Archivo de la categoría: Niños

¿Sabes si tus hijos tienen piojos?

Cada vez están más controladas las infestaciones por piojos o liendres en los colegios, pero por muchos controles que se hagan no se está libre de que un día llegue la noticia de que en la clase hay piojos. Lo mejor es que los padres estén atentos y aprendan a distinguir por si mismos si tienen o no piojos, ya que cuanto antes se detecten más fácilmente se podrán erradicar.

Te recomendamos:

  • Dispones de muy buena fuente de luz
  • una lupa de aumento
  • un peine para piojos y acondicionador para el cabello
  • si llegado el caso los encuentras productos antipiojos

Tratamiento antipiojos | El Boticario en casa

El procedimiento a seguir sería, como nos recomienda babycenter:

  1. Busca signos y síntomas: el niño puede sentir:
    1. Una sensación de cosquilleo en el cuero cabelludo
    2. Una sensación de que algo se está moviendo en el pelo
    3. Picazón producida por una reacción alérgica a las picaduras de los piojos (los niños suelen rascarse o refregarse el cuero cabelludo, en especial alrededor de la nuca o detrás de las orejas)
    4. Llagas en la cabeza por rascarse
    5. Irritabilidad
    6. Problemas para dormir (los piojos son más activos en la oscuridad)
  2. Cómo detectar los piojos con el pelo seco:
    1. Separa el cabello por secciones y revisa el cuero cabelludo, especialmente por detrás de las orejas y en la nuca. También puedes observar si tiene llagas o sarpullido donde se ha estado rascando.
    2. Busca movimientos en el cabello, aunque son tan pequeños que son muy difíciles de detectar, además huyen de la luz.
    3. Busca los huevos de los piojos (conocidos como liendres). Son diminutas bolsas blancas o amarillentas en forma de lagrima. Se adhieren al pelo muy cerca de la raíz y al tacto son más fáciles de detectar que a la vista ya que parecen como granitos de arena.
    4. distingue si son liendres o caspa, las primeras parece que se pegaran al pelo, mientras que la caspa y otros residuos se desprenden con facilidad.
    5. Asegúrate de que estén vivas, puede que ya hayan muerto o estén vacíos los huevos, solo los que están muy cerca del cuero cabelludo son liendres vivas, ya que necesitan calor para sobrevivir.
  3. Detectar piojos con el cabello mojado: si con todo lo anterior no estáis seguros de si tiene o no piojos, habrá que utilizar un peine especial para piojos y sigue estos pasos:
    1. Moja el cabello de tu hijo.
    2. Ponle mucho acondicionador.
    3. Peina el cabello por secciones, desde las raíces hasta las puntas, usando un peine para piojos.
    4. Si tu niño tiene piojos, deberías verlos en el peine (si sacudes el peine dentro de un bol de plástico, los podrás ver mejor después de cada golpe).

Si se confirma que tiene piojos, deberéis hacer la misma revisión de todos los miembros de la casa y de todas aquellas personas con las que haya tenido contacto. En caso de tener dudas, acude al médico de cabecera que te ayudará en todo lo que necesites.

¿Conoces Nan Supreme?

Hoy queremos presentarte la linea de leches infantiles  de Nestle Nan Supreme, que aporta numerosos beneficios en la alimentación de tu bebé.

En primer lugar queremos reforzar la idea de que la mejor alimentación para el bebé es la natural y por eso queremos insistir en:

La leche materna es el mejor alimento para el bebé, ya que le aporta todos los nutrientes que necesita y le protege frente a enfermedades. Además, la lactancia materna aporta una serie de nutrientes especiales que favorecen el correcto desarrollo del bebé. Te recomendamos que consultes con un profesional de la salud cuando vayas a decidir sobre el tipo de alimentación de tu bebé. También deberías solicitar consejo al profesional de la salud para prepararte para la lactancia materna y para el mantenimiento de la misma. Si te decides por la lactancia materna, es importante que realices una dieta equilibrada y saludable.

La decisión de no amamantar o de introducir una alimentación parcial con biberón reducirá la cantidad de leche materna.

NAN SUPREME 1

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Nestlé apoya esta recomendación sobre la lactancia materna, conjuntamente con la introducción de nuevos alimentos, de acuerdo con los consejos de los profesionales de la salud. Te recomendamos que consultes con un profesional de la salud cuando vayas a decidir sobre el tipo de alimentación de tu bebé.

NAN® SUPREME 1 HM-0® aporta a tu bebé todos los nutrientes necesarios para su óptimo desarrollo y es nutricionalmente completa y adecuada como única fuente alimenticia para los lactantes hasta los 6 meses de edad.

Contiene:

  • 2 oligosacáridos (2’-FL y LNnT)
  • Gentle Proteins® de Nestlé, un proceso tecnológico único para conseguir la calidad óptima de proteínas parcialmente hidrolizadas.
  • L. reuteri
  • DHA-ARA
  • SIN ACEITE DE PALMA.

NAN SUPREME 2

Al nacer, el sistema inmunitario de tu bebé está inmaduro y por eso necesita un refuerzo y una protección extra.

  • Nan Supreme es la única leche infantil con 2 oligosacáridos diseñados con una estructura idéntica a los encontrados en la leche materna.
  • Única además con L.reuteri y Gentle Proteins de Nestlé, un proceso tecnológico único para conseguir la calidad óptima de proteínas parcialmente hidrolizadas.
  • Contiene ingredientes que contribuyen a la función normal de su sistema inmunitario: Zinc, Hierro y Vitaminas A, C y D.
  • SIN ACEITE DE PALMA.

 

 

Cuidados de los dientes de leche de tus hijos

Los dientes de leche comienzan a salir a partir de los tres o cuatro meses y terminan de salir alrededor de los tres años. Estos dientes de leche comienzan a caerse a los seis años, aunque cada niño sigue su ritmo.

Se les llama dientes de leche porque tienen un color más blanco que los dientes definitivos.

Por tanto aunque no son dientes definitivos hay que cuidarlos como si lo fueran ya que además de tomar buenos hábitos desde pequeños, es importante que gocen de una buena salud bucal para un correcto desarrollo del bebé.

Los dientes de leche son incluso más frágiles que los definitivos y más sensibles a las caries ya que la dentina y el esmalte que tienen son más débiles.

Así los cuidados que debemos adoptar desde que son bebés son:

La limpieza incluso antes de que salgan los dientes 

Es importante limpiar y masajear las encías del bebé al menos una vez al día, así además de limpiar la boca conseguimos que se acostumbre y nos resultará más fácil introducir el cepillo de dientes a partir del año.

Cepillado de dientes a partir del primer año

A partir de un año hay que limpiar los dientes con los cepillos dentales infantiles, pero sin utilizar pasta de dientes ya que aun no saben escupir y suelen tragarse la pasta de dientes lo cual es perjudicial para su salud.

Siempre hay que limpiar los dientes después de la última toma de la noche.

Hilo dental a partir de los dos años

A partir de los dos años incorporamos el uso del hilo dental para limpiar las caras de los dientes. Y se puede comenzar a utilizar pasta dental especial para niños que tienen una menor cantidad de fluor o incluso no lo incluyen. Por supuesto siempre con los padres enseñándoles, supervisando y ayudándoles. Con una pequeña porción de pasta en la punta del cepillo será suficiente. Y es preferible que escupan antes de comenzar con el enjuague, para así evitar que traguen pasta dental.

Primera visita al dentista

Desgraciadamente no se suele acudir al dentista hasta que aparece un problema, pero lo ideal sería acudir a esta primera cita con nuestro hijo al aparecer los primeros dientes de leche y volver a tener una revisión cada seis meses.

Aunque los dientes de leche no son definitivos el descuidarlos puede afectar al los dientes permanentes que vienen de camino.

No olvides que los niños aprenden por imitación, así lo ideal es que se cepillen los dientes con un adulto, además de seguir un hábito necesario y saludable pasarán más tiempo contigo y será más divertido.

Higiene bucal infantil | El Boticario en casa

La higiene de los biberones

La higiene de los biberones después de cada uso es la única manera de evitar la proliferación de microorganismos en la tetina y en el recipiente de la leche, que pueden provocar, sobre todo, infecciones del aparato digestivo (gastroenteritis).

Para limpiar el biberón del bebé hay que lavarlo muy bien con agua caliente y lavavajillas, junto con la tetina y la tapa. Lo mismo sucede con el chupete. Si empleamos este sistema, es fundamental aclarar muy bien todos los elementos, para que no quede ningún resto de jabón.

Lo mejor es limpiar el biberón en cuanto terminamos de usarlo, para que los  residuos de leche no se queden adheridos. Hay que limpiar el biberón, la tetina y la tapa con agua caliente y detergente, y aclararlos muy bien para evitar que queden residuos.

Cepillo limpieza de biberones Dr. Browns

Los cepillos para limpiar biberones resultan muy útiles, porque se adaptan al contenedor largo y estrecho del biberón y a la forma de la tetina y permiten llegar a todos los recodos.

Al lavar el biberón, tenemos que insistir especialmente en la rosca y los bordes interiores del biberón y de la tetina, ya que es donde se acumulan residuos con más facilidad.

Cuando terminamos, conviene dejar el biberón en un lugar en el que le dé el aire, para que se seque bien, con cada pieza por separado y boca abajo, de manera que las gotitas escurran. Después de sacudirlo un poco para eliminar toda el agua posible, se colocan las piezas encima de un papel seco de cocina, porque así va absorbiendo el agua que va cayendo mientras se seca al aire (la parte de fuera la podemos secar con un trapo limpio). El trapo de la cocina, el que usamos para limpiar y secar las cosas antes de guardarlas, no sirve a menos que lo acabemos de sacar limpio del armario. No sirve porque si ya se ha mojado previamente, si ya ha estado húmedo y ha andado por la cocina, puede contener microorganismos.

En El Boticario en casa te ofrecemos practicos escurridores para hacerte mucho más comoda la rutina de limpieza de los accesorios de tu bebé.

No hay que guardar los biberones con todas las piezas encajadas (recipiente, tetina, disco de seguridad y tapa) hasta que estén bien secos, para evitar la proliferación de bacterias y gérmenes.

Otra opción, si no queremos andar todo el día fregando cacharros, es meter las cosas en el lavaplatos. Hay ciclos a altas temperaturas que los dejan como nuevos. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que el biberón no se nos dé la vuelta dentro. Si esto sucede y al abrir el lavaplatos lo encontramos con el biberón lleno de agua, tendremos que lavarlo a mano igualmente para eliminar todos los restos del jabón de lavaplatos.

El método más seguro de limpieza es esterilizar las cosas de sus bebés, y a veces es imprescindible, sobre todo si son prematuros, recién nacidos o durante los primeros meses de vida. La esterilización de los biberones y chupetes puede realizarse en caliente o en frío.

  • En caliente, el sistema más corriente es la ebullición tradicional: se sumergen tetinas, biberones y chupetes en agua hirviendo durante 15 ó 20 minutos. Aunque sirve cualquier cazuela, existen recipientes específicos para este fin.

Para esterilizar en caliente pueden emplearse también esterilizadores de vapor, eléctricos o para microondas. Son más rápidos y ahorran trabajo: basta con añadir un poco de agua para que el intenso calor del vapor mate todas las bacterias en un tiempo récord.

  • En la esterilización en frío se utilizan sustancias químicas que se diluyen en agua del grifo. Para evitar la formación de depósitos, es aconsejable hervir de vez en cuando los biberones con agua y un poco de vinagre. Después se aclaran bien y se esterilizan antes de usarlos.

Es recomendable esterilizar los utensilios (tetinas, biberones y chupetes) que el recién nacido va a llevarse a la boca antes de usarlos por primera vez.

Hace unos años, se aconsejaba esterilizar los biberones antes de cada toma, pero desde hace un tiempo, esta recomendación se ha relajado:

  • Algunos pediatras hablan de esterilizarlos solo antes de usarlos por primera vez.
  • Esterilizarlos solo durante los dos o tres primeros meses.
  • Otros dicen que basta con lavarlos después de la toma (y aclararlos muy bien para eliminar restos del lavavajillas).

Es importante recordar que en la higiene de los biberones para nada sirve esterilizar las cosas del bebé si la persona que las manipula no se lava las manos antes o las recoge en un lugar en el que hay restos de comida o suciedad.

Cuidados especiales para los niños y el sol

La piel de los niños es mucho más sensible a los efectos nocivos del sol que la de los adultos, por eso los daños pueden ser mayores, ya que tienen una piel más fina y un sistema pigmentario inmaduro.

Os dejamos estos consejos de la mano de La Roche Posay para que siempre esten adecuadamente protegidos.

Linea solar infantil | El Boticario en casa

Linea solar infantil | El Boticario en casa

Mientras los adultos están familiarizados con los peligros del sol, no siempre son conscientes de la extrema vulnerabilidad de los pequeños. La piel de los niños, que está todavía desarrollándose, es inmadura y por tanto más vulnerable a la violencia del sol:

  • Es más vulnerable a un daño celular más profundo debido a que su piel es más fina.
  • Con un sistema pigmentario menos desarrollado, no tienen un sistema de defensa (algo que ayuda en los adultos a proteger la piel contra la radiación UV)

Esta es la razón por la que los niños deben estar protegidos por completo, incluso más que los adultos.

Los niños son muy vulnerables a las quemaduras solares, al daño celular y a la insolación

El 50% del capital solar lo agotamos antes de los 20 años.
Y una de 55 personas nacidas en 2008 tendrán algún día un melanoma.

¿Por qué? Los niños están sobreexpuestos a la radiación UV.

En las vacaciones, un tercio de los niños pasan una media de 15 horas a la semana en bañador: esto es demasiado.
Sobre todo si consideramos que el agua y la arena reflejan el 30% de la radiación UV.

Y a estas edades, los niños no son capaces de evaluar el daño.
Las consecuencias: Solo se dan cuenta de las molestias cuando el daño ya está hecho:

Las quemaduras solares y las agresiones celulares profundas provocan daños irreversibles y hacen que la piel se vuelva frágil a largo plazo (aceleración del envejecimiento celular, mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel a lo largo de la vida).

Este daño asentado profundamente puede producir riesgo de deshidratación o de una insolación.

Tratamientos
Protégelos desde que son pequeños. Proteger a tus hijos significa educarles primero y antes que nada. Un estudio dirigido en Alemania sobre niños pequeños demostraba que la educación solar aumenta los buenos hábitos de protección en un 500%:

  • Evitar las horas de más calor (entre las 12 p.m. y las 4 p. m.) animando a que jueguen en la sombra o a una siesta.
  • Llevar un sombrero de ala ancha, gafas de sol con lentes con filtros y ropa oscura (una camiseta negra protege más que una blanca)
  • Aplica protección solar con frecuencia y de manera generosa (por lo menos cada 2 horas y después de cada baño) por toda la piel expuesta… ¡sin olvidar la nuca, las orejas y los pies!
  • Elige una crema que esté formulada especialmente para niños, con un índice de protección de 50 que sea resistente al agua y a la arena.
  • Bebe con regularidad.

¡CUIDADO! Antes de los tres años, toda la profesión médica al completo recomienda evitar el sol por completo. 

Tres consejos para la vuelta al cole

Aunque cada vez más septiembre es un mes que aprovechamos para disfrutar de unas tranquilas y menos aglomeradas vacaciones es una realidad que en septiembre hay una gran mayoría de personas que vuelven a la rutina diaria, especialmente las familias con niños que tienen que preparar la famosa vuelta al cole.

Es un momento que puede ser traumático, no tanto por el colegio, que a la gran mayoría de los niños les encanta reencontrarse con sus compañeros, si no más bien por el cambio de actividades y rutinas. Por eso, para que esta vuelta a la normalidad sea más llevadera conviene seguir tres pasos:

vuelta-al-cole

  1. Reorganizar las horas de sueño. es facil que durante las vacaciones el niño se haya acostado más tarde de lo habitual, por eso es conveniente adelantar en 15 minutos cada día la hora de acostarse hasta llegar al horario adecuado, contando con que el niño debe dormir entre 8 y 11 horas, según las necesidades de cada uno, para poder rendir durante la jornada escolar.
  2. Mantener la actividad física. En verano el niño tiene más horas libres y además pasa más tiempo al aire libre jugando, corriendo, montando en bici, etc. Debemos procurar mantener al menos una hora al día de actividad física.
  3. Desayunos con energía. El desayuno debe ser muy completo para que cubra al menos el 30 o 35% de las necesidades alimenticias del día. Lo ideal es que incluya: lácteos, frutas, cereales y proteinas.

¡Buena suerte y a disfrutar de la vuelta al cole!

Juegos para el verano

Esta época de buen tiempo en la que tanto nos gusta estar al aire libre es estupenda para disfrutar con los niños y compartir sus juegos. Así que esta semana os recomendamos este artículo de La guía del niño en el que nos dan muchas ideas de como entretenerlos a la vez que también nosotros nos divertimos, no te pierdas esta selección de juegos para la playa:
Castillos de arena

Modelar o usar moldes para hacer figuras en la arena es algo que fascina a los más pequeños, pues pueden disfrutar llenándose de barro hasta enterrarse sin que mamá les regañe. Es más, en la playa, hasta mamá se pone de rodillas y hunde las manos en arena húmeda y eso les encanta. A partir de 3 años.

Dibujos en la orilla

Consiste en aprovechar la parte húmeda de la arena cuando es amplia, para dibujar una rayuela con forma espiral que contenga diez casillas y un centro con la palabra “cielo”. Se tira una piedra y se salta a la pata coja, sin pisar la casilla de la piedra. A la vuelta se recoge y salta el siguiente. Cada vez se tira a una casilla más próxima al centro y, si por error, la piedra cae en él, habrá que empezar de nuevo. Gana el que llegue antes al “cielo”. A partir de 6 años.

Carrera de pantalones bajados

Nada más llegar a la playa, aléjate del lugar donde vais a situaros y traza una línea de salida y una meta. Haz que los niños se pongan en la línea y se bajen la ropa a los pies. Da la orden de salida para que echen a correr. Se partirán de risa viendo cómo caminan y más de uno acabará arrastrándose para llegar el primero. Es una variante casera de las carreras de sacos, pero… ¡ojo con llevar el bañador puesto! A partir de 4 años.

Las tres en raya

Se escogen tres piedras blancas y tres negras. Se dibuja en la arena el tablero: un cuadrado con una casilla en cada esquina, otra en el centro de cada lado y otra en el centro del cuadrado. El primer jugador –que tiene las blancas– sitúa su primera piedra en el centro del cuadrado. El otro – propietario de las negras– elige dónde poner su piedra. El turno vuelve al primer niño que sitúa su segunda piedra para hacer tres en raya blancas o impedir que el otro niño haga tres en raya negras. Todas las piedras pueden colocarse en cualquier casilla menos en la del medio, que permanece inmóvil. A partir de 7 años.

Encontrar el tesoro

Alguien se encarga de esconder un objeto enterrado en la arena mientras los niños se tapan los ojos. Después, tendrán que descubrir dónde se encuentra y desenterrarlo. Para dar pistas, se puede decir “frío, frío”, si se alejan del tesoro o “templado”, “caliente” o “que te quemas”, según se aproximen a objeto. A partir de 5 años.

A golpe de piedra

Se hace un montón de arena en el que se introduce un objeto pequeño –pueden ser chinas de diferentes colores– por cada jugador. Después, por turnos, cada niño tira un piedra mediana con el objetivo de descubrir los pequeños tesoros enterrados y gana el que más tiros de piedra acertados haya tenido. A partir de 7 años.

chicos-mesa

La gallina ciega

El que la liga se pone un pañuelo tapándole los ojos. Los demás le marean dándole vueltas para que se desoriente. Después, todos se alejan y se dispersan mientras le llaman: gallinita, gallinita, ven por mí. Cuando la gallina ciega consiga atrapar a uno, éste se la ligará. El suelo blando atenúa las caídas y la posibilidad de atrapar a cualquiera que pasee por la playa aumenta la diversión. A partir de 5 años.

Canasta en la arena

Consiste en hacer un agujero en la arena, situarse a cierta distancia y tirar a colar piedras en el agujero. Los que lo consigan, dan un paso atrás y vuelven a tirar y así hasta que sólo quede uno. A partir de 4 años.

El gusano loco

A excepción de uno de los niños, todos los demás se estiran sobre la arena, uno al lado del otro. El niño que queda se tumba de forma transversal sobre sus compañeros. Estos giran sobre sus propios cuerpos de forma lateral, como rodillos, provocando que el niño que está sobre ellos avance. Cuando haya llegado al extremo, se pone al lado de sus compañeros mientras al otro extremo, un niño se levanta y se coloca encima de los demás. El objetivo es hacer que el grupo avance todo lo posible. A partir de 7 años.

Desafío personal

Se trata de un juego individual y se prepara dibujando en la arena una fila con ocho casillas. Sitúa tres guijarros blancos en las tres primeras casillas y tres guijarros negros en las tres últimas. El reto consiste en llevar todas las piedras al extremo opuesto. Para ello, las fichas se mueven de una en una hacia delante y saltándose unas a otras, pero sin posibilidad de retroceder. Un rompecabezas para los más persistentes. A partir de 8 años.

Y si quieres más ideas de juegos no te pierdas estos otros juegos para el campo y la piscina.

Consejos para el baño de tu bebé en la piscina

En verano estamos deseando bañarnos con los bebés y jugar con ellos en el agua, pero este es un momento que también debe ser placentero para ellos, por eso es bueno hacerlo gradualmente y con precauciones para que ellos también disfruten el baño.

Para que sea un momento agradable y divertido para el bebé podemos seguir estos consejos:

bebe con gafas

  • Lo mejor es que sean mayores de seis meses
  • Por supuesto protección solar, gorro y gafas de sol y pañales para el agua
  • elegir el momento en el que no tenga ni hambre ni sueño para que pueda disfrutar relajado: o bien antes de comer o después de la siesta
  • Hay que evitar que haya otros niños gritando, salpicando o chapoteando porque podrían asustarle
  • De ninguna manera meterlo de golpe: antes de bañarlo combiene mojarle las piernas y los brazos para que se acostubre a la temperatura del agua y por supuesto meterlo muy poco a poco.
  • No debemos soltarlo en ningún momento, aunque lleve flotadores o manguitos. Siempre debemos sostenerlo firmemente.
  • El baño no debe prolongarse más de 10 minutos para que no llegue a enfriase y lo recuerde siempre como algo muy agradable
  • Si por cualquier causa empieza a llorar mejor sacarlo inmediatamente y volver a bañarlo pasado un tiempo.
  • Al salir del agua, debemos secarle y cambiar el pañal inmediatamente
  • Y por supuesto jugar, reiros y decid palabras cariñosas: todos disfrutaremos

Los bebés y el verano

Es momento de disfrutar del verano con nuestros bebés, pero sobre todo de hacerlo con seguridad ya que esta estación debido al aumento de temperaturas y a la mayor exposición al sol requiere de ciertas atenciones y precauciones en la rutina diaria tanto en los cuidados, ropa y por supuesto en la alimentación.

hermanos

Algunos consejos para disfrutar con los bebes del verano son:

Mantenerlo hidratado: los bebés son más sensibles a la deshidratación ya que su organismo tiene una mayor proporción de agua y su equilibrio aún es débil. Es fundamental utilizar ropa más fresca y aportarle alimentos ricos en agua como las frutas y verduras, además de los líquidos. Mantén también hidratada su piel.

 No lo expongas al sol entre las 11:00 y las 17:00 y siempre aplicarle protección solar, utilizar gorro y simpáticas gafas de sol que protegeran sus sensibles ojos.

proteccion solar bebe

Protectores solares para bebés

 Aumentar la vigilancia, especialmente en playas, piscinas y en el campo y protegerlo de las picaduras de insectos.

 Evitar intoxicaciones alimentarias ya que con el calor las bacterias proliferan con mayor facilidad. Hay que vigilar no romper la cadena de frío de los alimentos y extremar las precauciones al conservar y transportar los alimentos. En la playa, piscina o campo hay que llevarlos siempre en nevera.

 Prevenir golpes de calor ya que su organismo es mucho más sensible que el de los adultos: nada de exposición directa al sol, que no permanezca en el coche cerrado, siempre utilizar gorros, mantener las habitaciones a la temperatura adecuada y vigilar frecuentemente su temperatura.

 Cuidado con las otitis: es una época muy propensa debido a que aumenta la frecuencia de los baños. Es recomendable secar los oídos después de cada baño y consultar con su especialista si le resultaría recomendable la utilización de tapones de cera.

Estas son algunas rutinas que nos ayudarán a disfrutar del verano con nuestros bebé. ¿Tienes tu algún consejo que quieras compartir con nosotros?

¿Estamos embarazados?

Qué alegría recibir la noticia de la llegada de un bebé, sin embargo cuando se se trata de padres primerizos en estas primeras semanas del embarazo surgen muchísimas dudas: síntomas, actividad, precauciones, ejercicios, alimentación, etc.

Por supuesto debemos acudir al médico cuanto antes y resolver con él todas nuestras dudas, mientras podéis ver este vídeo con el que os sentiréis muy identificados:

¿Cómo os habéis sentido en estas primeras semanas? ¿Cuales han sido esas experiencias tan bonitas que estáis viviendo? Contadnos vuestras experiencias y ayudareis a las familias que están en vuestra situación.

EMBARAZO