Astenia primaveral: que no te pille por sorpresa

Ya llego marzo y con el nuevo mes la primavera y con estos cambios la tan conocida astenia primaveral. La comunidad médica no considera que sea una enfermedad en si y que por ende necesite tratamiento. Pero la cuestión es que son muchas las personas que llegados este momento del año sufren malestar y molestias causadas por alteraciones en los ritmos biológicos.

Sea como sea, este año nos vamos a adelantar para que no nos pille por sorpresa y así intentar reducir sus efectos.

primavera

¿Cuando se produce?

Como sabemos, todas las personas no sufren la astenia primaveral, pero quienes si la sufren comienzan a sentir estas molestias cuando los días comienzan a ser más largos y el número de horas de luz es mayor.

¿Cuales son los síntomas?

Los principales síntomas de esta situación son:

  • Cansancio generalizado.
  • Falta de energía para realizar las tareas cotidianas.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Somnolencia diurna.
  • Irritabilidad y nerviosismo.
  • Disminución del apetito.
  • Bajada del deseo sexual.
  • Problemas de concentración.
  • Malestar general.

Aunque desde luego, no tienen por qué manifestarse todos ellos.

¿Cómo la prevenimos?

Para evitar estas desagradables sensaciones estos los hábitos que nos aconsejan los expertos:

  1. Horarios fijos., tanto en las rutinas diarias como en el descanso.
  2. Alimentación: como siempre es recomendable realizar cinco comidas al día. Y en esta época nos recomiendan alimentos ricos en Omega3 y vitaminas y también alimentos que nos aporten energía como los frutos secos o los plátanos, que además son ricos en triptófano (aminoácido precursor de la serotonina, un neurotransmisor que potencia la felicidad).
  3. Hidratación.  Recordemos que hay que beber 2 litros de agua al día, la falta de hidratación nos puede provocar incluso cefaleas.
  4. Descansar adecuadamente. Hay que intentar dormir 8 horas y cenar tres horas antes de acostarnos, no ver la tele en la cama, intentar mantener los horarios de sueño fijos y la habitación en torno a los 18ºC
  5. Ejercicio. Practicar ejercicio físico moderado con regularidad (caminar, nadar, montar en bicicleta…) estimula la producción de endorfinas y aumenta el tono vital.
  6. Haz aquello que te gusta. Uno de los síntomas de la astenia primaveral es la falta de interés, la tristeza y apatía, por eso hacer aquellas cosas que nos gustan nos ayudaran a tener el animo más alto.
  7. No automedicarse. Cuidado con la hipervitaminosis, consulta siempre al especialista antes de automedicarte. Las vitaminas no son la solución a todo.
  8. Observar si hay otros síntomas. Si además de estos leves síntomas, se sufren otros, o estos mismos pero de forma aguda o prolongada en el tiempo, consulte a su médico ya que pueden ser síntomas de otras patologías más graves.
  9. Se positivo. Si eres positivo generarás más positividad, lo que puede ayudar a sufrir menos por los síntomas de la astenia asociados al bienestar emocional. No dramatices…
  10. Vigila a tus hijos, los niños también pueden padecerla. Hay que tener en cuenta que tal vez presenten más rabietas y lloros durante unos días, pero que cesarán enseguida.

En cualquier caso, estos síntomas deben ser pasajeros y no durar más de dos semanas, por lo que si tienes cualquier duda en cuanto a como te sientes tu y los tuyos no dejes de consultar con tu médico, el es quien mejor te puede aconsejar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.