Recomendaciones para una correcta higiene bucal

Cómo tener una correcta higiene dental

Cuidar tu boca es cuidar de tu salud. Y es que todos los estudios científicos coinciden en que determinadas patologías bucodentales tienen su causa en una mala salud oral, que puede desembocar en otro tipo de enfermedades.

Por esta razón, resulta vital tener unos hábitos de higiene oral adecuados, a la vez que evitar prácticas nocivas, como fumar o ingerir alimentos ricos en azúcar, que repercuten muy negativamente en nuestra salud bucodental y, por supuesto, en nuestra salud en general.

Te preguntas cómo mantener tu salud bucodental en plena forma ¡Te animamos a seguir nuestros consejos!

Consejos para tener una correcta higiene dental

En principio, es importante señalar que la constancia es la clave para tener una adecuada salud bucodental. Numerosos estudios revelan que menos de la mitad de la población adulta no sigue una rutina o protocolo en su higiene bucal, lo cual redunda en una menor efectividad. Por eso es importante perseverar, ser constante en los cuidados de tu boca y seguir estos consejos que os dejamos.

Es necesario establecer un protocolo en la higiene bucal

Realiza un cepillado correcto

En primer lugar, cepíllate tres veces al día con un cepillo dental y una pasta dentífrica conforme a las necesidades y las características de tu boca. Además, de nada sirve limpiarse los dientes si no lo realizamos correctamente. Hacerlo mal puede incluso provocar ciertas dolencias bucodentales, como lesiones en las encías. Para realizar un correcto cepillado dental se ha de emplear como mínimo 2 minutos y usar el cepillo empujando de la raíz del diente hacia fuera, de esta manera se consigue arrastrar la suciedad lejos de la raíz de los dientes. Por último, es importante renovar el cepillo, como mínimo cada tres meses.

Incluye una solución interdental a tu higiene bucal

Para una correcta higiene bucal es muy conveniente el uso de una solución interdental que resulte cómoda y eficaz. Y es que, aunque el cepillado es la parte más importante de nuestra higiene bucal, solo llega al 60% de la superficie del diente. Para llegar al 40% restante y cuidar de tus encías, es imprescindible eliminar las bacterias de la zona con estas soluciones interdentales.

En el mercado existen diferentes productos de higiene bucal para ello. Así, el hilo dental es perfecto para las personas que padecen apiñamiento o un espacio muy estrecho entre los dientes. Por su parte, los palillos interdentales son ideales para aquellos que les resulta difícil emplear el hilo dental o tiene espacios de diferentes tamaños. Son fáciles de usar y sus filamentos de caucho ayudan a eliminar restos de comida y placa suavemente.

Por último, están los cepillos interdentales, una herramienta óptima para la higiene entre los dientes y que se puede encontrar en una amplia gama de tamaños.

Utiliza un enjuague bucal después del cepillado

Para llegar al 100% de la boca, dedícale los últimos 30 segundos de tu rutina al enjuague de la boca con un colutorio adecuado después del cepillado. De esta manera, con este producto de higiene bucal se consigue prolongar la protección de dientes y encías, a la vez que se refuerza el esmalte.

El uso de productos para la higiene bucal es muy importante

No te olvides de la limpieza de tu lengua

Las bacterias se acumulan en nuestra lengua, lo mismo que ocurre con el resto de la boca. Si no le dedicamos tiempo a eliminarlas adecuadamente, pueden acumularse, llegando a provocar un problema de halitosis, además de actuar como depósito para otro tipo de patologías, como la caries dental o las enfermedades de las encías. Hacerlo es realmente fácil, solo es necesario pasar un limpiador lingual tras el cepillado.

Cuida tus encías

Siempre hablamos de los dientes, pero para una correcta higiene bucal hay que contar con la salud de las encías. Ten en cuenta que unas encías sanas no sangran tras el cepillado o el uso de productos de limpieza interproximal, ni tienen aspecto inflamado o enrojecido. Estas sintomatologías pueden indicar que padeces gingivitis, una enfermedad que, de no tratarse puede desembocar en periodontitis y tener graves consecuencias. Por este motivo, cuando observes cualquiera de estas señales, acude a tu dentista y utiliza productos específicos para el cuidado de la salud gingival.

Deja de fumar

Para tener salud bucal es más que recomendable dejar de fumar. Las personas que son fumadoras tienen más probabilidades de padecer decoloración, caries o inflamación de las encías. Incluso se pueden llegar a perder los dientes si no se trata a tiempo y se desarrolla una periodontitis grave.

Acude al dentista al menos una vez al año

Absolutamente imprescindible en la rutina de higiene dental es acudir al dentista al menos una vez al año para mantener una buena salud bucal. Recuerda que, si mantienes una correcta higiene bucal diaria y acudes al dentista con regularidad o al primer síntoma de que algo no va bien, evitarás desarrollar enfermedades que necesiten tratamientos complejos y costosos.

Acudir al dentista es primordial en la higiene bucal

Higiene bucal en niños

Por último, queremos destacar que la adquisición de un correcto hábito de higiene bucal ayudará a los más pequeños de la casa a mantener la salud de su boca ahora y en el futuro. Con ello conseguiremos prevenir las caries y la gingivitis y favorecer el correcto desarrollo de los dientes definitivos. No hay que olvidar que los hábitos que se adquieren durante la infancia se incorporan de una manera más natural a su vida diaria de adultos. Por este motivo, debemos ayudar a que los niños consideren la higiene bucal parte de su día a día.

Con estos pasos podrás conseguir una buena rutina de higiene bucal y lucir una sonrisa más sana y bonita. ¡Vamos a ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.