Ácido hialurónico: tu gran aliado antiedad

El ácido hialurónico es un componente que se encuentra de forma natural en nuestro organismo, es responsable en gran medida de mantener un aspecto joven de la piel. Sin embargo con el paso del tiempo se va destruyendo.

Un dato, a partir de los 50 años sólo nos queda un 50% de ácido hialuronico en nuestro organismo.

Por eso se hace necesario hacer un aporte del mismo para mantener la piel más elástica y con un aspecto joven.

Tiene numerosos usos en cosmética:

  1. Como ingrediente en cosmética facial
  2. En cremas para el contorno de los ojos
  3. Productos labiales
  4. Maquillaje
  5. Formulaciones adelgazantes y anticelulíticas
  6. Para el tratamiento de granos e imperfecciones cutáneas
  7. Inyecciones, entre otros

Como indicamos en un post anterior (Beneficios del ácido hialurónico), son numerosas las ventajas que nos aporta, entre ellas:

1. Hidrata la piel: el ácido hialurónico asegura la hidratación permanente de la piel ya que, al tener propiedades hidratantes, facilita la atracción y retención de agua en las dos capas de la piel: la epidermis y la dermis.

2. Reafirma la piel: el ácido hialurónico ayuda a la restauración y mantenimiento de la firmeza cutánea que se ha perdido por el paso de los años ya que estimula la producción de colágeno, una proteína que contiene propiedades para regenerar tejidos.

3. Rellena las arrugas: este activo disminuye las arrugas y surcos de expresión al generar una estructura de malla subcutánea, que ejerce un efecto tensor en las capas profundas de la piel, actuando como relleno.

4. Deja la piel más suave: al tener propiedades hidratantes en la piel, el ácido hialurónico deja la piel completamente humectada y reafirmada; por lo tanto, con un aspecto más liso y un tacto muy suave.

5. Complementa tratamientos estéticos: en caso de someterse a tratamientos estéticos faciales, el ácido hialurónico en uso tópico (en sérum o en crema) es ideal para mantener los niveles de firmeza, volumen, suavidad e hidratación cutánea.

6. Es un gran aliado del colágeno y nos aporta elementos esenciales nutritivos para regenerar tendones, articulaciones y cartílagos, por tanto se recomienda en pacientes con artrosis

7. Además es un poderoso cicatrizante.

8. Ayuda a proteger, cicatrizar y reparar el tejido gingival dañado.

9. Ayuda a mejorar el estado de las articulaciones

En el Boticario en casa queremos poner estos tratamientos de última generación al alcance de todos ofreciendo un precio muy competitivo. Descubre nuestro amplio catálogo que actualizamos continuamente:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *