Una dieta equilibrada ha de ser variada

Día mundial de la alimentación, apuesta por una dieta saludable

Hoy se celebra el Día Mundial de la Alimentación y en esta ocasión la OMS opta por solicitar que las dietas saludables y sostenibles sean asequibles y accesibles a todo el mundo.

Y es que está claro: en pocos años hemos pasado de esos ricos platos elaborados con productos de temporada a dietas hipercalóricas, restaurantes de comida rápida y platos precocinados. Estas dietas, unidas al estilo de vida sedentario, han provocado un incremento considerable de la obesidad, una de las grandes lacras de este siglo.

Acabar con ello depende de ti ¿Te apuntas a una dieta saludable? Todo son ventajas: Una alimentación sana previene numerosas enfermedades y afecciones que, en la mayoría de las ocasiones, son consecuencia del consumo de alimentos insalubres y otros hábitos como fumar o consumir alcohol.

El Boticario en Casa os quiere ayudar y os recuerda una lista de alimentos sanísimos que no deben faltar en esa dieta y que todos tenemos muy a mano.

Verduras de hojas verdes

Las verduras verdes, además de su alto contenido en clorofila, son Inigualable fuente de nutrientes para nuestra salud, aportan vitaminas, calcio, ácido fólico, hierro y proteínas. ¡El no va más!

Además, destacan por ser muy fáciles de introducir en nuestra dieta. Por ejemplo, las espinacas, famosas por ser rica en hierro, vitaminas A, K y ácido fólico la puedes consumir cocida o revuelta con huevos. Igual ocurre con la rúcula, con un alto contenido en vitamina A, C y calcio, e ideal para sándwiches, pastas y ensaladas. Y como no, la recurrente lechuga, fuente también de vitamina A, C, K y ácido fólico y presente en numerosas ensaladas y sándwiches. En este listado, no debe faltar el brócoli, considerado un superalimento, es rico en fibra, calcio, potasio, ácido fólico y fitonutrientes y puedes comerlo de un sinfín de maneras.

Zanahoria

Conocida por ayudarnos a ponernos morenos y cuidar la visión, la zanahoria disfruta de otras bondades, como que ayuda a retrasar el envejecimiento, sus efectos diuréticos o bien sus beneficios en dientes y encías. Y es que es saludable 100%:  dispone de un alto contenido de agua (88%), fibra, minerales y vitaminas A y B. Además de puede consumir de muy diversas formas:  curda, asada, a la plancha, en cremas y ¿cómo no? En zumos y batidos.

Sardinas

Jugosas y sabrosas, la sardina es la reina del pescado azul. Es rica en ácidos grasos omega-3, esenciales para el organismo y altamente beneficiosos para cuidar nuestro corazón. Según la Fundación Española de Nutrición, una ración de sardinas “casi cubre el 100% de los objetivos nutricionales recomendados para la ingesta diaria de la población”. Sin duda, un superalimento. ¿El mejor momento para tomarlas y de qué manera? Pues entre julio y noviembre y admite mil recetas: a la plancha, a la parrilla, en escabeche, fritas, en papillote, en conserva, etc.

Las fresas es uno de los alimentos que no debe faltar en una dieta equilibrada

Las fresas contienen vitaminas esenciales para una vida sana.

Frutas

¿Qué sería de una dieta saludable sin la fruta? Y es que son fuente de las vitaminas que necesitamos para nuestra vida diaria. Todas son beneficiosas, aunque aquí a modo de ejemplo traemos dos:

La manzana, con alto contenido en fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes, aporta muy pocas calorías y es perfecta para cuidar nuestra dentadura y mantenernos hidratados, debido a que un 80 % de su contenido es agua.

Muy popular y de un sabor deliciosos, la fresa tiene, al igual que las manzanas, un alto contenido de agua, además de reconocidas propiedades nutricionales, ya que se trata de una fruta muy rica en antioxidantes, fibra y minerales, que aporta flavonoides y vitaminas C, B2, y B3, ácido fólico y bajo contenido en azúcares y calorías. Es el postre preferido de muchos, pero también nos encanta en ensaladas o guarniciones.

Nueces

Considerado el fruto seco más saludable debido a su equilibrada composición de grasas. Las nueces también aportan proteínas, vitamina E, vitaminas B, y minerales y oligoelementos como fósforo, magnesio, manganeso, cobre, cinc y hierro. Un alimento completísimo, muy beneficiosos para el corazón, a la vez que versátil en la cocina: se pueden incluir tanto en ensaladas como en platos muy diversos y salsas.

Cereales y legumbres

ES hora de destacar el papel protagonistas que estos productos han tenido a lo largo de la historia, ¿Quién no recuerda esos platos de cuchara humeantes? Aportan energía, al mismo tiempo, que son bajos en grasas y tienen numerosos beneficios nutricionales,

Esta es una selección de los superalimentos que debemos tener en una dieta sana. Sin olvidar, otros tan importantes como las carnes no grasas, aguacates, yogures, naranjas, ajos, coliflor, limones y un largo etcétera, todos incluidos en nuestra apreciada dieta mediterránea, tan alabada en todo el mundo. Mención a aparte merece la joya de la gastronomía española, nuestro producto estrella: el aceite de oliva, indispensable en una dieta saludable.

Y por último, os recordamos: a una alimentación sana, variada y equilibrada ha de acompañarle hábitos saludables, como hacer ejercicio, evitar el estrés y descansar los suficiente.

¡Apuesta por una alimentación saludable, apuesta por la salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *