Día Mundial sin Tabaco: Consejos para dejar de fumar

El próximo domingo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco, una efemérides que la Organización Mundial de la Salud dedica a resaltar los riesgos para la salud asociados al consumo de tabaco y promover políticas eficaces para reducir su consumo.

Y es que no es para menos: según datos de la acreditada institución, el tabaco es la principal causa prevenible de defunción y, actualmente, mata a uno de cada 10 adultos en todo el mundo.

Un total de 6 millones de personas muere por tabaquismo cada año y de ellas 600.000 son no fumadores que fallecen al respirar humo ajeno.

La OMS alertaba el año pasado que, a menos que se actúe, la epidemia matará a más de 8 millones de personas cada año hacia 2030. Más del 80% de esos fallecimientos evitables corresponderán a personas que viven en países de ingresos bajos y medianos.

Día Mundial Sin Tabaco | El Boticario en casa

En España, los datos tampoco son muy halagüeños, según el periódico La Vanguardia, nuestro país tiene un serio problema de salud pública con 58.000 muertes anuales causadas por el tabaquismo.  Además, los datos de fumadores no han cesado de crecer en el último quinquenio (uno de cuatro españoles fuma), especialmente entre la población joven.

Por otro lado, la encuesta Estudes 2018, que cada dos años realiza el Ministerio de Sanidad, muestra la gran implantación de los cigarrillos electrónicos en la juventud: si en el 2016 el 20% de los estudiantes de entre 14 y 18 años reconocía haber vapeado, este porcentaje se ha incrementado hasta el 48,4% en el 2018. La mayoría de los que hacen uso de estos dispositivos son fumadores de tabaco.

A la vista de estos resultados, El Boticario en Casa quiere colaborar en este Día Mundial sin Tabaco con este post. En él te ofrecemos información sobre este asunto, divulgada por prestigiosas fuentes médica y que esperamos que ayuden a concienciar sobre este grave problema de salud pública.

Síntomas de la adicción al tabaco. Clínica Mayo

La célebre Clínica Mayo afirma que en muchos casos el uso de cualquier cantidad de tabaco puede producir rápidamente una dependencia de la nicotina.

Y señala, entre los signos que indican que podrías tener una adicción al tabaco:

  1. No puedes dejar de fumar. Realizaste uno o más esfuerzos serios para dejar de fumar y no lo has conseguido.
  2. Sufres síntomas de abstinencia cuando intentas dejar de fumar. Esos intentos provocaron síntomas físicos y relacionados con el humor, por ejemplo, antojos, ansiedad, irritabilidad, inquietud, dificultad para concentrarte, depresión, frustración, ira, más hambre, insomnio, estreñimiento o diarrea.
  3. Continúas fumando a pesar de los problemas de salud.
  4. Abandonaste actividades sociales o recreativas para poder fumar. Es posible que dejes de ir a restaurantes libres de humo o dejes de sociabilizar con algunos familiares o amigos, porque está prohibido fumar en esos lugares o situaciones.

Vida social y tabaco | El Boticario en Casa

A pesar de estos síntomas, el centro médico lanza un mensaje esperanzador: “Si intentaste dejar de fumar y no lo lograste, no estás solo. La mayoría de los fumadores realizan varios intentos para dejar de fumar antes de lograr una abstinencia estable y prolongada”.

Y aconseja seguir un tratamiento que aborde los aspectos físicos y conductuales de la dependencia de la nicotina.

Consejos para dejar de fumar: Clínica Universidad de Navarra

De la mano de especialistas del Departamento de Neumología de la Clínica Universidad de Navarra, os traemos unos consejos clave para conseguir eliminar el tabaco de nuestra vida.

  • Buscar un motivo: pensar detenidamente las razones por las que se fuma. Necesitamos motivos reales, no debemos seguir un impulso, porque se puede ir rápidamente. Además, los especialistas recomiendan escribirlas en un papel.
  • Llevar un registro: durante unos días apuntar todos los cigarrillos, las circunstancias en las que se fuma y el grado de necesidad que se tiene. Esto ayuda a conocer las situaciones asociadas al hecho de fumar y prever la manera de afrontarlas.
  • Poner una fecha: elegir un día concreto para dejar de fumar. Sin embargo, en ocasiones, es difícil dejar de fumar totalmente, por eso se puede probar a ir disminuyendo la cantidad de cigarrillos poco a poco.
  • Establecer pequeños objetivos: pensar solo en el día concreto: hoy no voy a fumar.
  • Ser positivos: hay que eliminar los pensamientos negativos, por ejemplo, lo difícil que será conseguirlo.
  • Quitar de casa todo lo relacionado con el tabaco: ceniceros, cigarrillos, mecheros, etcétera.
  • Calcular el dinero que se gasta en fumar y planear en qué usarlo (algo que apetezca desde hace tiempo).
  • Realizar algún ejercicio físico suave: te relajará, te ayudará a controlar el peso y observarás beneficios que se obtienen al dejar de fumar.

Ejercicio y dejar de fumar | El Boticario en Casa

  • Evitar beber alcohol y bebidas a las que se asocia el cigarro: café, cerveza…
  • Tomar grandes cantidades de agua o de zumo de fruta, ricos en vitamina C, ayudan a eliminar la nicotina.
  • Masticar chicle sin azúcar y tener algo entre las manos: esto te ayudará a calmar el componente oral y/o manual.
  • Practicar ejercicios de relajación sencillos, por ejemplo, respirar profundamente varias veces.
  • Es bueno buscar apoyo de amigos o de la familia, puede facilitar mucho el trabajo.

Beneficios de dejar el tabaco. Laboratorios Pfeizer

Esta reconocida firma farmacéutica es muy clara sobre las consecuencias de dejar el tabaco, al afirmar con total rotundidad que: “Dejarlo produce beneficios inmediatos”.

“No importa durante cuántos años hayas fumado, ni cuántos cigarrillos fumes cada día: tú, tu salud, tu aspecto y tu familia se beneficiarán enormemente si lo dejas”, abunda.

Y nos explica detalladamente que el cuerpo humano tiene una capacidad extraordinaria de recuperación. Y es que, aunque parezca realmente asombroso, nada más dejar de fumar, tu cuerpo comienza un proceso de autocuración. Solo a los 20 minutos de dejarlo, la frecuencia cardiaca y la presión arterial elevadas comienzan a descender. ¡Increíble!

Laboratorios Pfeizer va más allá y nos muestra esta estupenda información sobre sus beneficios en las diferentes etapas.

Te sientes mejor inmediatamente

  • A los 20 minutos: La presión arterial y la frecuencia cardíaca vuelven a la normalidad. ¡Ya puedes medir la mejora de tu forma física!
  • A las 12 horas: Los niveles de nicotina y monóxido de carbono en la sangre se reducen a la mitad, los niveles de oxígeno vuelven a la normalidad.

Dejar el tabaco | El Boticario en casa

Estás más en forma día a día

  • Día 2: El monóxido de carbono se eliminará de tu organismo. Los pulmones comienzan a eliminar el moco y otros restos del tabaco. En tan sólo un día estarás respirando mejor.
  • Día 3: Ya no queda nicotina en tu organismo. Tus sentidos del olfato y del gusto mejoran, podrás disfrutar mucho más de las comidas.
  • Día 4: Tus vías respiratorias se relajan y los niveles de energía aumentan, permitiéndote respirar con más facilidad.
  • Día 7: Tu corazón bombea sangre con más oxígeno por todo tu organismo.
  • Día 14: Estás consiguiendo que tu corazón tenga que hacer menos esfuerzo. Cuánto más tiempo te mantengas sin fumar, mejor se sentirán tu corazón y tus vasos sanguíneos.

Sigues notando mejoría

  • Semana 4: Mejoría en el aspecto de tu piel. El tabaco te envejece porque daña tu piel y provoca la aparición de arrugas.
  • Semana 6: Tu corazón, tu circulación, tus pulmones, tu piel, tus dientes, tu sentido del gusto y del olfato han mejorado.
  • Semana 8: Tus huesos se están haciendo más fuertes, más densos y menos quebradizos.
  • Semana 10: Tu piel recupera su suavidad, tu pelo está más sano, puede que incluso tu sonrisa sea más blanca.
  • Semana 12: Tu corazón está más sano, tus vías respiratorias están más despejadas. Te sentirás más en forma.

Estás más sano y fuerte

  • A los 4 meses: Tu función pulmonar aumenta en un 10% y podrás observar que la tos y los pitos disminuyen.
  • En 1 año: El riesgo de enfermedad cardíaca y de un ataque al corazón desciende a la mitad que el de los fumadores.
  • A los 10 años: El riesgo de cáncer de pulmón se reduce a la mitad que el de los fumadores. ¡La espera ha merecido la pena!
  • A los 15 años: El riesgo de una enfermedad cardíaca ya es igual que el de una persona que nunca ha fumado.

Deja de fumar, mejora tu salud | El Boticario en casa

Por último, nos lanza una última reflexión:

Sabes que cuanto más tiempo continúes fumando, más daño te haces. Dejar de fumar es la mejor manera de mejorar tu salud, pero todavía no has encontrado la forma de hacerlo.

Si has decidido tomarte en serio lo de dejar de fumar, es el momento de hablar con tu médico. Y recuerda que en El Boticario en casa podrás encontrar complementos alimenticios que te pueden ayudar en este proceso. ¡Ánimo, que puedes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.