más de 2 semanas es preciso tomar medidas para combatirlo aunque lo ideal sería que supiéramos detectarlo en su estadio inicial con el fin de evitar que nos perjudique.

Identifica las situaciones que pueden provocárlo. Una vez que comprendas de dónde viene el estrés podrás idear maneras para combatirlo.

estres-hombre

Insomnio, nerviosismos y alteraciones psicologicas estan muy relacionadas con el estrés

Síntomas del estrés

  • Sentimientos exacerbados, miedo, enojo.
  • Insomnio.
  • Síntomas fiscos como dolores corporales, mucha hambre, fatiga.
  • ¿Que no se debe hacer para combatir el estrés?
  • Comer mucho o beber alcohol.
  • Malos hábitos en el sueño, dormir durante el día y realizar actividades por la noche. Esto que un principio parece que nos ayuda, al final son contraproducentes para nuestra salud y en definitiva agravan nuestra salud mental.

Consejos para afrontar el estrés saludablemente

  • Acepta de buen grado que no nos debemos preocupar por las cosas que tienen solución y por las que no las tienen tampoco.
  • El ejercicio moderado es una buena forma de tener la mente y el cuerpo ocupados. Está demostrado que las endorfinas generadas en el cuerpo a causa del deporte ayuda a combatir estos estados.
  • Sé positivo ante la vida y sus situaciones.
  • Pide apoyo a tu entorno, familia y amigos.
  • Busca alguna actividad que te guste, para en esos momentos en que te encuentras más bajo poder recurrir a ella y desconectar.
  • La alimentación es un factor muy importante. Mantener una rutina en las  horas previstas de ingesta y con buenos alimentos ayuda bastante.
  • Intenta mantener disciplina en todas las actividades diarias. Aunque al principio es muy difícil pero con el tiempo es una de las claves principales de la recuperación.
El cansancio es uno de los sintomas del estrés

El cansancio es uno de los sintomas del estrés

Y por supuesto y lo más importante, acuda a un especialista si los sintomas persisten, no mantengas nunca situaciones prolongadas de estres ya que pueden desembocar en situaciones y enfermedades de gravedad, como:

1. Enfermedades coronarias: al sufrir estrés, se puede elevar la presión sanguínea, causando problemas tan graves como ataques

2. Piel: en algunos casos de estrés excesivo, podemos sufrir problemas cutáneos como descamación, escozor, resequedad y picazón en la piel. También, puede presentarse acné, caída del cabello, sudor excesivo, rosácea, uñas quebradizas y urticaria.

3. Trastornos menstruales: el estrés en exceso puede alterar los ciclos menstruales de la mujer con nefastas consecuencias para su salud como la ausencia permanente del periodo menstrual o amenorrea, esterilidad o infertilidad (puesto que las hormonas sexuales y las que se producen por el estrés se regulan por la misma glándula, que es el hipotálamo). También puede desencadenar problemas ovulatorios y periodos menstruales irregulares, entre otros.

4. Problemas digestivos: Estudios recientes demostraron que el estrés causa (y en algunos casos empeora) los problemas digestivos. El colon irritable, algunas formas de gastritis, náuseas, diarreas, inflamación, dolor abdominal, entre otros, están secretamente relacionados con el estrés. Estas enfermedades pueden estar relacionadas también con la ansiedad y la depresión. La forma más clara de saber si estas enfermedades son causadas por el estrés, es que no son continuas, si no que se presentan frecuentemente sin una causa específica. Consulta a tu médico en caso de que alguno de los malestares anteriores se presenten con frecuencia.

5. Problemas mentales: El estrés puede desencadenar problemas mentales graves: ansiedad, depresión, insomnio, ataques de pánico, neurosis, etc., pueden ser enfermedades mentales muy graves que pueden tener su origen en una vida acelerada y con mucho estrés en la cotidianidad. Muchas veces, el tratamiento para el estrés puede incluir medicamentos y terapia diaria para tratar de reducir el estrés del día a día.

Llevar una vida diaria acelerada llena de estrés puede desencadenar muchísimas dolencias y enfermedades para la vida. Estudios recientes concluyeron que las mujeres son más proclives a sufrir estrés que los hombres, y por lo tanto, deben cuidar su salud a toda costa de los problemas causados por el estrés.

Estar en forma | El Boticario en casa

En forma después del verano

Septiembre casi más que enero es el momento en el que volvemos a fijar objetivos: adelgazar, hacer deporte, comenzar el curso que siempre se nos queda atrás, etc. Pues si eres de los que quieren ponerse en forma después de los excesos del verano, te dejamos estos consejos.

  1. No dejes de comer carbohidratos. Es fácil pensar que para reducir la ingesta de calorías nos conviene reducir el consumo de carbohidratos, eso está bien, pero no seas radical y no los elimines por completo de tu dieta, pasar del todo a nada solo te producirá estrés. Hazlo progresivamente para que el cerebro, que se alimenta de carbohidratos se acostumbre a las nuevas cantidades.
  2. No hagas una dieta demasiado baja en calorías ya que solo conseguirás que el cuerpo mantenga las grasas para obtener la energía que necesita.
  3. Planifica bien el entrenamiento y no te obligues a hacer grandes esfuerzos ya que solo conseguirás desmotivarte. Se progresivo en la carga de actividad y ve aumentando poco a poco, conforme tu cuerpo comience a sentirse cómodo.
  4. Procura tomar alimentos llamados reales, es decir, aquellos que en su composición solo tienen un ingrediente como el arroz, las verduras, la fruta, pollo, etc. El pan, por ejemplo, no sería un alimento real ya que está compuesto por varios ingredientes.

Además te recomendamos que sigas al entrevista al nutricionista Julio Basulto que nos da buenas orientaciones a la hora de planificar nuestra alimentación.

 

Astenia | El Boticario en casa

Vence la astenia otoñal

En otoño es frecuente sentirnos mas cansados e incluso con alteraciones en el carácter y en el animo y solemos pensar «va, síndrome post vacacional». sin embargo puede ser un caso de astenia otoñal, otro síndrome que debemos tratar, prevenir y superar de forma diferente.

Para conocer un poco mejor cuáles son estos síntomas y superarlo os recomendamos la lectura del siguiente artículo publicado por Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp):

otono

¿Cuáles son los síntomas de la astenia otoñal?

Llega el otoño y con él el descenso de las temperaturas, la lluvia, los cambios horarios, la disminución de las horas de luz… y la astenia otoñal. Y es que no todas las personas nos habituamos igual a los cambios ambientales que se producen con el paso de estación. Desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud te enseñamos a reconocerla y superarla.

Menos conocida que su equivalente primaveral, la astenia otoñal es un trastorno leve y de duración breve que puede provocar síntomas como cansancio, debilidad, somnolencia, bajo estado de ánimo, dificultad de concentración y apatía. También pueden aparecer otros signos como irritabilidad, falta de apetito, disminución de la libido e incluso un descenso de las defensas de nuestro cuerpo.

¿Y las causas?

Las causas están en la dificultad del organismo para adaptarse a los cambios ambientales que se producen con la llegada de la nueva estación. Esta dificultad de adaptación puede verse agravada, además, por factores propios de nuestro estilo de vida, como el estrés laboral o la falta de una alimentación equilibrada.

Mejor prevenir

Una vez que nuestro organismo se ajusta a los cambios estacionales, los síntomas de la astenia otoñal desaparecen. No obstante, lo mejor es prevenir su aparición mediante una serie de recomendaciones básicas:

  • Respetar las horas de sueño
  • Mantener una alimentación sana y equilibrada
  • Practicar ejercicio físico de intensidad moderada
  • Reducir el consumo de sustancias como tabaco, alcohol y bebidas con cafeína
  • Aprovechar las horas de luz natural para salir a tomar el aire y el sol
  • Realizar actividades intelectuales que nos motiven y estimulen
  • Hacer pequeños descansos de cinco minutos cada hora durante la jornada laboral
  • Mantener una actitud positiva frente al nuevo curso

Si estas recomendaciones no fueran suficientes para hacer frente a la astenia otoñal, una opción para sobrellevar los síntomas pueden ser los complementos alimenticios a base de vitaminas, minerales y aminoácidos, especialmente en aquellas personas que, por su estilo de vida, no ingieren todos los nutrientes que necesitan.

Los complementos de vitaminas, minerales y aminoácidos no curan la astenia, pero ayudan a que nuestro cuerpo obtenga todos los nutrientes que necesita para funcionar a pleno rendimiento y contribuyen a reforzar el organismo y que éste esté mejor preparado para evitar enfermedades e infecciones. Para saber cuál es el más idóneo para cada persona, la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) te aconseja consultar a tu farmacéutico.»