Archivo de la etiqueta: dieta

¿A dieta en Navidad? No, gracias

Las fiestas de Navidad se acostumbran a celebrar alrededor de la mesa. Es el momento en que toda la familia reunida comparte alimentos más lujosos de lo habitual y preparaciones más elaboradas para proporcionar un ambiente más festivo.

Esto nos lleva a que si hay una cosa que nos preocupa cuando se acercan las fechas navideñas es el hecho de pasarnos con las calorías: cenas en familia, comidas de empresa, dulces típicos… y a poco que nos descuidemos la báscula nos dará algún susto en Año Nuevo.

Además, los excesos pueden ocasionar un problema de salud si no se controlan. El exceso producido en una sola comida puede ser el detonante para desencadenar un problema grave de salud, especialmente en aquellas personas que tienen el colesterol, la tensión o el ácido úrico elevados.

Es normal que ganar peso te preocupe, pero tampoco debe obsesionarte.

Lo más importante: disfruta de estos días, de la comida y de la compañía. Que saltarte la dieta no sea el causante de un mal ambiente o de que estés mohíno durante las celebraciones. Si estás en tu peso y tienes unos buenos hábitos alimenticios, es cuestión de volver a la rutina para volverlos a bajar.

Si te sobra peso, debes intentar coger lo mínimo posible y en enero plantearte cambiar tu alimentación haciéndola variada, equilibrada y sana.

Te dejamos algunos consejos alimentarios para que goces de las fiestas:

  • No te hagas líos, los días especiales en Navidad no son más que cinco: cena de Nochebuena y Nochevieja, comida de Navidad y Año Nuevo, y el día de Reyes. Limita tus comidas “especiales” (incluidos turrones y mazapanes) a esas fechas. Fuera de estas fechas, sigue con tu alimentación normal.
  • Los días importantes colabora en la cocina con recetas sanas y saludables: quedarás bien, comeréis sano y vuestros comensales acabarán encantados.
  • Ojo con las porciones: si en vuestra casa la cena o comida es tipo buffet (los alimentos al centro y cada uno va cogiendo), es buena idea poner lo que vayas a comer en tu plato y limitarte a eso. De esta forma, evitarás comer de más o de menos. Intenta que todos los grupos de macronutrientes estén presentes en tu plato: elige alimentos variados y saludables.
  • Deja de comer cuando sientas que ya no te apetece más. No te sientas obligado a comer más (o peor) de lo que deberías por la presión de la familia: cuando sientas que estás satisfecho, para.
  • Evita el alcohol en la medida de lo posible: si ya vamos hasta arriba de calorías con la cena o comida, las calorías vacías del alcohol no nos harán ningún bien.
  • Bebe agua y mantente correctamente hidratado: no debemos descuidar nuestra ingesta de agua los días de fiesta. Además, nos ayudará a distinguir entre el “falso hambre” que a veces se debe a que estamos deshidratados, y la sed. Bebe durante las comidas y entre ellas, como harías en un día normal.
  • Hay que cocinar sólo la cantidad que se va a comer el día de la celebración, evitando que estas preparaciones sigan presentes en tu mesa durante los días o semanas siguientes.
  • Lo mismo sucede con los turrones, barquillos y polvorones. Es necesario planificar bien la compra. Hay que comerlos “cuando toca” y con moderación evitando tener restos en casa durante todo enero.
  • Prepara unos entrantes ligeros antes de servir los platos fuertes a base de ensaladas, marisco hervido y carnes magras como el jamón.
  • Puedes comer de todo lo que se ofrece intentando no llenar los platos más de lo que lo haces habitualmente en tu alimentación diaria.
  • Come despacio, con tranquilidad y masticando bien los alimentos.
  • Aunque hayas realizado una comida copiosa no te saltes otras comidas. Es preferible que hagas las tres comidas principales aunque sean más suaves.
  • Sigue haciendo ejercicio. De esta forma podrás quemar las calorías de más que has consumido. Por falta de tiempo y exceso de compromisos, no encontramos momento para movernos. No lo dejes de lado.
  • ¿Y si hemos abusado un poco de la bebida?En este caso el objetivo principal es hidratar y ayudar al organismo a acabar de metabolizar y eliminar el alcohol ingerido. Nuestro organismo necesitará algunos elementos clave: sobre todo agua, pero también vitamina C y vitaminas del grupo B, por tanto las frutas y las verduras serán imprescindibles, sobre todo en crudo. Es importante evitar lo que contribuya a deshidratarnos, como tomar alimentos salados, bebidas azucaradas, café y, obviamente, más alcohol.
  • Aunque seamos moderados en la cantidad que comemos, la mezcla será un importante hándicap para nuestro estómago. Es posible que las digestiones sean más lentas e incluso que aumente la sensación de pesadez o flatulencia. Para minimizar estos efectos colaterales lo mejor, además de no ingerir demasiados azúcares, es tener a mano infusiones, sobre todo combinaciones que incluyan algunas de estas plantas: menta-poleo, hierbaluisa, anís, hinojo, comino o anís estrellado. El té puede ser mejor opción que el café cuando sabemos que nuestras digestiones son algo delicadas.
  • Recuerda que hay que abrigarse bien y procurar que también lo hagan los más mayores de la familia, ya que el frío puede producir cortes de digestión cuando se ha comido demasiado.

Con estos consejos podrás disfrutar de las reuniones y celebraciones navideñas sin llevarte un sofocón.

Desde aquí todo el equipo de El Boticario en casa os desea una Feliz Navidad y próspero Año Nuevo.

 

 

Suplementos nutricionales

Los suplementos nutricionales son un producto alimentario que se toma por vía oral y que tiene la finalidad de complementar la dieta habitual.

suplementos-nutricionales

Hay que tener presente, que los nutrientes que tradicionalmente adquiríamos a través de los alimentos (frutas, verduras, carnes, pescados, legumbres, …) debido a los actuales sistemas de explotación extensiva, el agotamiento de los suelos, los aditivos,  los contaminantes, los tóxicos  y medicamentos incorporados, etc  cada vez son más deficientes,  ,e incluso puede que en algunos casos se hayan llegado a perder.

También puede ocurrir que nuestro organismo no sea capaz de absorberlos por diferentes circunstancias.

Los suplementos nutricionales suelen consistir en un concentrado de nutrientes, habitualmente vitaminas y minerales, u otras sustancias con efectos fisiológicos (extractos de plantas, aminoácidos, enzimas, etc.). Se comercializan en diversas dosis y se presenta en diferentes formatos.

Se administra para corregir la deficiencia nutricional de los individuos que de una u otra forma se alimentan de manera insuficiente según sus necesidades energéticas y plásticas.

Todos los suplementos nutricionales son regulados por ley y deben estar etiquetados correctamente según la normativa vigente.Por otra parte hay que subrayar que los suplementos alimentarios de los que queremos hablar–y esto es muy importante–, nunca deben sustituir una dieta equilibrada. Como indican, son suplementos.

Un suplemento debe actuar básicamente a tres niveles:

  1. Prevenir y corregir la falta de algún nutriente.
  2. Ayudar a alcanzar los niveles óptimos y adecuados de ciertos nutrientes que, a pesar de hacer una dieta equilibrada, por las razones que sea, no logramos suministrar al cuerpo en la cantidad que necesita.
  3. Ayudar en el proveimiento celular de sustancias que, a priori, las células no requieren, pero que les suministramos para alterar su comportamiento y obtener, así, un rendimiento mejor.

Pongamos el caso de una persona que sigue una dieta rica y que, por lo tanto, come habitualmente pescado azul (fuente principal de ácidos grasos omega-3), verduras de hoja verde (fuente principal de minerales), frutas y verduras rojas, naranjas y lilas (fuente de antioxidantes) y frutos secos y fruta desecada (fuente de omega-3 y omega-6, de vitamina E, vitaminas del grupo B, minerales y oligoelementos). Supuestamente, esta persona come de forma bastante equilibrada, pero hay varios factores que pueden alterar este equilibrio, como el ritmo de vida intenso, el deporte, el estrés, el tabaco o la polución, por citar solo algunos ejemplos. Por este motivo, en los últimos años, ha habido mucho interés en hallar suplementos naturales que protejan al cuerpo de los déficits originados por factores externos.

Aportando los suplementos adecuados completamos los nutrientes de los alimentos para facilitar al cuerpo la mejor actividad de sus funciones vitales.

Por otra parte, es necesario saber que los medicamentos en cambio producen efectos fisiológicos y químicos, que estimularán, inhibirán o suplirán funciones, en muchas de las ocasiones predominando sobre la respuesta natural del cuerpo.

Por eso es muy importante recordar que los suplementos dietéticos no son medicamentos. En cualquier caso los suplementos siempre han de ser un complemento de apoyo a una dieta correcta y equilibrada, que han de estar ajustados a las necesidades específicas de cada individuo y han de compensar bien los déficits derivados por diferentes causas o bien aportar un mayor potencial en las situaciones especiales que así lo requieran.

El Boticario en Casa te ofrece una promoción especial que sólo dura 15 días para que puedas beneficiarte de todas las ventajas de los suplementos nutricionales que aporta la Linea de Meritene:

promocion-meritene

¡No dejes escapar esta promoción!

¿Cómo funcionan los quemagrasas?

Estamos en plena operación biquini y queremos, como siempre, obtener resultados ya. Por eso pensamos en tomar productos quemagrasas que nos ayuden a conseguir nuestro objetivo.

Pues para poder establecer esos objetivos de perdida de grasa de forma objetiva y no frustrarnos debemos comprender muy bien qué son y como funcionan.

vientre plano

Si me lo permitís, voy a comenzar con un ejemplo que nos ayude a comprender el ciclo de los quemagrasas: pensemos en una mina de carbón en la que el carbón es la grasa, los mineros el ejercicio físico y los productos e ingredientes quemagrasas son las vagonetas que nos permiten extraer el carbón.

Muy bien, pues por más vagonetas que introduzcamos en la mina, necesitamos mineros que las llenen y las extraigan, así para que los productos quemagrasas sean efectivos tenemos que combinarlos con ejercicio frecuente y por supuesto con una dieta baja en grasas que no nos aporte más “carbón” del que ya tenemos (ojo a los aperitivos en la terraza con el buen tiempo…).

Principales componentes quemagrasas.

Algunos de las sustancias que se consideran con un alto poder quemagrasa son: L-carnitina, glucagón, metionina, taurina, colina, inosina, lecitina, piruvato, efedra, óxido nítrico, ácido linoleico conjugado, creatinina, entre otras.

Que es lo que no se debe hacer cuando tomamos sustancias quemagrasas

La Sociedad Española para el estudio de la Obesidad nos recomienda:

No sigas tratamientos farmacológicos sin registro oficial o en los que no se especifique su composición cuantitativa y cualitativa.

Olvida las dietas rápidas. La mayoría funcionan a costa del agua corporal y la masa muscular, y no de las grasas. Su éxito radica en que prometen pérdida de peso sin someterse a dieta y sin cambiar de hábitos.

Lo barato sale caro. Sus peligros para la salud son muchos: depresiones, psicosis, cuadros de ansiedad, hipertensión, arritmias cardíacas, fibrosis renal, tirotoxicosis, etcétera. Además del temido “efecto yo-yo”.

Si tomas algún compuesto quemagrasas, no refuerces tu dieta con más alimentos quemagrasas. Por ejemplo si tomas un compuesto que incluye el te verde como quemagrasas, no te hartes de infusiones de te verde en casa.

Otras recomendaciones a tener en cuenta son:

Vigila tu estado de salud antes de empezar a tomarlos. El estado de salud debe ser bueno, sin alergias a alguno de sus componentes. Consulta con el especialista, ante la más mínima duda.

Toma las dosis indicadas y recomendada. No por tomar más quemarás más grasa

Introduce temporadas de descanso para que tu cuerpo no se habitúe

Y, déjanos terminar con la primera observación con la que comenzamos este artículo: combínalo con dieta sana y baja en calorías y con deporte regular: verás los resultados.

quemagrasas

Dejate aconsejar siempre por los especialistas, si tienes dudas ¡consúltanos!

Infusiones para adelgazar

Tomar una infusión en un momento de descanso, es de esas sensaciones tan agradables que recordamos siempre con una sonrisa. Sin embargo últimamente se ha puesto de moda para adelgazar hacer dietas depurativas a base de infusiones, ya que de todos son conocidos los beneficios de las mismas.

No debemos pensar que por el hecho de ser plantas naturales la base de dichas bebidas, estas sean inocuas. En ocasiones producen efectos secundarios incómodos y también perjudiciales para nuestra salud.

Los beneficios que nos aportan las infusiones relacionados con el adelgazamiento son:

  1. Son diuréticos: es decir nos ayudan a eliminar esos líquidos de más que nos hacen sentirnos hinchados. Pero ojo, no debemos tomarlo con este propósito de forma habitual ya que en exceso podemos llegar a deshidratarnos y perder demasiados minerales, necesarios para el organismo. Debemos recordar que el agua es el principal componente del cuerpo humano. (Agua e hidratación: bases fisiologicas) datos agua
  2. Nos ayudan a regular el transito. Así nos ayudan a sentirnos mejor, mas ligeros y menos hinchados. Cuidado, tomar laxantes de forma continuada nos puede irritar el colon y hacer que el intestino deje de funcionar de forma autónoma necesitando siempre de ayudas externas. Además pueden producir calambres y molestias intestinales.
  3. Hay personas que con una ingesta continuada de varios tipos de infusiones han conseguido adelgazar dos kg en tres semana, pero en el momento en el que han dejado de tomarlas los han vuelto a recuperar.

Con esto no queremos decir que no se tomen infusiones, todo lo contrario, son deliciosas y en su justa medida nos ayudan a sentirnos mejor, a eliminar líquidos en el momento de la menstruación que tanto se retiene, a regular el transito, a conciliar el sueño, y un sin fin más de beneficios, pero insistimos siempre en la justa medida y consultando al especialista en caso de notar la más mínima molestia o contraindicación.

infusiones

Y una vez dicha esta advertencia, os resumimos algunas de las ayudas para nuestra dieta que nos ofrecen las infusiones, vía “Comienza hoy: Adios detox, hola teatox”:

La Rosella es una de las hojas utilizadas para limpiar el colon, sirve como digestivo y diurético. Cuando vamos mejor al baño, más rápido notamos los efectos de los hábitos saludables.

Los Frutos de Rosas son ricos en vitamina A y C, lo cual ayuda a reducir la inflamación de la piel. Si en nuestro programa nutricional, vamos viendo que la piel va tomando otro color y textura, esto nos va a animar a seguir con nuestras pautas.

Los Tés Blancos, el Oolong y el Pu-erh (té rojo), son de los mejores tés chinos para ayudar a quemar grasas. Son infusiones milenarias orientales, que se están conociendo en occidente por sus propiedades “lipolíticas”. Además, ayudan a desintoxicar el organismo porque son antioxidantes, refuerzan el sistema inmunológico y disminuyen los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Son un buen aliado si estás tratando de bajar volumen y peso.

La canela: Se lleva diciendo desde hace tiempo que la canela puede reducir los niveles de azúcar en sangre y disminuir la resistencia a la insulina y acelerar el metabolismo además de reducir el apetito. Yo la incorporo en polvo a yogures, bebidas de leche vegetal y postres, pero también puedes hacer una infusión con ella.

Si sientes que eres de esas personas que comen con ansiedad, te animo a que tomes tila y valeriana ayudan a calmarla, y lainfusión de fucus te aumenta la sensación de saciedad, por lo que beberla tras una comida “de régimen” te va a ayudar a sentirte saciada y, por tanto, con menos hambre para no caer en picoteos a deshoras.

Cuando te sientes inflamada o hinchada y ves que la ropa te queda mal puedes recurrir al té de diente de león o dandelion (dent de lion). El diente de león ayuda a eliminar líquidos retenidos en nuestro cuerpo. La cola de caballo y el roiboos también desinflaman.

Té Verde: lleno de antioxidantes que eliminan radicales libres responsables del envejecimiento. Si le añades unas gotas de limón ayudas a retener sus propiedades. Pasa como con la rosella. Te ayudan a tener un aspecto de la piel mejor, y eso te va a dar el impulso para seguir cuidándote.

¿Tomas alguna otra infusión que te guste o que te haya aportado alguna ventaja en particular a parte de su delicioso sabor?

¿Perder peso? reduce el consumo de calorías

Estamos en plena operación bikini y no solo debemos hacer ejercicio para perder peso, la dieta saludable es fundamental, pero conjuntamente debemos vigilar con lupa la cantidad de comida que ingerimos.

zumo naranja

Así que ¿quieres perder peso?

Pues para ayudarnos a disminuir ese consumo de calorías nos recomiendan los expertos de Runner’s World las siguientes pautas:

  1. Desayuno: toma una magdalena, pero no un boyo. Se trata de si el alimento que estás acostumbrado a tomar es adecuado lo que tienes que hacer es reducir la cantidad en la que lo tomas. Conseguirás reducir entre 100 y 250 calorías.
  2. Desayuno. En vez de la naranja en zumo tómala entera, te sentirás más saciado con la misma cantidad. Reducirás entre 40 y 110 calorías.
  3. Almuerzo. Aliña con aceite y vinagre o limón y especias, no con salsa espesas. Conseguirás sabor con muchas menos calorías. Reducirás en torno a las 118 calorías.
  4. Aperitivo: cambia la cerveza por una copa de vino. Reducirás unas 70 calorías.
  5. Cena. Cuando tomes queso de untar no lo hagas sobre galletas, utiliza endivias o apio. Reducirás 120 calorías.

Estos son pequeños trucos que nos ayudarán en el día a día a reducir nuestra ingesta de calorías. Recuerda que se trata que consumir menos calorías de las que quemas cuando quieres perder peso.

Y tu, ¿tienes algún truco más?

 

No te compliques: 5 pasos para cumplir tus objetivos

Ya han pasado las Navidades y todos tenemos en la cabeza y en la cintura cuanto nos hemos excedido en las celebraciones, así que casi todos hemos incluido en los propósitos de Año Nuevo el perder esos kilos que hemos cogido en el último mes.

Dietas detox, dietas expres, ayunos, planes de entrenamientos intensivos… y un sin fin de ideas para perder rápidamente el sobrepeso y volver a nuestra rutina.

Nuestro consejo es tener claro, que no se trata de acciones aisladas, si no de cambiar nuestra actitud y nuestra forma de ver la comida. Cambiando nuestra actitud conseguiremos que no se repitan estos excesos y que nuestra rutina no tenga tantos altibajos.

Así encontramos cinco pasos para cumplir y mantener nuestros objetivos:

  1. Agua: bebe mucha agua, más que contar calorías, cuenta los vasos de agua que te bebes al día, y recuerda que lo ideal está entre un 1,5- 2l/día. glass_water1
  2. Aire libre: sal al menos una vez a la semana al aire libre: un parque, la playa, la montaña… lo que tengas a la mano y no necesariamente para practicar algún deporte, basta con leer un libro, una revista, charlar con amigos, o pasear pero te sentará bien y mejorará tu estado de animo. hora ejercicio
  3. Alimentación: solo hace falta que sea una alimentación saludable en cantidad y en ingredientes. No te machaques con dietas y sacrificios. Come sano y se constante verás como los resultados se mantienen. Aunque sea más lenta tu perdida de peso, será más estable. desayuno
  4. Actividad física. No hace falta justificarla: sea cual sea tu edad y siempre en función de tu estado de salud, debes practicar alguna actividad física: te ayudará a quemar calorías, a mantener el cuerpo en una buena forma, tendrás más energía y te sentirás mejor. comba
  5. Dedícate 10 minutos al día: revisa que cosas te hacen feliz, cuales te sientan bien, como has pasado el día, o como lo quieres pasar. Escúchate durante 10 minutos al día y aprenderás a tratarte bien. 

Como veis solo son cinco pasos para conseguir algo tan importante como tener un estado físico y mental saludable y lo que es más importante: mantenerlo en el tiempo.

Estos hábitos nos los recomienda Miriam Albero, deportista y coach.

El yogur previene el sobrepeso

La Organización Mundial de la Salud, no deja de alertarnos de que el número de personas que padecen obesidad sigue en aumentando, por lo que deja de ser una cuestión de estética para ser uno de los aspectos que debemos cuidar y vigilar de nuestra salud.  Pues bien, el yogur puede ayudarnos a prevenir y regular el sobrepeso y la obesidad.

desayuno

El estudio, liderado por el Prof. Miguel Ángel Martínez, Catedrático en Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra y perteneciente al CIBER de obesidad y nutrición, concluye que “un alto consumo de yogur (al menos 7 unidades a la semana) se asocia con un menor riesgo de sobrepeso u obesidad”. (Leer artículo)

Según este estudio, los participantes en la categoría de mayor consumo de yogur (7 o más unidades a la semana) presentaban menor riesgo de desarrollar sobrepeso u obesidad. Además, esta reducción del riesgo de obesidad asociada al consumo de yogur es incluso mayor entre los participantes con un elevado consumo de fruta, concluyendo que el consumo de yogur puede jugar un papel en la prevención del sobrepeso y obesidad cuando se asocia a un patrón de alimentación saludable.

Por tanto debemos incluir el yogur en nuestros hábitos de consumo saludable para así ir completando y equilibrando nuestra dieta. Podemos tomarlo solo y también combinado con otros alimentos, de cualquier forma está riquísimo y conseguiremos realzar nuestros platos.

Os dejamos esta amplia recopilación de recetas con yogur ¡bon appétit!

 

¿Estás a dieta? 7 trucos sencillos que te ayudarán

En estas fechas es muy frecuente que la mayoría nos pongamos a dieta para perder esos kilos de más y poder ponernos el bañador sin complejos.

El caso es que nos siempre conseguimos los resultados en el momento que deseamos y a veces se hacen esperar. Cambiar los hábitos no es cosa de un día, y psicologicamente necesitamos ver pequeños avances que nos ayuden a motivarnos.

Pues bien, os dejamos estos sencillos trucos que te ayudarán a ver resultados antes y a conseguir una rutina saludable:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  1. Comprate un pulsómetro que además mida las calorías que consumes a diario y si además incluye un programa en el que compartas tus logros, fácilmente te motivarás y estarás más predispuesto a mantener la rutina. Por ejemplo la amplia gama de Fitbit.
  2. Duerme 7 u 8 horas: El descanso es fundamental. Cuando duermes de noche entre 7 y 8 horas tus niveles de ghrelin, la hormona que potencia el apetito bajan y por tanto sentirás menos ansiedad durante el día.
  3. Olvídate de la sal y pásate al picante: reducirás los líquidos acumulados y aumentarás la quema de calorías.
  4. Salta a la comba: lo puedes hacer en cualquier lugar, y con solo 10 minutos ya estás quemando alrededor de 115 calorías.
  5. Practica la meditación o cualquier técnica de relajación,  cuando reduces el estrés tus hormonas están mucho más preparadas para quemar calorías.
  6. Sube siempre por las escaleras y bájate una parada antes en el autobús, así introduces algo más de ejercicio en el día a día y sin darte ni cuenta.
  7. Come chicle, por supuesto sin azúcar: el simple gesto de mascar te ayuda a quemar 11 calorías cada 12 minutos.

Y convéncete, una vez que comiences a obtener resultados la satisfacción hará que todos los esfuerzos merezcan la pena.

5 razones para no seguir la dieta del verano

Es fácil, y ¿a quién no le habrá pasado alguna vez? que llega el momento de irnos a la playa o a la piscina y no hemos perdido aun esos quilos de más ni hemos tonificado todo lo que queríamos. Es cuando empezamos a buscar en internet la dieta del verano.

Entonces nos entra la prisa y queremos conseguir en un mes, incluso en quince días, lo que no hemos hecho en todo un año, y es cuando recurrimos a dietas milagrosas que nos prometen resultados sorprendentes, pero que solo consiguen ponernos de mal humor y provocarnos frustraciones, además de poner en peligro nuestra salud.

dietetica

Por todo esto creemos que en beneficio de nuestra salud tenemos que tener claras estas cinco razones por las que no debemos seguir esa dieta milagrosa que cada año aparece para “solucionar” nuestros problemas:

  1. No se pierde en un mes lo que has ganado en un año. Realmente conseguir perder esos 5 kg de mas en menos de un mes es difícil, pero lo más difícil aún es mantenerse con una dieta sana y equilibrada. No se trata de hacer sacrificios puntuales sino de llevar una vida sana y acostumbrar al cuerpo a los nuevos hábitos lleva su tiempo, forzarlo de forma traumática solo nos llevará a abandonar nuestro objetivo.
  2. Pasar hambre no es sinonimo de adelgazar. Las dietas rápidas te exigen pasar mucha hambre y en esos casos el organismo comienza a lanzar señales de “hambruna” y comienza a guardar reservas de grasa, con lo que nos estancamos enseguida y no pierdes peso.
  3. Sólo con dieta y sin ejercicio no consigues el objetivo. Cuando pensamos en la operación bikini visualizamos un cuerpo delgado pero tonificado, y no un cuerpo delgado cubierto de la ropa de invierno, por lo que el ejercicio para tonificar y el cuidado de la piel para eliminar estrías y piel de naranja se hace imprescindible y ya sabemos que estos resultados no se consiguen en un par de semanas sino que la constancia a lo largo del tiempo es la clave para el éxito.
  4. Perder kilos rápidamente implica deshidratación. Por lo general las dietas expres son depurativas y se basan en alimentos y complementos que favorecen la perdida de líquidos y si además hacemos deporte esta perdida aumenta. La cuestión es que cuando conseguimos es peso deseado y dejamos la dieta extrema recuperamos esos líquidos muy rápidamente por lo que los resultados solo han sido un espejismo inútil.
  5. Las dietas estrictas disminuyen nuestra energía y buen humor, con lo que cualquier actividad se nos hace más pesada, de hecho las llaman las dietas de los divorcios y depresiones y se recomienda no seguirlas en caso de trastornos emocionales. Una vez más se trata de aprender a vivir de forma saludable y una de las alegrías de la vida es una buena comida con amigos y familia, debemos aprender a comer y no privarnos de nuestras relaciones sociales, ni entorpecer nuestra actividad laboral, familiar y deportiva por falta de energía.

playa

Así que ya sabes, cuídate para llegar al bañador en buena forma, pero sin arruinar tu salud ni tu vida diaria: disfruta con una alimentación saludable, con una actividad física divertida y que te permita disfrutar y mimate con productos de primera calidad, así es como conseguirás buenos resultados.

¿Nos vemos en la playa?

Operación bikini: firmeza

Cuando pensamos en la operación bikini de todos los años lo primero que se nos viene a la cabeza es adelgazar y si es por dónde debemos empezar: repasar nuestra dieta y estudiar cómo podemos hacerla más saludable. Y el segundo paso es dar firmeza tanto a nuestra musculatura como a nuestra piel.

Y para conseguirlo debemos abordar el problema desde dos líneas de acción:

somatoline-kit-tratamiento-completo-500x500

 

A través de productos de cosmética como son las cremas remodelantes y las cremas reafirmantes.

pesas

A través del ejercicio localizado para las zonas que mas han sufrido nuestra perdida de peso como son: brazos, piernas y abdomen.

Te invitamos a que repases estos ejercicios de tonificación, y como siempre te decimos: antes de comenzar una dieta o un plan de entrenamiento, consulta al especialista, recuerda que lo hacemos para mejorar nuestra salud y no para lesionarnos.

ejercicios

Y si lo deseas consulta la amplia gama de productos reductores que te ofrecemos en El Boticario en Casa, recordándote que estamos a tu disposición para aconsejarte en cuantas dudas puedas tener.