Buenos hábitos para después del verano

Septiembre es el mes de las segundas oportunidades y aún estamos a tiempo de conseguir tanto los propósitos que nos fijamos a principios de año como de recuperarnos de los excesos del verano: terrazas, chiringuitos, vacaciones…

Seguramente nuestro cuerpo ya nos pedía volver a las rutinas saludables y dejar atrás los excesos.

Estas son nuestras propuestas para que lo consigas:

  1. Vuelve a las 5 comidas al día: en vacaciones solemos pasar muchas horas fuera de casa y nos saltamos los tentempiés, recuperalos y llegarás con menos hambre a las comidas principales.
  2. Come más sano incorporando más fruta, verduras y hortalizas. Controla los hidratos de carbono.
  3. Reduce al máximo la grasa en tu dieta: atrás quedaron fritos, empanados, salsas, helados cremosos, etc. Solo el 30% de nuestra dieta pueden ser grasas.
  4. Que no falte la fibra en tu dieta, en verano se nos suele quedar olvidada. Vuelve a los alimentos integrales.
  5. Reduce los caprichos: no se trata de que los quites todos, pero al ve reduciéndolos, incluso así los disfrutarás más.
  6. Bebe más agua: recuerda el objetivo de 2 l. al día.
  7. Mantén una buena higiene del sueño: dormir 7 u 8 horas es fundamental para rendir en el trabajo, en los estudios y en la vida ordinaria, incluso mejorará tu estado de animo al encontrarte menos con menos cansancio.
  8. Repara los excesos de sol en la piel y el cabello: los extras de hidratación son fundamentales en esta época.
  9. Incorpórate progresivamente al ejercicio diario. No pretendas empezar con el mismo nivel ni exigencia que cuando lo dejaste antes de las vacaciones, aunque el cuerpo sano se recupera rápidamente debes incorporarte a la rutina poco a poco.
  10. Hazte de un buen planificador, tu eliges en papel u online, pero anota tus tareas, programa la semana y luego disfruta marcando todo lo que has conseguido. Te servirá tanto para que no se quede nada en el tintero como para subirte la moral.
  11. Sé consciente de tu disponibilidad y fíjate objetivos alcanzables, si no te gusta el gimnasio o no hay ningún deporte que te entusiasme puedes andar todos los días una hora, bájate una parada antes del autobús, sube y baja por las escaleras… son muchas las opciones pero haz al menos una de ellas al día.
  12. Fijar tus objetivos con familia y amigos te puede ayudar a hacerlo mas divertido y alcanzable, os apoyareis los unos a los otros.

Recuerda fijarte un plazo para cada objetivo y haz el seguimiento de como lo consigues ¡te sentirás fenomenal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *