Beneficios de dormir bien

Siempre que hablamos de llevar una vida saludable pensamos en la alimentación y hacer ejercicios, pero nos olvidamos del sueño.  Dormir mal nos provoca desajustes en el organismos que pueden provocar enfermedades cardiovaculares, reduce la esperanza de vida y obesidad entre otras.

Consecuencias de dormir mal:

  • Disminuye la concentración y la atención, aumentando la torpeza mental por lo que cometemos más errores.
  • Perjudica el estado de animo pudiendo desencadenar ansiedad y despresión
  • Disminuye el rendimiento escolar, laboral y social
  • Nos hace ganar peso, pudiendo llegar a la obesidad
  • Aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares e infarto cerebral, así como hipertensión.
  • Baja las defensas, por lo que somos más propensos a coger algún virus o bacteria ya que nuestro sistema inmunológico esta debilitado.
  • En la etapa de crecimiento las necesidades de sueño son mayores y si no se duerme lo suficiente el crecimiento se ve frenado, ya que durante las horas de sueño es cuando se segregan las hormonas del crecimiento.

“La siesta no puede sustituir a las horas de sueño continuo, ya que una mala higiene del sueño nos hace acumular un cansancio que no se compensa durmiendo a deshoras.”

Estas son las horas que según nuestra edad necesitamos dormir:

Bebés 12 – 14 horas
Menores de tres años 12 – 10 horas
Adultos 8 – 7 horas
Ancianos 5 horas

Consejos para tener una buena higiene del sueño

  • La cama está para dormir evita leer o ver la televisión
  • El alcohol, bebidas energéticas o con cafeína, el te y el café nos hacen dormir mal.
  • Procura una rutina para ir a dormir y acuéstate siempre a la misma hora, más o menos…
  • No hagas ejercicio antes de ir a dormir ya que la temperatura corporal se incremente y nos dificultará coger el sueño. Además después de hacer deporte solemos estar más activos lo cual nos perjudica para dormir.
  • Levántate también a la misma hora
  • Evita las siestas después de las 15:00 horas
  • Haz ejercicio con regularidad, pero siempre termina, como mínimo, tres horas antes de acostarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *