Archivo de la categoría: Recetas

Haz que tu dieta sea refrescante

El conseguir tener una sensación de frescor durante los días de altas temperaturas en verano no solo se consigue con ventiladores, abanicos y aire acondicionado, sino que la dieta juega también un importante papel en nuestra sensación de frescor o calor. Por eso te dejamos estos trucos que te ayudarán a mejorar la sensación térmica:

  • Hidratación. Si hbitualmente es recomendable beber unos dos litros de agua al día, en verano esta cantidad debe aumentar. Pero no te preocupes no tienes por qué beber solo agua, los zumos de fruta son ideales para refrescar y recargar las pilas de forma sana con los azucares que nos aportan: melon, sandia, smoothies, etc Y si eres de los que te gustan los zumos muy dulces utiliza edulcorantes naturales con Stevia que no aportan ni calorias ni hidratos.
  • Elige carnes blancas, huevos y pescados para cubrir las necesidades de proteinas.
  • Otra opción es cambiar tu dieta y comer solamente platos frios: verduras, pescados, ensaladas, carnes, etc todos ellos los puedes preparar para tomarlos frios. Te recomendamos las siguientes recetas, te sorprenderán.
  • Y aun mejor, procura cocinar lo menos posible, enla cocina siempre pasamos mucho calor y luego tenemos que tomar medidas extras que nos ayuden a refrescarnos.

LO QUE NO DEBES TOMAR

Recuerda que hay una serie de alimentos y bebidas que aunque pensemos que refrescan nos producen más calor:

  • Alcohol: las bebidas alcoholicas no refrescan (por mucho que nos guste la cerveza…) si bebes en cantidad suficiente como para tener sensación de saciar la sed, lo que te producirán será más calor.
  • Los picantes, grasas y comidas pesadas hacen que generemos más calor en la digestión, por l tanto mejor evitarlas.
  • Evita las bebidas diureticas que harán que te deshidrates antes
  • La carne roja debemos olvidarla en las barbacoas, ya que al igual que las grasas aumenta la temperatura corporal. Mejor carnes magras o pescado.
  • No te excedas con los azucares, también promueven la deshidratación y son de dificil digestión aumentando la temperatura corporal. Así que deja de lado los dulces y de postre toma fruta, incluso reduce el consumo de pasta, pan y patata que son de absorción lenta.

Esperamos que disfrutes de estas recomendaciones para tu dieta especial en los días de mas calor, que además de sentarte muy bien te ayudan a que el peso no se vuelva loco cuando termines las vacaciones.

 

Día Internacional del #pistacho

Feliz día del pistacho: ¡a comer sano!

Hoy celebramos el Día Internacional del pistacho, y queremos celebrarlo, reuniendo en este post cuales son las ventajas nutricionales que nos aporta y por supuesto con una rica y saludable receta para que lo tengamos presente en nuestro menú.

En su forma original los pistachos son de un color verde brillante, y en la actualidad lo podemos encontrar en cualquier establecimiento vendiéndose tostados con sal para ser tomados como aperitivos.

El pistacho es un fruto proveniente del pequeño árbol conocido científicamente con el nombre de Pistacia vera L. y originario de las regiones más montañosas de Siria, Grecia, Turquía, Irán, Pakistán y Afganistán.

Como ocurre con otros frutos secos como la almendra, el pistacho cuenta con una serie de propiedades y beneficios muy importantes, especialmente cuando son consumidos con regularidad y en pequeñas cantidades.

La ración recomendada de pistachos es de 28-30gr

Los pistachos se han considerado beneficiosos para la salud en sociedades de todo el mundo desde hace siglos. Así, en tiempos de la dominación del Imperio Romano, los pistachos eran ya sumamente conocidos.

Sus principales cualidades son:

  • Aportan vitaminas y minerales esenciales, ácidos mono saturados y poli saturados, proteína y fibra.
  • Son un alimento libre de colesterol y sodio
  • Contienen 13 gramos de grasa por porción de 28-30g, la mayoría de las cuales (11,5 gramos) son monoinsaturadas y poliinsaturadas. Las grasas saturadas contribuyen solo con 1,5 gramos por ración. Un puñado de pistachos tiene tanto potasio (290 mg, 8% del valor diario) como la mitad de un plátano grande (250mg, 7% del valor diario) y tres gramos de fibra. Estas grasa son responsables de su alto contenido calórico, pero no podemos llevarnos sólo por este pensamiento porque por esta causa podríamos perdemos disfrutar de muchas de sus interesantísimas propiedades.
  • También aporta arginina, un aminoácido que entre otras importantísimas funciones ayuda a aumentar las defensas. Pero esta no es la única cualidad que nos aporta esta sustancia, ya que también es útil a la hora de mejorar la circulación de la sangre.
  • Son un fruto seco muy adecuado para personas con diabetes tipo 2. Al parecer, según diversos estudios, los pistachos ayudan a reducir los niveles elevados de glucosa en sangre y ayuda a su vez a la hora de mejorar la resistencia a la insulina.
  • A diferencia de lo que se piensa, ayuda a controlar el peso. Esto se debe a la presencia de fibra en su composición, la cual ejerce un interesantísimo efecto saciante. De hecho, un estudio constató que comer pistachos tres veces por semana reducía la probabilidad de sufrir exceso de peso.
  • Una ración de pistachos aportan alrededor de 3 gramos de fibra, lo que equivaldría a una cantidad mayor del 10% de la cantidad de fibra diaria recomendada. Por ese contenido en fibra, el pistacho ayuda a mejorar el estreñimiento, al ser útiles para mejorar y regular el tránsito intestinal.
  • Su contenido en fibra insoluble hace que se retrase el vaciado gástrico y se obtenga sensación de saciedad.
  • Por otra parte, también tienen una importante capacidad antioxidante, anticancerígena y rejuvenecedora, derivadas tanto de su contenido en vitamina E como de los fitoesteroles y los carotenos presentes en su composición, debido a que impiden la oxidación celular al luchar contra los radicales libres .
  • Además, una ración de este fruto seco aporta el 8% del valor diario recomendado de magnesio y potasio y otros minerales como el hierro, que ayudan a prevenir las alteraciones vasculares.

¿A qué ahora te apetece mucho más que antes incluirlos en tu dieta? pues te dejamos un fácil, rica y saludable receta de pistachos de la mano de Karlos #Arguiñano para que los disfrutes

Ensalada de lechuga, champiñones y pistacho

Ingredientes (4 personas):

1 lechuga
200 gr de champiñones laminados
40 gr de pistachos
aceite de oliva virgen extra
vinagre de Módena
sal

Elaboración:

  • Lava la lechuga, seca, trocea y ponla en una fuente.
  • Saltea los champiñones en una sartén con un poco de aceite y espárcelos sobre la lechuga.
  • Salpica todo con los pistachos y aliña con aceite, vinagre y sal. Sirve.

Otras Recetas saludables publicadas¡Bon Appétit!

Sanos y fresquitos: los smoothies

Los smoothies comenzaron a hacerse famosos en California en la década de los años 60, gracias a su comercialización como bebida saludable y refrescante, lo que hizo que fuera una alternativa perfecta a las bebidas energéticas con gran aporte de calorías y azúcares, sobre todo con el auge que hubo de todo lo relacionado con la vida sana, el deporte y los gimnasios.

Sin embargo los smoothie tienen un origen previo en la zona tropical del continente americano, ya que allí se consumen estas bebidas desde hace mucho tiempo, y además se hacían de la forma más natural, conservando asi toda la esencia de la fruta fresca.

Los smoothies o batidos de frutas se cuentan entre las bebidas más sanas y apetecibles en cualquier época del año.detoxNutritivos, llenos de sabor y perfectos para hidratarnos y para conseguir que los niños tomen verdura sin rechistar. Son una opción muy saludable y pueden formar parte de nuestra dieta, por ejemplo, reemplazando el desayuno o la merienda o como aperitivo y complemento de otras comidas. Al estar elaboradas con frutas y verduras, son un alimento muy completo y naturalmente rico en minerales, fibra y vitamina A (presente en la zanahoria y el tomate), del tipo B (contenido en la sandía y la manzana) y C (que encontramos en el kiwi, los arándanos y las fresas).

Los smoothies son fáciles y rápidos de preparar y puede utilizarse una gran variedad de ingredientes para prepararlos. Incluso se pueden completar añadiendo ingredientes como el chocolate, la miel, canela… que no son ingredientes tradicionales, y desvirtúan un poco el concepto del smoothie como bebida saludable.

Son refrescantes y nos ayudan a hidratarnos, lo que los convierte en nuestros aliados durante el verano.

En la elaboración de un smoothie hay que tener en cuenta los siguientes pasos:

Paso 1: Elegir la fruta
Elige como mínimo 2 tipos de fruta diferentes, ya sean frescas o congeladas: plátano, pera, sandía, melocotón, kiwi, piña, cerezas, mango, aguacate, frambuesas, arándanos… Las frutas estarán peladas y troceadas. Si además quieres preparar un batido más saludable, apuesta por el verde añadiendo vegetales como espinacas o rúcula.
Paso 2: Escoger una base
Añade 1 o 2 vasos de líquido, como leche, leche vegetal (de soja, arroz, almendra, avena…), zumo de frutas, café frío, té verde helado, leche de coco o agua. Debes tener en cuenta que cuanto más zumo contenga la fruta añadida anteriormente, menos líquido debes poner.

Paso 3: Añadir ingredientes para espesar
Añade otros ingredientes que aporten cremosidad al smoothie para que tenga la textura adecuada. Además, puedes escoger ingredientes que aporten nutrientes como yogur, kéfir, helado, crema de cacahuete o de almendras, semillas de chía o copos de avena.

Paso 4: Endulzar y aromatizar
Añade endulzantes, hierbas, especias o frutas para darle sabor a tu gusto. Puedes endulzarlo con azúcar, stevia, edulcorantes, miel o sirope de ágave. También puedes optar por aromatizarlo con vainilla, hojas de menta picadas, dátiles o canela. Esta última es una buena opción para endulzarlo sin añadir calorías extra.

Paso 5: Añadir propiedades nutritivas
Para terminar el smoothie, puedes añadir alguno de los conocidos como “superalimentos” con grandes propiedades nutritivas como polen de abeja, espirulina, germen de trigo, semillas de lino o cacao puro en polvo.

Una buena idea es que una vez que hayas pensado las combinaciones de smoothies que te gustaría probar, podrias preparar packs de bolsas congeladas con los ingredientes listos para preparar el smoothie y ahorrar tiempo en su elaboración.

A continuación te ofrecemos varias propuestas sencillas para preparar diferentes smoothies . Prepara la batidora y ¡recuerda servirlos bien fresquitos!

Smoothie de Fresa
Ingredientes:

– Dos vasos de leche
– Dos yogures naturales o de fresa
– 200 gramos de fresas
– Azúcar (Opcional)
– Hielo (Opcional)

Smoothie de Manzana
Ingredientes:

– Dos vasos de leche
– Dos yogures naturales
– Dos manzanas
– Canela en polvo
– Azúcar (Opcional)
– Hielo (Opcional)

Smoothie de Melocotón
Ingredientes:

– Un par de melocotones maduros
– Dos vasos de leche
– Dos yogures naturales o de melocotón
– Azúcar (Opcional)
– Hielo (Opcional)

Smoothie de Piña
Ingredientes:

– 500 gramos de piña
– Dos vasos de leche
– Dos yogures naturales o de piña
– Azúcar (Opcional)
– Hielo (Opcional)

Smoothie de Plátano
Ingredientes:

– Dos vasos de leche
– Dos yogures naturales o de plátano
– Tres plátanos
– Zumo de una naranja (Opcional)
– Azúcar (Opcional)
– Hielo (Opcional)

Smoothie de Kiwi
Ingredientes:

– Dos vasos de leche
– Dos yogures naturales
– Cuatro kiwis maduros
– Dos cucharadas de azúcar
– Un plátano (Opcional)
– Hielo (Opcional)

Smoothie de Mango
Ingredientes:

– Un mango maduro grande
– Dos vasos de leche
– Dos yogures naturales
– Azúcar (Opcional)
– Hielo (Opcional)

Smoothie de Papaya
Ingredientes:

– Una papaya mediana
– Dos yogures naturales
– Dos vasos de leche
– Azúcar
– Unas rodajas de piña (Opcional)
– Hielo (Opcional)

Smoothie de Albaricoque
Ingredientes:

– Dos vasos de leche
– Dos yogures naturales
– 10 o 12 albaricoques medianos
– Azúcar (Opcional)
– Hielo (Opcional)

Ya solo queda que elijas el que más guste el prepares el primero, para después probarlos todos y hacer tus propias recetas ¡¡¡te encantarán!!!

Calendario de alimentos por temporadas

Si uno de tus propósitos para el 2017 es comer más sano, te recomendamos que organices tu alimentación aprovechando los alimentos de cada temporada.

Hacerlo así te proporcionará una limentación de base mucho más saludable ya que presenta los siguientes beneficios:

Más sanos y sabrosos: se cultivan en suelos ricos, con el clima adecuado y completando su calendario natural. En el momento de su recolección mantienen intactas todas sus propiedades nutricionales, textura, olor y sabor.

Más baratos:ya que la disponibilidad en las tiendas de estos productos es mayor

Más ecológicos: respetamos el ciclo natural y la zona de producción de los alimentos, además se reduce el gasto energético al minimizar la necesidad de transporte, distribución y almacenaje.

Os dejamos estas tablas y os recomendamos ampliar la información sobre cada alimento en la el artículo Natursan:

frutas-temporada

verduras-hortalizas-temporada

frutos-secos-temporada

carnes-temporada

pesacados-mariscos-temporada

 

Vida sana: cocina sana

Siempre comentamos que para tener una vida saludable y equilibrada debemos comenzar por hacer que nuestras comindas sean sanas.

En este sentido, hoy queremos hacer hincapié en unos cuantos detalles que debemos tener siempre presentes para evitar intoxicaciones cuando somos nosotros quienes preparamos la comida.

verduras

Recuerda:

  1. Lavate siempre cuidadosamente las manos antes de comenzar a cocinar y tambieén después de tocar alimentos crudos. Así evitaremos contagios por patógenos.
  2. Enjuagar siempre la verdura. Aunque exiten bolsas de ensaladas en las que la verdura ya viene preparada y se han envasado en medios seguros y aislados, siempre es conveniente enjuargarla. No nos quitará tiempo y nos aporta seguridad.
  3. Guarda siempre la comida en la nevera, tapada o en un recipiente cerrado. Una vez que el alimento que has cocinado esté frio guardalo en la nevera, no lo dejes en la encimera hasta el día siguiente.
  4. No mezcles en la nevera alimentos cocinados con alimentos crudos. Los alimentos crudos pueden tener aun microorganismos que pueden pasar a la comida ya cocinada, la cual al calentarla no va a alcanzar la temperatura de seguridad que los elimine por lo que los podemos contagiar.
  5. Las comidas que incluyan huevos crudos deben consumirse en el momento. Es muy frecuente que salsas y postres incluyan huevos o parte de ellos (yemas o las claras) crudas. En este caso no hay que correr riesgos y al ser un ingrediente tan inestable no conviene correr riesgos y por eso y para evitar salmonelas debe consumirse inmediatamente y si sobra deberemos tirarlo.

Como veis son sencillos hábitos que con sentido común e higiene nos pueden ayudar a que nuestras comidas sean saludables.

¿Nos puedes aconsejar algún otro gesto saludable en la cocina?

Cocina tus propias barritas energéticas

Hoy vamos a hablar de barritas energéticas. Ya sabéis que en nuestro blog le damos mucha importancia a la comida sana, a hacer ejercicio de forma habitual y a mantener unos hábitos saludables en nuestro día a día.

Por esta razón, esta semana os traemos una receta para que cocinéis vuestras propias barritas energéticas que podréis llevar a la oficina, al gimnasio, o a vuestro paseo. También ideal para la merienda de los niños.

Así, cocinándolas tu mismo podrás controlar los ingredientes que utilizas añadiendo los que más te gustan.

En este vídeo Venu Sanz, chef y coach de cocina saludable nos enseña a cocinarlas con todo detalle:

Anímate a hacerlas y cuéntanos si te han gustado, seguro que son todo un éxito.