Enfermedades que puedes prevenir en otoño

Cada estación del año tiene una climatología distinta y nosotros también tenemos unos hábitos distintos en cada época. Asociados a estas características particulares, hay enfermedades que suelen ser más frecuentes en unos u otros momentos.

Por ejemplo, en primavera las temibles alergías son nuestro peor enemigo, mientras que en verano las diarreas y las otitis son muy habituales debido principalmente al uso de las piscinas.

Pues bien en otoño, también hay una serie de enfermedades que nos pueden amargar esta estación tan bonita y que es bueno que conozcamos para prevenirlas a tiempo y disfrutar de la estación. Veamos cuales son:

RESFRIADOS

Las temperaturas comienzan a variar con grandes cambios entre las primeras, ultimas y horas centrales del día, no sabemos como vestirnos y es fácil que no acertemos y unas veces tengamos frío y otras calor. Además las ventanas comienzan a cerrarse con lo que el aire no circula y al no renovarse los contagios son frecuentes.

GRIPE

La gripe no es un resfriado gordo, tiene su propio tratamiento y es conveniente plantearnos el vacunarnos, aunque ya se sabe que no hay vacuna infalibe. Si quieres conocer un poco más las caracteristicas de la gripe y del resfriado te recomendamos el siguiente artículo.

ALERGIAS

Si, hemos dicho que son más frecuentes en primavera, estas son las alergias que están relacionadas con la polinización, pero existen otras como a los ácaros que son mucho más frecuentes en otoño ya quehay un aumento de las poblaciones de ácaros por el aumento de la humedad o el moho.

ASMA BRONQUIAL

También este aumento de humedad relativa y el frío hacen que las personas sufrn más crisis asmáticas en otoño.

ASTENIA OTOÑAL

Es la llmada depresión de otoño y viene directamente relacionada con el menor número de horas de luz, la bajada de temperaturas, la lluvia que no nos permite mantener nuestra actividad exterior y la vuelta a la rutina después del verano.

 

Para prevenir estas enfermedades tan frecuentes en esta época podemos seguir estos consejos:

 

 

  • Para evitar los cambios de temperatura debemos evitar corrientes de aire y procurar vestirnos con varias capas que nos permitan adaptarnos a la temperatura de cada momento del día, sin llegar a pasar frío ni sudar.
  • Para evitar la gripe, además de la vacuna, debemos tomar precauciones con los contagios: lavarnos frecuentemente las manos antes de tocarnos la nariz o la boca y de comer. Y por supuesto alejarnos de toses y estornudos.
  • Las personas asmáticas o alérgicas al polvo deben tomar medidas especiales a la hora de limpiar la casa aireando muy bien la casa y evitando recargar la decoración con alfombras, peluches, moquetas y mantas.
  • Para levantar tu ánimo en otoño disfruta de actividades de interior que te reconforten reuniendote con familia y amigos y disfrutando de juegos y conversaciones para las que muchas veces no dejamos tiempo. Ponle humor a la vida, con una actitud positiva nuestra salud se ve beneficiada y por supuesto ¡aprovecha los días buenos para salir al campo, a la nieve y a la playa que también es preciosa en esta época del año. Procura  hacer ejercicio físico los días de sol del otoño, te sentará genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *