Cuidados de los más pequeños al sol | El Boticario en Casa

Descubre todo sobre cómo proteger a tu hijo del sol

¡Llegaron las temperaturas suaves y con ellas los paseos! Pero, avisamos, también ha llegado la época en la que las radiaciones solares son más dañinas. Aunque sabemos que toda la familia y en todo momento debemos protegernos de éstas, hay que tener especial cuidado con la piel de los niños, al ser más sensible.

De esta manera, el protector solar ha de convertirse en su mejor y más fiel amigo durante estos días. ¡Qué no salgan a la calle sin su protector solar!

Muchos pensaréis, pero ¡si con la situación actual es difícil que vayan a la piscina ni a la playa! No importa, siempre que estén al aire libre es conveniente aplicar protección solar. En este sentido, tened muy en cuenta que los más pequeños de la casa son el sector de la sociedad que más le perjudica el sol, pues cuenta con menos mecanismos de defensa naturales y una peor capacidad para enfrentarse a las radiaciones solares.

Dicho esto, tampoco debemos de perder de vista que necesitamos el sol. Él es fuente de vida y de salud y resulta muy beneficioso, tanto física como mentalmente, para todos nosotros. Nos ayuda a mantener un buen estado anímico y “produce en nosotros efectos beneficiosos, como la estimulación de la síntesis de vitamina D o el aumento de los niveles de hormonas del bienestar, disminuyendo la incidencia de depresiones, entre otros”, según apunta la prestigiosa marca Mustela.

En conclusión, el sol es fundamental en nuestra vida, pero debemos protegernos de él, en especial, los más jóvenes. Por tanto, no queda otra que hacer un uso responsable de la exposición solar, a la vez que evitamos sus efectos nocivos, en especial en niños.

Los bebés y la protección solar | El Boticario en Casa

 

Y es que, como bien señala la firma de dermocosmética Vichy, “la piel de los niños es particularmente sensible a los rayos UV y el daño sufrido durante los primeros años de vida puede tener consecuencias más tarde”. Y apostilla: “Es muy importante que lleven un protector solar para niños resistente al agua y con SPF alto, y que se reaplique de forma regular”.

En cuanto a lo que se refiere a los bebés menores de 6 meses, ¡ojo! Os recordamos que los efectos nocivos de las radiaciones solares son más peligrosos, ya que su piel es un órgano todavía inmaduro y más indefenso ante las agresiones externas.

En este sentido, Acofar, la conocida marca de farmacia, explica que “una exposición solar excesiva en el niño puede causar enrojecimiento (eritema) y pigmentación de la piel, quemaduras solares e insolaciones”. Por otro lado, no hay que olvidarse de que los daños producidos por el sol son acumulativos e irreversibles, por lo que pueden aparecer muchos años después, tal y como sucede con el envejecimiento precoz de la piel o las manchas.

¿A qué has oído hablar de que la piel tiene memoria? Con esto, nos referimos a algo en lo que coinciden los expertos, “la piel puede perdonar la quemadura solar pero no la olvida, por lo que cuidar correctamente la piel desde las primeras etapas de vida es clave para evitar, con el paso de los años, complicaciones de riesgo vital como el melanoma”, explica Acofar.

La misma firma de productos farmacéutico nos ofrece unos detalles muy esclarecedores: “El fototipo, el color del pelo y de los ojos, la presencia de nevus (conocidos popularmente como pecas o lunares), el tiempo de exposición solar y los antecedentes familiares son factores de riesgo de cáncer de piel a tener en cuenta”. De esta manera, “los niños con pieles muy blanquitas y con tendencia a padecer quemaduras al exponerse a los rayos del sol (fototipo I) y que además sean pelirrojos o rubios, tengan los ojos claros, pecas y presenten antecedentes familiares, deberán extremar las precauciones”.

Los bebés y el sol | El Boticario en Casa

Consejos para proteger del sol a los más pequeños de la casa

Por supuesto y como decíamos más arriba, el hecho de que los bebés sean más susceptibles al sol no significa que no puedan estar al aire libre o en zonas costeras en un día soleado, claro que sí. Sin embargo, la exposición solar debe realizarse de forma prudente. Por este motivo y de la mano de Mustela, os ofrecemos una serie de consejos:

  1. En los primeros 6 meses de vida se desaconseja la exposición directa al sol. Esto se debe a que los lactantes pueden padecer quemaduras solares, ya que son incapaces de protegerse en caso de sufrir un golpe de calor y porque tienen más riesgo de deshidratarse.
  2. Las horas de mediodía para pasear han de evitarse. En estos momentos, es cuando radiaciones solares son más intensas y producen más daño. Para pasear con el bebé, las mejores horas son las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde.
  3. Es mejor evitar la playa en los primeros meses de vida. En la playa, las radiaciones solares se reflejan en la arena y en el agua, de tal forma que su acción nociva se multiplica.
  4. Muy importante: utiliza medidas físicas de protección suplementaria como sombrillas, gorritos de ala ancha, ropas claras, etcétera.
  5. Rehúye de deshidrataciones o golpes de calor. Ofrece agua al niño, más frecuentemente de lo habitual.
  6. indispensable la fotoprotección mediante productos solares. Sin embargo, no nos engañemos, por sí solos no tienen ese valor si su uso no se acompaña de las medidas de evitación de la exposición solar excesiva que hemos comentado en los puntos anteriores.  En cuanto al factor de protección, hay que elegir un factor muy alto (índice spf 50+). Conviene recordar que, para un uso adecuado, los protectores solares se deben aplicar de forma generosa 30 minutos antes de la exposición al sol y hay que renovar su aplicación cada 2 horas o después de cada baño.
  7. Por último, no debemos olvidar el cuidado de la piel después de la exposición solar. Para ello, las cremas hidratantes especialmente formuladas para bebés, sin parabenes, son la mejor herramienta, debido a que combaten la sequedad cutánea que se produce tras la exposición al sol, favoreciendo que la piel recupere su elasticidad natural.

Bebés y el sol | El Boticario en casa

Siguiendo estos consejos tan fáciles que nos ofrece Mustela, no tenemos que temer por la piel de nuestro hijo ni renunciar a los efectos tan beneficiosos que tiene para toda la familia un paseo en un día soleado.

¡Vamos a ello con la seguridad que dan estos consejos y los protectores solares de farmacia! Entra ya en El Boticario en Casa y disfruta de nuestros descuentos y promociones en estos productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.