Elijamos el protector solar

Ya han aumentado las horas de luz y también las temperaturas con lo que comenzamos a tener una mayor exposición al sol. Llegan las vacaciones y tenemos que renovar el protector solar pero ¿sabemos cual es el más adecuado para el lugar en el que vivimos o al que vamos de vacaciones?

En primer lugar debemos dejar claros unos cuantos conceptos importantes:

[fac_icon icon=»check» color=»#1e73be» color_hover=»#25eac9″ font_size=»18px»] Dosis Eritematógena Mínima (DEM): Es el tiempo mínimo que tarda la piel en quemarse sin fotoprotección, depende del nivel de radiación y del tipo de piel.

[fac_icon icon=»check» color=»#1e73be» color_hover=»#25eac9″ font_size=»18px»] Factor de Protección Solar (FPS): Indica numéricamente las veces que, en teoría, se prolongará el tiempo de DEM al aplicar un fotoprotector. Un FPS 2 indica que la DEM se duplicó, FPS 10 que es 1O veces superior, etc. Así, se usted se quema en 20 minutos (DEM de 20), un producto con FPS 10 teóricamente aumentaría el tempo sin quemarse hasta 200 minutos.

Pues bien para elegir el Factor de protección solar que debemos aplicarnos debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1.  Conocer cual es el Índice de radiación UV máximo de la zona en la que estaremos. Para ello podemos consultar la pagina de predicción meteorológica de AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) en la cual nos facilitan dicha información de España y de las principales ciudades del mundo).
  2. En función de dicho indice de radiación en la siguiente tabla se nos indica el tipo de riesgo que supone (Información facilitada por AEMET, ampliar información pinche aquí)categorias exposicion solar
  3. Otro elemento que debemos conocer cuál es nuestro tipo de piel  tipos de piel
  4. Cono todos estos valores podemos elegir cual es el Factor de Protección Solar que nos corresponde utilizar y cada cuanto tiempo debemos repetir su aplicación factor proteccion solar
  5. También debemos añadir protección solar física además de la química, es decir utilizar sombrero, camisetas y por supuesto evitar las horas centrales con mayor radiación solar.

Además de todos estos elementos tenemos que tener en cuenta:

  • La edad: en niños la piel es mucho más sensible y por tanto hay que aumentar la protección. Es recomendable no exponer al  sol a niños menores de 6 meses.
  • Que el protector solar sea de amplio espectro para proteger también de las radiaciones A. Normalmente se indica cuando el valor número esta dentro de un círculo.
  • El tipo de actividad que vamos a desarrollar. Por ejemplo en actividades acuáticas y deportivas es conveniente repetir con mayor frecuencia la aplicación ya que tiende a desaparecer antes por el agua, la fricción y el sudor. En estos casos es conveniente elegirla resistente al agua, aunque no por ello debemos confiarnos, si no que debemos repetir su aplicación con mayor frecuencia.

solar-400x150

Como siempre, debemos consultar al dermatólogo para que nos aconseje cuales son los productos más adecuados para cada caso. Desgraciadamente los casos de enfermedades y lesiones en la piel están aumentando y debemos extremar las precauciones para poder seguir disfrutando de los espacios abiertos con completa seguridad y de forma saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.