Archivo de la etiqueta: Bebé

¿Conoces Nan Supreme?

Hoy queremos presentarte la linea de leches infantiles  de Nestle Nan Supreme, que aporta numerosos beneficios en la alimentación de tu bebé.

En primer lugar queremos reforzar la idea de que la mejor alimentación para el bebé es la natural y por eso queremos insistir en:

La leche materna es el mejor alimento para el bebé, ya que le aporta todos los nutrientes que necesita y le protege frente a enfermedades. Además, la lactancia materna aporta una serie de nutrientes especiales que favorecen el correcto desarrollo del bebé. Te recomendamos que consultes con un profesional de la salud cuando vayas a decidir sobre el tipo de alimentación de tu bebé. También deberías solicitar consejo al profesional de la salud para prepararte para la lactancia materna y para el mantenimiento de la misma. Si te decides por la lactancia materna, es importante que realices una dieta equilibrada y saludable.

La decisión de no amamantar o de introducir una alimentación parcial con biberón reducirá la cantidad de leche materna.

NAN SUPREME 1

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Nestlé apoya esta recomendación sobre la lactancia materna, conjuntamente con la introducción de nuevos alimentos, de acuerdo con los consejos de los profesionales de la salud. Te recomendamos que consultes con un profesional de la salud cuando vayas a decidir sobre el tipo de alimentación de tu bebé.

NAN® SUPREME 1 HM-0® aporta a tu bebé todos los nutrientes necesarios para su óptimo desarrollo y es nutricionalmente completa y adecuada como única fuente alimenticia para los lactantes hasta los 6 meses de edad.

Contiene:

  • 2 oligosacáridos (2’-FL y LNnT)
  • Gentle Proteins® de Nestlé, un proceso tecnológico único para conseguir la calidad óptima de proteínas parcialmente hidrolizadas.
  • L. reuteri
  • DHA-ARA
  • SIN ACEITE DE PALMA.

NAN SUPREME 2

Al nacer, el sistema inmunitario de tu bebé está inmaduro y por eso necesita un refuerzo y una protección extra.

  • Nan Supreme es la única leche infantil con 2 oligosacáridos diseñados con una estructura idéntica a los encontrados en la leche materna.
  • Única además con L.reuteri y Gentle Proteins de Nestlé, un proceso tecnológico único para conseguir la calidad óptima de proteínas parcialmente hidrolizadas.
  • Contiene ingredientes que contribuyen a la función normal de su sistema inmunitario: Zinc, Hierro y Vitaminas A, C y D.
  • SIN ACEITE DE PALMA.

 

 

La higiene de los biberones

La higiene de los biberones después de cada uso es la única manera de evitar la proliferación de microorganismos en la tetina y en el recipiente de la leche, que pueden provocar, sobre todo, infecciones del aparato digestivo (gastroenteritis).

Para limpiar el biberón del bebé hay que lavarlo muy bien con agua caliente y lavavajillas, junto con la tetina y la tapa. Lo mismo sucede con el chupete. Si empleamos este sistema, es fundamental aclarar muy bien todos los elementos, para que no quede ningún resto de jabón.

Lo mejor es limpiar el biberón en cuanto terminamos de usarlo, para que los  residuos de leche no se queden adheridos. Hay que limpiar el biberón, la tetina y la tapa con agua caliente y detergente, y aclararlos muy bien para evitar que queden residuos.

Cepillo limpieza de biberones Dr. Browns

Los cepillos para limpiar biberones resultan muy útiles, porque se adaptan al contenedor largo y estrecho del biberón y a la forma de la tetina y permiten llegar a todos los recodos.

Al lavar el biberón, tenemos que insistir especialmente en la rosca y los bordes interiores del biberón y de la tetina, ya que es donde se acumulan residuos con más facilidad.

Cuando terminamos, conviene dejar el biberón en un lugar en el que le dé el aire, para que se seque bien, con cada pieza por separado y boca abajo, de manera que las gotitas escurran. Después de sacudirlo un poco para eliminar toda el agua posible, se colocan las piezas encima de un papel seco de cocina, porque así va absorbiendo el agua que va cayendo mientras se seca al aire (la parte de fuera la podemos secar con un trapo limpio). El trapo de la cocina, el que usamos para limpiar y secar las cosas antes de guardarlas, no sirve a menos que lo acabemos de sacar limpio del armario. No sirve porque si ya se ha mojado previamente, si ya ha estado húmedo y ha andado por la cocina, puede contener microorganismos.

En El Boticario en casa te ofrecemos practicos escurridores para hacerte mucho más comoda la rutina de limpieza de los accesorios de tu bebé.

No hay que guardar los biberones con todas las piezas encajadas (recipiente, tetina, disco de seguridad y tapa) hasta que estén bien secos, para evitar la proliferación de bacterias y gérmenes.

Otra opción, si no queremos andar todo el día fregando cacharros, es meter las cosas en el lavaplatos. Hay ciclos a altas temperaturas que los dejan como nuevos. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que el biberón no se nos dé la vuelta dentro. Si esto sucede y al abrir el lavaplatos lo encontramos con el biberón lleno de agua, tendremos que lavarlo a mano igualmente para eliminar todos los restos del jabón de lavaplatos.

El método más seguro de limpieza es esterilizar las cosas de sus bebés, y a veces es imprescindible, sobre todo si son prematuros, recién nacidos o durante los primeros meses de vida. La esterilización de los biberones y chupetes puede realizarse en caliente o en frío.

  • En caliente, el sistema más corriente es la ebullición tradicional: se sumergen tetinas, biberones y chupetes en agua hirviendo durante 15 ó 20 minutos. Aunque sirve cualquier cazuela, existen recipientes específicos para este fin.

Para esterilizar en caliente pueden emplearse también esterilizadores de vapor, eléctricos o para microondas. Son más rápidos y ahorran trabajo: basta con añadir un poco de agua para que el intenso calor del vapor mate todas las bacterias en un tiempo récord.

  • En la esterilización en frío se utilizan sustancias químicas que se diluyen en agua del grifo. Para evitar la formación de depósitos, es aconsejable hervir de vez en cuando los biberones con agua y un poco de vinagre. Después se aclaran bien y se esterilizan antes de usarlos.

Es recomendable esterilizar los utensilios (tetinas, biberones y chupetes) que el recién nacido va a llevarse a la boca antes de usarlos por primera vez.

Hace unos años, se aconsejaba esterilizar los biberones antes de cada toma, pero desde hace un tiempo, esta recomendación se ha relajado:

  • Algunos pediatras hablan de esterilizarlos solo antes de usarlos por primera vez.
  • Esterilizarlos solo durante los dos o tres primeros meses.
  • Otros dicen que basta con lavarlos después de la toma (y aclararlos muy bien para eliminar restos del lavavajillas).

Es importante recordar que en la higiene de los biberones para nada sirve esterilizar las cosas del bebé si la persona que las manipula no se lava las manos antes o las recoge en un lugar en el que hay restos de comida o suciedad.

Consejos para el baño de tu bebé en la piscina

En verano estamos deseando bañarnos con los bebés y jugar con ellos en el agua, pero este es un momento que también debe ser placentero para ellos, por eso es bueno hacerlo gradualmente y con precauciones para que ellos también disfruten el baño.

Para que sea un momento agradable y divertido para el bebé podemos seguir estos consejos:

bebe con gafas

  • Lo mejor es que sean mayores de seis meses
  • Por supuesto protección solar, gorro y gafas de sol y pañales para el agua
  • elegir el momento en el que no tenga ni hambre ni sueño para que pueda disfrutar relajado: o bien antes de comer o después de la siesta
  • Hay que evitar que haya otros niños gritando, salpicando o chapoteando porque podrían asustarle
  • De ninguna manera meterlo de golpe: antes de bañarlo combiene mojarle las piernas y los brazos para que se acostubre a la temperatura del agua y por supuesto meterlo muy poco a poco.
  • No debemos soltarlo en ningún momento, aunque lleve flotadores o manguitos. Siempre debemos sostenerlo firmemente.
  • El baño no debe prolongarse más de 10 minutos para que no llegue a enfriase y lo recuerde siempre como algo muy agradable
  • Si por cualquier causa empieza a llorar mejor sacarlo inmediatamente y volver a bañarlo pasado un tiempo.
  • Al salir del agua, debemos secarle y cambiar el pañal inmediatamente
  • Y por supuesto jugar, reiros y decid palabras cariñosas: todos disfrutaremos

Los bebés y el verano

Es momento de disfrutar del verano con nuestros bebés, pero sobre todo de hacerlo con seguridad ya que esta estación debido al aumento de temperaturas y a la mayor exposición al sol requiere de ciertas atenciones y precauciones en la rutina diaria tanto en los cuidados, ropa y por supuesto en la alimentación.

hermanos

Algunos consejos para disfrutar con los bebes del verano son:

Mantenerlo hidratado: los bebés son más sensibles a la deshidratación ya que su organismo tiene una mayor proporción de agua y su equilibrio aún es débil. Es fundamental utilizar ropa más fresca y aportarle alimentos ricos en agua como las frutas y verduras, además de los líquidos. Mantén también hidratada su piel.

 No lo expongas al sol entre las 11:00 y las 17:00 y siempre aplicarle protección solar, utilizar gorro y simpáticas gafas de sol que protegeran sus sensibles ojos.

proteccion solar bebe

Protectores solares para bebés

 Aumentar la vigilancia, especialmente en playas, piscinas y en el campo y protegerlo de las picaduras de insectos.

 Evitar intoxicaciones alimentarias ya que con el calor las bacterias proliferan con mayor facilidad. Hay que vigilar no romper la cadena de frío de los alimentos y extremar las precauciones al conservar y transportar los alimentos. En la playa, piscina o campo hay que llevarlos siempre en nevera.

 Prevenir golpes de calor ya que su organismo es mucho más sensible que el de los adultos: nada de exposición directa al sol, que no permanezca en el coche cerrado, siempre utilizar gorros, mantener las habitaciones a la temperatura adecuada y vigilar frecuentemente su temperatura.

 Cuidado con las otitis: es una época muy propensa debido a que aumenta la frecuencia de los baños. Es recomendable secar los oídos después de cada baño y consultar con su especialista si le resultaría recomendable la utilización de tapones de cera.

Estas son algunas rutinas que nos ayudarán a disfrutar del verano con nuestros bebé. ¿Tienes tu algún consejo que quieras compartir con nosotros?

Cuidados del bebé en invierno

Parece que da miedo traer al mundo a nuestros bebés en invierno precisamente por el riesgo de enfermar en esta época en la que las temperaturas son más bajas y que el sistema inmunitario del recién nacido aún no esta completamente desarrollado.

Pero podemos tomar una serie de medidas que nos ayuden a protegerlos de estas inclemencias, eso sí, asumiendo que durante el primer año de vida es frecuente que los bebés padezcan entre ocho y diez catarros.

bebe invierno

Nuestros consejos son:

  1. Al salir de paseo elegir las horas centrales del día, pero evitar que le lleguen las radiaciones solares las cuales, aun estando nublado pueden perjudicarle.
  2. Vestir al bebé con varias capas finas mejor que con pocas capas gordas, así será mucho más fácil graduarle el abrigo y confort.
  3. Evitar los cambios bruscos de temperatura, ya que estos son mucho más peligrosos que el frío en sí.
  4. Es recomendable sacar al bebé a diario a la calle y proteger sus manos y cabeza con gorro y guantes.
  5. En casa la temperatura ideal de las habitaciones está entre 20 y 22 grados, manteniendo la humedad de la habitación ya que el ambiente se reseca mucho con las estufas.
  6. Ventilar a diario las habitaciones para renovar el aire de las mismas.
  7. Evita que personas resfriadas y con catarro visiten al bebé.
  8. A la hora del baño caldea la habitación previamente para que al desnudarlo no note frío.
  9. El agua debe estar en torno a los 37º y procura calentar entre tus manos previamente tanto el gel como la crema hidratante que le apliques después del baño.
  10. A la hora de dormir hay que cuidar no abrigar en exceso al bebé ya que es muy peligroso. La temperatura durante la noche de la habitación será de 19-20º y es conveniente dejarle los brazos fuera para no se suba la cobija y le cubra la cabeza. Y por supuesto sentido común: si suda es que está demasiado abrigado.

Crees que podemos tener en cuenta otros detalles para proteger al bebé del frío? Cuéntanos, todos te lo agradeceremos y nuestros bebés más.

Cómo elegir el potito para tu bebé

Los potitos y papillas son una solución adecuada y necesaria para alimentación del bebé a partir de los seis meses ya que en este momento hay que añadir la alimentación complementaria con alimentos que hasta ahora no se ingerían: cereales, fruta, carnes, pescados y legumbres.

Siempre lo mejor será cocinar estas papillas en casa con las recomendaciones del pediatra para dar al bebé una alimentación equilibrada, sin embargo, no supone ningún problema complementarlo con potitos ya elaborados, siempre y cuando sean los adecuados para cada bebé. Y dada la amplia oferta que existe en el mercado el elegir cual es el adecuado para cada edad siguiendo los consejos del pediatra puede ser un poco complicado.

Vamos a daros unas pautas para poder entender toda la información que nos facilitan las marcas de los potitos. Así los datos que tenemos que estudiar en la etiqueta del potito son: mama-joven

  1. La edad para la que está recomendado este potito en concreto, es importante elegir la correcta ya que varia en función de la composición y de la textura del alimento. Así se diferencia entre: a partir de cuatro, seis, ocho y 12 meses.
  2. Revisar los ingredientes de la papilla. Es obligatorio que en la etiqueta se incluyan los ingredientes y debemos revisarlos minuciosamente para asegurarnos de que incluye los que nos ha recomendado el pediatra y en la proporción adecuada. La composición es otro de los datos que variará en función de la edad, por ejemplo:
    1. Esperar hasta los diez meses para añadir alimentos que puedan resultar alergénicos: clara de huevo, pescado, frutos secos, aditivos y algunas frutas como fresa, frambuesa, mora y melocotón.
    2. No añadir sal ni azúcar a las papillas.
    3. No introducir leche entera de vaca hasta los doce meses.
  3. Estudiar el nombre del potito. Con ello queremos decir que no basta con saber que es un potito de pollo y verduras, sino que es imprescindible saber que verduras incluye y la cantidad y proporción en la que se incluye cada alimento para así ajustarnos a las indicaciones del pediatra.
  4. Etiquetas especiales. Hay que fijarse con detenimiento en cualquier etiqueta o llamada de atención especial que incluya como con o sin gluten, sin azúcar añadida, con leche, aceite de oliva, etc y en función de estas especificaciones compararlas con las indicaciones del especialista para así comprar o no el producto.

potitos

Si quieres ampliar información sobre el calendario de alimentación del bebé te recomendamos el siguiente cuadro y por supuesto sigue en todo momento las indicaciones de tu pediatra.

Bebés y aire acondicionado

En verano, y más concretamente este, estamos acostumbrados a utilizar el aire acondicionado para soportar las horas centrales de calor. Sin embargo, cuando es el bebé el que va a estar en una habitación con aire acondicionado tenemos que tomar unas precauciones especiales.

Partimos de la base de cuales son las medidas adecuadas de temperatura y humedad. según los expertos:

  • La temperatura de la casa debe oscilar durante el día entre los 21ºC y 24ºC y por la noche entre 19ºC y 21ºC.
  • La humedad debe oscilar entre un 30 y un 50%, procurando siempre que haya una buena ventilación y se renueve el aire.

aire-acondicionado

Para conseguir estos parámetro debemos:

  1. En primer lugar evitar los cambios bruscos de temperatura que resultan tan dañinos como las medidas extremas. Para ello es mejor instalar el aire acondicionado en toda la casa que no solo en una habitación.
  2. La diferencia de temperatura entre el interior de la casa y/o coche y el exterior no debe ser de más de 10ºC.
  3. Hay que evitar a toda costa que el chorro de aire frío caiga directamente sobre el bebé.
  4. El aire acondicionado reseca el aire irritando los ojos y las mucosas, por lo que es necesario instalar un humificador. Si no tienes uno a mano al menos coloca un recipiente con agua en la habitación. Y recordar que el grado de humedad nunca debe ser superior al 50%.
  5. Si el aparato de aire contiene filtros hay que limpiarlos frecuentemente para eliminar ácaros, polvo, polen y cualquier suciedad que se va acumulando.

Y como ultima recomendación: no utilizar durante todo el día el aire acondicionado y el humificador, es imprescindible aprovechar las horas más frescas para airear y ventilar las habitaciones de forma natural.

El botiquín de los niños para viajar

Desde luego tenemos que partir de la base de que un botiquín tanto para adulto como para niños tiene que estar adaptado a la salud de cada persona y es algo que debe decidirse individualmente ente aconsejado siempre por su medico y farmacéutico. Sin embargo existen generalidades que no deben faltar nunca.

Y son precisamente esas generalidades las que vamos a repasar hoy, ya que en muchas ocasiones por ser precisamente muy obvias se nos pueden olvidar.

botiquin

Comencemos con el repaso:

  1. En primer lugar elige como formato para el envase del mismo uno que sea resistente, ligero y que incluya algún protector térmico, para que lo proteja del calor.
  2. En cuanto a la documentación que debe llevarse siempre de viaje hay que incluir la tarjeta sanitaria, la cartilla de vacunaciones, el teléfono del pediatra y del centro de salud o médicos cercano a la zona de veraneo.
  3. Para atender los pequeños accidentes : algodón, esparadrapo, tiritas, vendas, gasas, apósitos estériles y solución antiséptica (agua oxigenada, o clorhexidina). Tijeras, pinzas, termómetro, guantes desechables y alcohol para limpiar el instrumental.
  4. Para los pequeños trastornos conviene incluir:
    1. Para los casos de diarrea o vómitos, solución oral de rehidratación.
    2. Contra las picaduras de insectos, repelente de insectos, solución analgésica de amoniaco y crema antiinflamatoria.
    3. Protección solar para cara, cuerpo y labios específica para niños y bebés, y emulsión para después del sol.
    4. Contra la fiebre y pequeños resfriados: el antipirético recetado por su médico.
    5. Para evitar los mareos durante el viaje: pastillas, jarabe o chicles antimareo.
    6. Y para la higiene nasal y ocular: agua de mar esterilizada y suero fisiológico.

Insistir, como decíamos al comienzo del artículo que siempre es el médico quien debe prescribir y supervisar el botiquín a utilizar.

Y tú ¿qué sueles incluir en el botiquín para tus hijos?

Cuidados especiales para los niños en verano

Los niños necesitan una vigilancia y cuidados especiales ya que desconocen los riesgos de sus juegos, pero también porque desconocen los síntomas de posibles enfermedades y accidentes. Por eso debemos encargarnos de ofrecerles unos cuidados especiales en verano.

juegos

Aunque no están todos los que son, queremos compartir con vosotros algunas de las precauciones que debemos tener en esta época del año, en la que además los niños suelen tener más tiempo libre y pueden estar menos controlados:

  1. Manchas blancas en la cara: suelen presentarse en primavera y verano y el sol no es el único responsable, también influye la sequedad de la piel, el cloro de las piscinas y la hidratación que le aportemos. Los niños con dermatitis atópica o eczema crónico son más propensos a padecerlas. La mejor prevención a parte de la protección solar es mantener muy hidratada la piel del niño.
  2. Vigilar la temperatura del bebé: los recién nacidos no producen calor, por lo que aun en verano deben abrigarse lo suficiente para que se encuentren bien. Pero sin exceso: la temperatura normal está en 37º pero si supera esta temperatura y además tiene temblor, irritabilidad, letargo o adormecimiento, y tiene la carita más roja de lo normal, tu hijo puede tener un exceso de calor. Conviene llevarlo a un lugar fresco y quitarle algo de ropa. Sería conveniente:
    1. Mantener la casa entre 21 y 23ºC.
    2. No exponer al bebé a baños prolongados
    3. Salir a pasear en las horas más frescas, evitando las centrales.
    4. Aporta el agua suficiente para que pueda producir con facilidad sudor, el cual le ayudará a regular su temperatura. termometro
  3. Picaduras de insectos: en verano son frecuentes las de avispas, las abejas, los mosquitos, los tábanos y orugas, y como siempre es mejor prevenir que curar. Para niños mayores de 2 años se pueden utilizar productos tópicos pero no para niños menores. Al igual que con los repelentes ambientales que tampoco se pueden utilizar en habitaciones con niños menores de 2 años. Así debemos prevenir:
    1. Debemos elegir ropa con colores claros, ya que los fuertes y vivos atraen a los insectos.
    2. Evitar zonas pantanosas y ajardinadas
    3. Utilizar colonias
    4. Utilizar tela de tul o una gasa para cubrir la cuna e instalar mosquiteras en las ventanas. pulseras antimosquitosrepelente infantil
  4. Picaduras de medusas: en primer lugar aunque estén muertas en la orilla no se deben tocar ya que el veneno no desaparece hasta pasadas 24 horas de exposición al sol. Sus efectos van a depender de la edad y salud de la persona afectada siendo mayores sus efectos en niños con  asma, rinitis alérgica o dermatitis atópica (patologías atópicas). Cómo actuar ante una picadura:
    1. No frotar la zona
    2. Retirar con una pinza los restos de tentáculos que pudieran quedar en la piel
    3. Enjuagar con agua del mar, no utilices agua dulce ya que destruye las células de la medusa y aumentan las toxinas en contacto con la piel.
    4. Aplica hielo envuelto en un paño
    5. Acudir lo antes posible al puesto de socorro más cercano para que el médico valore si se aplica algún medicamento.
    6. Sería conveniente aplicar algún antiséptico varias veces al día para evitar la infección de la herida.
  5.  Evita los golpes de calor. Aunque todos estamos expuestos a un golpe de calor los bebés y los niños son más frágiles a un aumento excesivo de temperatura. Durante las olas de calor el aire está tan caliente que no refresca nuestra piel y entonces el organismo debe elegir entre atender a los órganos vitales o a enfriar nuestra temperatura y por supuesto deja de regular la temperatura para seguir manteniendo en funcionamiento nuestros órganos. De forma que el principal síntoma es que se deja de sudar estando a altas temperaturas, esto puede producir graves lesiones musculares, problemas cardíacos, neurológicos e incluso terminar en un desenlace fatal. Una vez más, precaución:
    1. Beber agua abundante
    2. Mantener el hogar entre 21 y 23ºC
    3. Evitar salir a las horas de más calor
    4. Utilizar ropa clara y fresca
    5. No dejar que los niños jueguen o hagan ejercicio a las horas de más calor.
  6. Cuidados en la piscina: procura que utilicen gafas de buceo y tapones, evitarás infecciones.
  7. Protege la vista del bebé con gafas de sol. Los ojos son un 20% más sensibles que la piel, por eso las gafas de sol no son una cuestión de moda si no de salud. Elige adecuadamente el cristal y el color más adecuado.bebe con gafas

Estos siete consejos son solo algunas de las precauciones que debemos tomar en verano para proteger a nuestros hijos y facilitarles se disfruten de sus vacaciones sin riesgos.

Y siempre consulta con el especialista, es quien mejor te podrá indicar las precauciones y cómo actuar en cada ocasión.

¿Nos aconsejas alguna precaución más?

 

¿Qué debe incluir la canastilla para el bebé?

Cuando nace un bebé muchos son los detalles que hay que revisar y muchos también los nervios de esos primeros días, por eso es fundamental tener prevista y preparada la canastilla para el bebé.

Si por el contrario no es para tí, si no para un regalo, quien la reciba se alegrará especialmente encontrar detalles útiles que le mejorarán la calidad de vida tanto del bebé como de los padres en esos días de tantas novedades…

canastilla del bebe

Para ayudarte y darte ideas en las que quizás no habías caído te detallamos algunos de los artículos que no deben faltar en la canastilla:

  1. Extractor eléctrico de leche: es bueno tenerlo desde el principio por si surgen problemas poder darle tu propia leche al bebé y además estimular la producción de la leche.
  2. Esterilizador de microondas. Si das el pecho se usa muy poco, pero si das biberón ya es más útil. Además antes o después siempre lo usarás.
  3. Un biberón pequeño de plástico ye scobilla para limpiar los biberones.
  4. Los chupetes NO deben usarse hasta que no esté establecida la lactancia para que no haya interferencias entre pezón y chupete (los expertos hablan de hasta 10 días)
  5. Cojín de lactancia.
  6. Un paquete de pañales de recién nacido y toallitas para limpiar el culete.
  7. Empapadores te sirven para el cambiador del niño.
  8. Un arrullo
  9. 2 toallas de bebé, de las que tienen una capucha en uno de los picos
    8-10 bodys (unos de manga larga y otros de manga corta) de los que van cruzados por delante, son más cómodos de poner.
  10. 5 ó 6 pijamas.
  11. Gorrito de recién nacido, hace falta porque los niños pierden calor al nacer.
  12. Manoplas de recién nacido aunque haga calor, para que no se arañen.
  13. Calcetines.
  14. 4 ó 5 polainas: son los pantaloncillos con pies incluidos
  15. Jabón: el mismo para cuerpo y pelo. Importante: el jabón con dosificador para poder hacerlo con una sola mano.
  16. Crema hidratante,
  17. Crema para el culete
  18. Cepillo pelo de cerdas suaves
  19. Tijeritas
  20. Toallitas para limpiar para el culete y pañales de recién nacido.
  21. Cambiador de plástico para el bolso.
  22. Bolso cambiador (para llevar en la silla de paseo, puede que lo incluya el propio carro)

todo para el bebé

Otras detalles que pueden resultar útiles:
– Sábanas para cuna/moisés
– Mochila portabebé. Esto va en gustos, hay gente que las odia y a otros les encanta.
– Una funda o saco para la silla del cochecito de paseo.

Y tú, ¿que añadirías a la cesta?