Alergia veraniega | El Boticario en casa

Alergias veraniegas

Generalmente, el verano no es una estación que asociemos con las alergias ya que las relacionamos más con el otoño o la primavera. Sin embargo, hay algunas alergias que en la estación veraniega también se presentan con regularidad, debido a la alimentación, los ácaros de polvo en las viviendas de vacaciones, las actividades al aire libre, que incrementan la exposición al sol y a los insectos…

El polen es uno de los principales causantes de la aparición de alergias en verano, sobretodo en regiones como Aragón, Murcia y Castilla La Mancha. Para evitar la alergia desencadenada por el polen debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Disminuir las actividades al aire libre durante la mañana debido a que hay una mayor presencia en el aire.
  • Mantener las puertas y ventanas cerradas en las horas de máxima polinización.
  • Cerrar las ventanillas del coche durante los desplazamientos.
  • Utilizar equipos de aire acondicionado con filtros para polen.
  • Evitar cortar el césped o acostarse sobre él.
  • No secar la ropa al exterior porque los granos pueden quedar atrapados.
  • Usar gafas de sol para disminuir el impacto de los granos en la conjuntiva.

Te recomendamos que visites nuestra sección de repelentes

Las reacciones en la piel generadas por el sol se producen habitualmente cuando no se usa proteccion solar, o por la exposición entre las 11 y las 16. Así, aparecen:

  • Cuadros de urticaria por vasodilatación y eccemas que suelen empeorar si hay exceso de transpiración.
  • Hay alergias que son producidas por algunas sustancias contenidas en las cremas solares.
  • Lo mismo ocurre con algunos antibióticos y hasta con plantas como las higueras o los cítricos.

En verano comemos más fuera de casa y es frecuente que se incluyan nuevos alimentos en nuestra dieta.

  • En ese sentido es importante mirar y hasta preguntar cuáles son los ingredientes con los que se preparan lo que se va a comer, especialmente si eres alérgico a distintos alimentos.
  • Hay que tener en cuenta que hay postres o helados que contienen frutos secos y trozos de frutas.
  • En este sentido no podemos olvidar que hay frutas que pueden generar alergia con sólo tocarlas, como es el caso de las cerezas, el melocotón o la paraguaya.
  • Si no es al tacto, estas frutas al ser ingeridas, pueden causar desde picor en la boca, como puede suceder con la sandía o el melón, hasta provocar un shock anafiláctico.
  • También hay que prestar atención a la presencia de mariscos o pescados en pastas o ensaladas

Otro grupo a tener en cuenta a la hora de aparición de alergias son los insectos.

Entre ellos, los responsables de producir reacciones alérgicas más severas por picaduras son las abejas, avispas que además, son más comunes en esta estación. En ciertas ocasiones pueden generar también una reacción alérgica generalizada, severa y potencialmente fatal conocida como anafilaxia. Si eso ocurre se involucran distintos órganos, aparecen ronchas en todo el cuerpo, se hincha la cara, se presenta el edema de glotis y hay nauseas, vómitos, convulsiones, falta de aire, e inclusive shock con presión arterial baja y pérdida de conciencia. Estos cuadros, por supuesto, representan una emergencia médica
Consejos para evitar la picadura de insectos:

  • Permanecer alejado del hábitat de los insectos incluyendo panales y hormigueros.
  • Evitar las vestimentas con colores vivos y los perfumes intensos porque esto atrae a los insectos al confundirse con flores.
  • Mantener los alimentos cubiertos hasta consumirlos ya que el olor de la comida atrae a los insectos. Se recomienda tener precaución al consumir refrescos y otras bebidas edulcoradas al aire libre, ya que atraen insectos causantes de picaduras y alergias.
  • Moverse despacio el estar cerca de insectos voladores.
  • No intentar espantarlo.
  • No caminar con pies descalzos ni apoyar el torso desnudo sobre la yerba.
  • Utilizar repelente.

Es habitual pasar las vacaciones en una residencia alquilada. En ese caso, hay que limpiarla y desinfectarla para evitar la presencia de los ácaros, pequeños responsables de la alergia al polvo doméstico y quienes están más presentes en zonas costeras.

El agua de las piscinas puede empeorar algunas dermatitis atópicas por el cloro; mientras que el agua salada las mejora, sobre todo en los más pequeños. Además, este producto químico usado en el mantenimiento de las piscinas causa asma en ciertas personas.

Los tatuajes de henna se ponen muy de moda por estas fechas, pero hay que tener en cuenta que hay pieles que reaccionan mal a la parafenilendiamina, sustancia que incluye la tinta y con la que se fija mejor a nuestro cuerpo. Antes de idear el diseño que quieres llevar, asegúrate de que no eres alérgico a esta sustancia.

También es frecuente en esta estación el que participemos en barbacoas y hogueras, y debemos saber que el humo puede causar un ataque de asma. Las personas sensibles deben colocarse en contra del viento.

A los cambios de tiempo. Sobre todo cuando se producen cambios en la dirección en que sopla el viento, que hace circular abundante polen y moho que desencadena reacciones alérgicas.

Además, si se es alérgico la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica nos alerta sobre las reglas que nunca se deben olvidar:

  1. Procura siempre saber si existe un tratamiento preventivo que puedas tomar antes de comenzar tus vacaciones.
  2. Lleva siempre contigo tus medicamentos. Los expertos no recomiendan llevar vacunas antialérgicas ya que hay que cuidarlas para que viajen a la temperatura adecuada y eso las hace poco prácticas.
  3. Porta siempre contigo un informe de tu especialista con los detalles de tu alergia, no importa si el viaje es nacional o internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.