20 consejos bajo el sol

Todos los años cuando llegan estas fechas y nos apetece tumbarnos al sol o practicar actividades al aire libre debemos recordar que la protección solar es más que necesaria para evitar serios problemas de salud.

Creemos que sabemos lo que hay que hacer, y es probable que así sea pero nunca está demás recordar cuales son esas mediadas de protección que nos ayudarán a proteger nuestra salud a la vez que disfrutamos de la playa, la montaña, el chiringuito, las barbacoas, las terrazas y todas esas divertidas y agradables opciones que el verano nos ofrece.

Por eso en El Boticario en casa te recordamos estos 20 consejos para tomar el sol:

  1. Nunca exponerse al sol sin aplicarse previamente un protector solar, aunque lo haga fuera de las horas pico.
  2. No exponerse al sol entre las 11 y las 15 horas
  3. Aplicar el fotoprotector en casa, unos 30 minutos antes de exponerse al sol,  y renovar en la playa o en la piscina
  4. Hacerlo sobre la piel bien seca.
  5. Usar protector resistente al agua. De no ser así, repetir las aplicaciones cada dos horas y después de cada inmersión, así como después de realizar actividades físicas.
  6. Se puede tomar un poco de sol sin protector en horas tempranas de la mañana o al atardecer. En forma gradual entre 15 y 40 min según el tipo de la piel.
  7. Quitar las impurezas de la piel para recibir los rayos del sol. Lo ideal es exfoliar el cuerpo y la cara con productos específicos y después usar una crema nutritiva. Esto debe hacerse cada 15 días, después de ducharse.
  8. Beber agua en abundancia antes, durante y después del sol. Debemos estar bien hidratados.
  9. Usar sombreros o gorros para caminar por la playa o por zonas muy soleadas.
  10. Aplicar protector solar también en días nublados, ya que las nubes no filtran los rayos. Hasta el 40 por ciento de la radiación ultravioleta llega a la tierra en un día completamente nublado. Esta percepción errónea conduce a menudo a quemaduras graves porque la gente pasa todo el día al aire libre sin ninguna protección contra el sol.
  11. Los desodorantes y perfumes pueden causar reacciones alérgicas y manchas. Se deben evitar si se va a estar un tiempo considerable al sol.
  12. Consumir alimentos con betacarotenos, con vitamina E y vitamina C. Estas sustancias son antioxidantes y aunque no son protectores solares, mejoran la respuesta inmunológica de la piel.
  13. Las superficies que reflejan la luz (arena, nieve, cemento, agua) pueden potenciar la luz del sol y hacer que ésta sea más intensa.
  14. Si se está tomando alguna medicación, preguntar al médico sobre la posibilidad de que ésta sea fotosensibilizante, es decir, de que pueda desarrollar una reacción tóxica ante el contacto con el sol.
  15. Proteger especialemente a los niños. Todas estas recomendaciones también son para ellos, con el agravante de que en la infancia la piel es mucho más sensible. La piel tiene memoria y acumula los daños infringidos desde la niñez.
  16. Evitar las pulverizaciones de agua durante las exposiciones.
  17. Elegir el fotoprotector más indicado atendiendo al fototipo.
  18. Protegerse la cabeza con un sombrero o gorra con visera; los ojos con gafas adecuadas, y los labios con protector labial.
  19. Estar en movimiento. No es nada aconsejable tumbarse al sol y mantenerse inmóvil durante horas.
  20. Después del sol, colocar sobre las zonas expuestas una loción post solar o una crema hidratante con vitaminas A y E, hialuronico y colageno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *